arauca

Así luce Arauca bajo presencia militar

Luego del sangriento enfrentamiento entre guerrilleros del ELN y disidencias de las Farc, el Ejército patrulla las calles de varios municipios.


En cumplimiento de la orden presidencial y ministerial de fortalecer el pie de fuerza en el departamento de Arauca, luego del cruento enfrentamiento entre disidencias de las Farc y guerrilleros del ELN, la Octava División del Ejército Nacional realizó el movimiento de dos batallones en los centros poblados de Puerto Nariño, La Esmeralda, Aguachica, La Paz y El Botalón, ubicados en los municipios de Saravena, Arauquita y Tame, en el denominado Piedemonte Araucano.

Los dos batallones llegaron en menos de 72 horas, de acuerdo a la orden que se generó después del consejo de seguridad realizado el lunes 3 de enero de 2022 en el municipio de Arauca, donde el Ejército realizó los movimientos pertinentes a las zonas con afectación del orden público.

Al momento, más de 600 soldados equipados llegaron por aire y por tierra con vehículos blindados, para hacer presencia en los centros poblados ya mencionados. Los uniformados desplegados, según se informó, cuentan con entrenamiento diferencial en combate rural y urbano, operaciones antisecuestro y antiextorsión, primeros auxilios, Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, resolución de conflictos, entre otros; así mismo, entre los militares hay expertos en explosivos, técnicos, caninos antiexplosivos y expertos en operaciones de asalto aéreo nocturnas.

Cabe resaltar que las fuerzas militares y la Policía mantienen el desarrollo de las operaciones militares y de seguridad asignados en el departamento de Arauca, para esto se cuenta con más de 6.800 soldados del Ejército Nacional en la zona, cubriendo cerca de 450 kilómetros de frontera, garantizando la seguridad en esta zona del país.

Desplazamiento

Aunque Alejandro Navas, gobernador encargado de Arauca, dijo que los enfrentamientos, con 27 personas muertas, no dejaron desplazamientos, la Defensoría del Pueblo lo contradijo.

“Se han generado varios desplazamientos forzados de quienes temen resultar afectados por las acciones de los grupos armados ilegales”, dijo el defensor del pueblo, Carlos Camargo. Las 57 familias fueron desplazadas en Tame, Saravena, Arauquita y Fortul, municipios del departamento de Arauca, donde se vive una cruenta confrontación entre los guerrilleros. Aunque Camargo no especificó la cifra de personas, según la autoridad, en un hogar colombiano hay 3,1 miembros, para un equivalente de 176.

Camargo agregó, citado en un boletín de la Defensoría del Pueblo, que “persiste el riesgo de que este número aumente debido a todos los escenarios de riesgo” humanitario en la zona. La entidad, que vela por los derechos humanos, también advirtió un incremento en las “acciones de violencia en contra la población” y un “alto riesgo de reclutamiento forzado de menores de edad” por parte de ambos grupos guerrilleros.

A través de Twitter, el ministro de Defensa de Venezuela, general Vladimir Padrino, indicó el martes que pobladores de Arauquita “se desplazan hacia territorio venezolano”, sin precisar cifras. Entre los fallecidos, hasta el momento, hay cuatro venezolanos, según el Gobierno colombiano, que acusa al mandatario venezolano Nicolás Maduro de permitir “el asentimiento a grupos armados ilegales” en su territorio, acusaciones que el chavismo niega.

Blanco de constantes ataques contra la fuerza pública que incluyen explosivos y ráfagas de fusil, y ataques “terroristas” contra civiles, la frontera común es un corredor para el narcotráfico. Según investigaciones independientes, la “Segunda Marquetalia”, comandada por el ex número dos de las Farc, Iván Márquez, libra una batalla contra un grupo de sus antiguos compañeros al mando de alias Gentil Duarte y alias Iván Mordisco.

La estructura está conformada por algunos excabecillas de la otrora guerrilla, que no se acogieron al proceso de paz de 2016, y nuevos reclutas que sumarían 5.200 combatientes, según el centro de estudios independiente Indepaz. Por orden del presidente, Iván Duque, la convulsa línea fronteriza se encuentra militarizada. Bogotá y Caracas rompieron relaciones diplomáticas poco después de la llegada del mandatario colombiano al poder, en agosto de 2018.

Con información de agencias y del Ejército colombiano