salud

Asociaciones médicas se alían para fortalecer atención de enfermedades cardiovasculares

Según el Plan Decenal de Salud Pública, el 51,7 % de los decesos en Colombia estuvieron relacionados con enfermedades isquémicas del corazón.


La Sociedad Colombiana de Cardiología, la Asociación Colombiana de Medicina Interna, la Sociedad Colombiana de Endocrinología, con el apoyo de Sanofi y 17 médicos expertos, firmarán la alianza denominada “Hoja de ruta del síndrome coronario agudo”, con la que se busca generar conciencia sobre las brechas en el cuidado y control del colesterol, y la necesidad de aplicar recomendaciones en el manejo del paciente con infarto agudo del miocardio.

Lo anterior a través de actividades como la concientización general sobre la existencia del problema, la educación médica continua y de los pacientes, la generación de guías de manejo y protocolos institucionales, y la medición del impacto de las recomendaciones en términos de morbimortalidad y otros desenlaces.

La unión de estos esfuerzos para la implementación de esta estrategia es importante para Colombia, teniendo en cuenta que una de las principales causas de fallecimiento por enfermedades son las relacionadas con el sistema cardiovascular, como quedó registrado en el Plan Decenal de Salud Pública, que reveló que el 51,7 % de los decesos están relacionados con enfermedades isquémicas del corazón.

Eduardo Arce Parellada, Country Lead de Sanofi para la región Andina, Centroamérica y El Caribe, afirmó que “el trabajo colaborativo entre los diferentes actores de la salud es clave para desarrollar sistemas de salud sostenibles. Esta alianza es un paso más y un compromiso de todos en revertir el curso de las enfermedades crónicas en Colombia”.

Los niveles altos del 'colesterol malo' (LDL) incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes o renales. Foto: Getty Images.
Los niveles altos del 'colesterol malo' (LDL) incrementan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes o renales. Foto: Getty Images. - Foto: Foto Gettyimages

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de defunción en el mundo, y según estimaciones, estas se cobran 17,9 millones de vidas cada año.

Para el caso de Colombia, en 2017 la enfermedad cardiovascular representó el 31 % del total de las muertes, posicionándola como la principal causa de mortalidad entre los colombianos, situación que desde hace varios años ha constatado el Instituto Nacional de Salud (INS).

Brechas en el control del colesterol

A los problemas de salud del sistema cardiovascular, que padecen un número significativo de colombianos, se suman las brechas en el control del colesterol al momento de la atención a pacientes que presentan infartos, así como las han identificado las asociaciones y actores que firman la alianza:

  • Atención de urgencias: se identifica que no siempre existen protocolos para abordar el problema de manera temprana. Adicionalmente, no siempre hay un protocolo para tamizaje y abordaje de poblaciones especiales como el paciente diabético o el paciente con enfermedad renal.
  • Alta hospitalaria: durante el alta hospitalaria no en todos los pacientes se establece una meta clara de colesterol malo a conseguir luego del evento cardiovascular, o no siempre hay programas de educación sobre el manejo y control de la enfermedad, ni un plan de información estandarizado para pacientes y médicos.
  • Durante los primeros seis meses de seguimiento: se ha identificado que con frecuencia se suspenden o reducen las dosis de los fármacos para el control del colesterol, o no todos los pacientes tienen acceso oportuno a las terapias necesarias.
  • Después de los primeros seis meses de seguimiento: se presenta también un alto porcentaje de suspensión o reducción de medicamentos utilizados para el control del colesterol, esto al igual que en la etapa anterior porque en la mayoría de los casos no hay un fácil acceso a los procedimientos o terapias requeridas.