orden público

Autoridades ofrecen recompensa de 100 millones de pesos por información de atentado en Caloto, Cauca

El coronel Gustavo Adolfo Martínez, comandante de la Policía del Cauca, afirmó que el responsable del violento hecho sería el Grupo armado organizado residual Dagoberto Ramos.


Sobre las ocho de la noche en el municipio de Caloto, en Cauca se reportó la explosión de una motobomba que dejó una persona herida y cerca de 40 viviendas afectadas.

Los hechos se presentaron sobre el puente del río Chiquito, que comunica a Caloto con el municipio de Santander de Quilichao donde, afortunadamente, no hubo fallecidos y solo daños materiales, aseguraron las autoridades.

Igualmente, el coronel Gustavo Adolfo Martínez, comandante de la Policía del Cauca, reportó que en un trabajo coordinado con el Ejército se pudo verificar que en el vereda de Guazimo, del departamento, se logró incautar dos vehículos robados que iban a ser adecuados con explosivos para perpetrar otro atentado en la zona.

“Estos atentados corresponderían al Grupo Armado Organizado Residual Dagoberto Ramos, cuyo cabecilla es ‘David Ocholinga’ por quien se ofrece una recompensa de 100 millones de pesos y por alias ‘Darío’, cabecilla de una comisión se ofrecen 50 millones de pesos”, explicó el coronel.

El atentado fue dado a conocer por el alcalde del municipio, Gonzalo Ramírez Velasco, en su cuenta de Twitter.

“Triste por esta situación. Lamentablemente colocaron un artefacto frente al puente. No hay víctimas, pero sí daños materiales. Diría que unas cuarenta o cincuenta casas alrededor”.

Sin embargo, pese a que no hubo heridos de gravedad, una menor de edad resultó afectada por la onda expansiva de la explosión. El alcalde mencionó que recibió atención médica en un centro asistencial, pero fue dada de alta rápidamente. “Ya no está aturdida ni nada”, añadió.

“Fue colocada (la moto bomba) en un sitio en el que no hay nada en específico. Afortunadamente no ocurrió nada lamentable. Los Bomberos hicieron el debido operativo, todo está controlado”, aseguró.

Sobre la difícil situación de orden público en el departamento del Cauca, Ramírez apuntó que “hacemos lo que podemos, pero hay situaciones que se nos salen de las manos”.

El senador Feliciano Valencia rechazó este acto terrorista a través de su cuenta de Twitter: “Actores violentos acaban de activar moto bomba en Caloto, Cauca. Repudio total a este hecho criminal. La violencia no puede ser el destino de los caucanos”.

Por su parte, el candidato presidencial de la coalición Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez, también se pronunció sobre la detonación de la moto bomba en Caloto. “Mi solidaridad con las familias de Caloto. Alla estaré, en la primera semana de gobierno, recuperando la seguridad, liderando una Colombia diferente para la gente. No permitiré que se sientan solos. Llevando orden, pero también más oportunidades”, escribió en sus redes sociales.

En medio de esta escalada de violencia en el departamento del Cauca, un niño de 12 años fue asesinado en el casco urbano de Santander de Quilichao. La alcaldesa de este municipio, Lucy Amparo Guzmán, le contó a SEMANA que el crimen ocurrió en medio de un atentado perpetrado con arma de fuego. En ese mismo hecho resultó herido otro menor de edad.

El lamentable asesinato sucedió el pasado lunes en el barrio Nueva Colonia y podría estar ligado a un desplazamiento masivo de familias en la zona rural en la que vivía el niño, aproximadamente a 40 minutos de Santander de Quilichao, en los límites con el municipio de Buenos Aires.

“El niño estaba acá (en Santander de Quilichao) desde hace varios días. Sin embargo, antier, en el lugar donde vivía el niño, tuvimos un desplazamiento de 108 personas que hoy estamos atendiendo en el casco urbano”, dijo Guzmán.

Según la alcaldesa, el niño asesinado llegó al casco urbano del municipio antes de que ocurriera este desplazamiento. “En esa zona, que limita con Buenos Aires, tenemos problemas de orden público. Hay dos grupos armados ilegales enfrentándose”. Esta guerra por el territorio habría sido el factor determinante del desplazamiento.