nación

Así era el joven indígena ambientalista asesinado en Cauca

Breiner David Cucumañe López, de 14 años, recibió varios disparos por miembros de las disidencias de las Farc, el pasado 14 de enero.


Con una madurez precoz, el adolescente Breiner David Cucumañe López, de 14 años, asumió las mismas responsabilidades que tenían los adultos en su comunidad indígena de Cauca. Pero sus sueños fueron truncados cuando recibió varios disparos en un ataque perpetrado por miembros de las Farc, el pasado 14 de enero y que se dio a conocer el fin de semana.

Su cuerpo quedó tendido en el piso de la tierra que prometió cuidar como el guardián que era. Cucumañe se desempeñaba como miembro de la guardia indígena estudiantil. Los allegados de su comunidad lo definían como cuidador de la madre Tierra, guardián del territorio Kiwe Thegna del resguardo indígena Las Delicias, en el municipio Buenos Aires (Cauca).

Lo consideraban “un niño protector de la vida Nasa de acciones colectivas y sueños grandes”. La labor que desempeñaba era admirada por los demás jóvenes de su zona y también por la organización Parques Nacionales de Colombia, que lamentó desde sus redes sociales este suceso. “Condenamos y rechazamos este asesinato por parte de grupos al margen de la ley. Acompañamos a su familia y allegados en tan duros momentos”, escribieron desde esta entidad. El funeral de Breiner David Cucuñame se realizó este lunes 17 de enero en el resguardo Las Delicias.

Con Breiner David serían dos los líderes y defensores de derechos humanos asesinados en lo que va de 2022 y 1.288 desde la firma del acuerdo de paz, en el año 2016, según cifras del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

El día del ataque, este menor se encontraba atento a sus funciones, y disciplinado, como lo recuerdan sus familiares. Realizaba labores de control territorial, junto con otros miembros adultos de la Guardia Indígena, cuando inesperadamente fueron atacados por hombres armados de la columna móvil Jaime Martínez, un grupo disidente de las Farc.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Colombia, condenó este ataque armado en Cauca, en el que fallecieron dos personas, incluido un niño de 14 años, y donde resultó herido el líder Luis Fabián Camayo Guetio.

La ONU reiteró el llamado al respeto a la vida de todas las personas y a garantizar la seguridad de las autoridades indígenas y de sus comunidades en las diferentes regiones de Colombia.

“Llamamos a tomar todas las medidas, para prevenir futuras violaciones de Derechos Humanos en la zona del norte del Cauca, a través del diálogo y la concertación de acciones de protección y prevención”, señaló la organización en su cuenta Twitter.

La Embajada Británica en Colombia también se pronunció sobre la trágica noticia del asesinato del joven ambientalista de 14 años. “Nos llena de tristeza. Él siempre velará por los derechos humanos y la protección de la vida. Hacemos un llamado para que haya una investigación robusta”, exigió esta embajada.

Voceros del Tejido de Defensa y los Derechos Humanos de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin) indicaron que los Kiwe Thegnas fueron atacados en la vereda San Gregorio, luego de que los disidentes hicieran caso omiso a la exigencia de salir de la zona, abriendo fuego contra la comisión de guardias ancestrales.

Carmen Eugenia Jembuel, consejera mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), confirmó a Caracol Radio el ataque y aprovechó el momento para denunciar que la crisis humanitaria en el Cauca sigue siendo crítica, y que el Gobierno nacional no ha emitido ningún pronunciamiento.

Lamentó que este tipo de ataques afecten la armonía de los pueblos indígenas en el territorio. “Les hemos pedido insistentemente a esos grupos armados que no nos metan en una guerra que no es nuestra”, dijo la dirigente indígena que denunció este tipo de ataques. Hizo un llamado a las comunidades locales indígenas a estar alerta.