ecuador

Avión presidencial de Ecuador fue vendido a la Fuerza Aérea Colombiana

El ministro de Economía y Finanzas de Ecuador aseguró que están a la espera de que se desembolsen los recursos que se irán a las arcas fiscales.


Simón Cueva, ministro de Economía y Finanzas de Ecuador, afirmó en una entrevista para el canal Teleamazonas que la Fuerza Aérea Colombiana compró el avión presidencial del Gobierno ecuatoriano.

De acuerdo con Cueva, las negociaciones vienen realizándose desde marzo y afirmó que están a la espera de que se desembolse el dinero para las “arcas fiscales de Ecuador”.

“Efectivamente, el avión fue comprado por la Fuerza Aérea Colombiana (…) La aeronave será transferida y en los próximos días se espera el desembolso del dinero que irán directamente a las arcas fiscales”, manifestó el ministro durante la entrevista este lunes.

Sin embargo, la información que brindó la Secretaría Técnica de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar) añadió que aún no han confirmado que la venta se haya concretado. “Una vez concluida la venta, se brindarán, con total transparencia, todos los detalles del proceso mediante un pronunciamiento oficial”, dijo la entidad en un comunicado de prensa.

A su vez, aseguraron que, contrario a las declaraciones del ministro, además de la Fuerza Aérea Colombiana hay dos compañías aeronáuticas de Brasil y Estados Unidos que están interesados en la compra del avión.

La aeronave es un Embraer Legacy EMB-135-BJ y cuenta con la capacidad para cuatro pasajeros, un total de tres cabinas, una cocina y una sala de equipaje.

Inicialmente, de acuerdo con el comunicado de Inmobiliar, el avión fue adquirido a Embraer en 2008, pero en septiembre de 2021, Guillermo Lasso aseguró que se iniciaba la venta del avión presidencial para equilibrar el presupuesto nacional.

Por el momento, la Fuerza Aérea Colombiana no ha brindado información sobre el tema.

Estadounidense JetBlue lanzó oferta de adquisición de su rival Spirit Airlines

La compañía aérea estadounidense de bajo coste JetBlue Airlines anunció este lunes una oferta de adquisición sobre su rival Spirit Airlines, que había preferido una fusión con Frontier Airlines.

JetBlue propone una compra en efectivo de las acciones de Spirit a un precio de US$ 30 cada una, que representa una prima del 60 % sobre el valor de la transacción de Frontier, una prima del 77 % sobre el último precio de cierre de Spirit, y una prima del 38 % sobre el precio de las acciones no afectado de Spirit.

JetBlue Airways firmó un pedido con Airbus por 30 aviones A220-300 adicionales. Foto: Airbus
JetBlue Airways firmó un pedido con Airbus por 30 aviones A220-300 adicionales. Foto: Airbus - Foto: Foto: Airbus

Además, la compañía aérea también presentó un documento en el que pide a los accionistas de Spirit que voten “no” a la propuesta de fusión con Frontier, en una reunión especial que tendrá lugar el próximo 10 de junio. Así mismo, califica la oferta como “inferior, de alto riesgo y de bajo valor”.

“JetBlue ofrece más valor con una prima en efectivo, más seguridad y más beneficios para todas las partes interesadas”, escribió el jefe de la compañía, Robin Hayes, en una carta dirigida a los accionistas de Spirit Airlines. “Frontier ofrece menos valor, más riesgo, ningún compromiso sobre cesiones y ninguna indemnidad de ruptura”, añadió.

JetBlue dijo que estaba dispuesto a volver a su oferta inicial, de US$ 33 por acción, si Spirit aceptaba volver a la mesa de negociaciones.

A principios de mes, el consejo de administración de Spirit rechazó una oferta de compra de JetBlue por valor de US$ 3.600 millones, alegando que le preocupaba que la operación fuera bloqueada por las autoridades de la competencia.

Y es que JetBlue tiene una asociación con American Airlines, la Northeast Alliance, que podría ser un obstáculo para que el acuerdo de compra se lleve a cabo.

“La justificación antimonopolio de Spirit es una cortina de humo para distraer la atención del hecho de que su fusión con Frontier enfrenta un riesgo regulatorio similar, pero no ofrece protección a los accionistas”, aseguró la compañía.

Spirit había preferido la propuesta de Frontier de US$ 2.900 millones. La fusión de Spirit con Frontier crearía la quinta compañía aérea del país en términos de asientos ofrecidos, por detrás de American, United, Delta y Southwest.