nación

Antanas Mockus explica por qué apoya a Petro y no a Rodolfo Hernández para la segunda vuelta

Mediante una carta abierta publicada en sus redes sociales, Mockus reseñó sus razones para respaldar a Gustavo Petro y Francia Márquez.


Faltan pocas horas para que los colombianos regresen a las mesas de votación y participen en los comicios definitivos de 2022, eligiendo entre Gustavo Petro y Rodolfo Hernández a quien será el próximo presidente de la República.

A través de una carta abierta publicada en su perfil de Twitter, Antanas Mockus compartió un mensaje dirigido a todos los colombianos. En la misiva, además, el candidato presidencial en las elecciones de 2010 detalló las razones por las que extendió hace un par de semanas su apoyo a Gustavo Petro, tal y como lo hizo en 2018.

“En esta campaña presidencial he decidido tomar la palabra: la situación es suficientemente grave para el futuro de Colombia. Mi carrera está tras de mí, no tengo nada que demostrarle a nadie, y como no espero nada, soy totalmente libre en mi palabra y en mi decisión. Me dirijo a ustedes desde el corazón”, manifiesta Mockus en la introducción de su carta.

El exalcalde de Bogotá también asegura que nunca fue lo que se llama un hombre de izquierda ni un hombre de derecha. En ese sentido, dijo valorar a las personas “a partir de su consistencia y honestidad, y no por su posición en un juego de polarización”.

Para Mockus, la pregunta más importante que se deben hacer los colombianos antes de las elecciones es a dónde podría llevar el país la persona que pretender poner fin a 20 años del uribismo. “Cuál es su proyecto real y si es deseable para la mayoría de los habitantes del país y no la minoría que ha tomado la costumbre de creer que el país les pertenece”, anota.

En esa línea, indica que “todos los candidatos a elecciones se declaran por definición en contra de la corrupción”. No obstante, destaca que esos mismos candidatos se dividen en dos categorías: por un lado, los que nunca tuvieron que responder por acusaciones de corrupción, y, por el otro, los que están imputados por corrupción, activa o pasiva, y que son el objeto de investigación en este tema. “El candidato Hernández hace parte de la segunda categoría”, precisa Antanas Mockus.

En consecuencia, Mockus califica como proyecto real de Rodolfo Hernández el que se mantengan en el poder las mismas élites que gobiernan el país desde hace décadas. “Todos los apoyos que ha recibido, a pesar de sus declaraciones abyectas sobre Hitler, de su ausencia total de decencia en relación a temas que merecen respeto, a pesar de su postura supuestamente antisistema, pruebas que, en este momento, es un representante del mismo sistema que nos ha gobernado”, menciona el exalcalde de Bogotá.

Un hombre que se jacta públicamente de haber explotado toda su vida la debilidad económica de las clases populares, ¿es creíble para luchar contra la pobreza? Lejos de ir a significar el final de la corrupción y la pobreza, su elección sería el triunfo de estas mismas élites, responsables de la violencia y desigualdad en la que hoy vivimos”, agrega.

Si bien dice en su misiva que el candidato perfecto no existe, sostiene que “el objetivo es elegir a aquel que trabaje más por el bien común de los habitantes del país”. A partir de dicho argumento, reseñó algunos de los desafíos que –a su juicio– sí son comprendidos por Gustavo Petro y su fórmula vicepresidencial, Francia Márquez, siendo estos una de las razones por las que los apoya:

  • Calentamiento global.
  • Escasez de recursos naturales.
  • Agotamiento del agua.
  • Desigualdad.
  • Discriminaciones.
  • Violencia.

¿Qué dijo Mockus sobre el pasado guerrillero de Gustavo Petro?

Antanas Mockus también indica que los colombianos han visto a Gustavo Petro luchando contra la corrupción, y no “repitiendo eslogans que se olvidan una vez pasan las elecciones”

Además, respecto al pasado guerrillero del candidato del Pacto Histórico, opina: “La ausencia de memoria es una de las principales taras de nuestro país. Tener una memoria rigurosa de la historia es saber que Gustavo Petro lideró el proceso de paz del M-19, ayudó a la redacción de la Constitución de 1991, la cual volvió a Colombia un Estado Social de Derecho, y que, en vez de huir de la vida pública, ha invertido tres décadas en participar en la vida social, política y legal del país. Ha puesto en riesgo su vida con sus investigaciones, entregando más de 30 años de trabajo para que Colombia sea menos violenta y más equitativa”.

“Es vital para el futuro de nuestros hijos imaginar una sociedad donde la ayuda mutua prime sobre el individualismo, la confianza la gane al cinismo, en donde la cooperación y la inteligencia de nuestro país pueda apoderarse con entusiasmo”, concluye Mockus en su carta.