inseguridad

Bogotá: presunto ladrón muerto en intento de fleteo

El hecho se produjo hacia las 12:45 del de la tarde de este viernes en un concurrido sector de la calle 26 con carrera 68D, en el occidente de Bogotá.


Las autoridades investigan un caso de aparente fleteo en el que uno de los ladrones habría muerto, en un hecho ocurrido en el occidente de Bogotá.

Según las primeras informaciones, el caso se presentó en inmediaciones de las instalaciones de la Cámara de Comercio de la calle 26, cuando un presunto delincuente intentó despojar de sus pertenencias a un ciudadano.

El intento de fleteo se produjo hacia las 12:45 de este viernes en ese concurrido sector de la calle 26 con carrera 68D, cuando un escolta reaccionó a la acción del presunto delincuente, quien intentó robar a una persona que salía de un banco.

Según algunos testigos, el responsable del fallido robo se bajó de una motocicleta, amenazó a la persona con un arma de fuego, pero un escolta reaccionó disparándole, causándole la muerte de manera inmediata.

Las autoridades señalaron que se intenta establecer la identidad del presunto delincuente, que quedó tendido en el lugar de los hechos.

Por redes sociales se conocieron imágenes del momento en que hicieron presencia miembros de la Policía Nacional: “Balacera en la calle 26 con carrera 68, al lado de la Cámara de Comercio de Bogotá. Al parecer se trataría de un intento de fleteo; escolta de quien sería la víctima disparó contra el ladrón, quien falleció en el lugar”, señaló en su cuenta en Twitter la periodista María Fernanda Correa.

Se informó igualmente que dos personas resultaron heridas, entre ellas el ciudadano que iba a ser víctima del delito, que fue trasladado a una clínica cercana, donde recibe atención médica especializada.

“Balacera en inmediaciones de la Cámara de Comercio de Bogotá en la calle 26 con carrera 68D. Reportan las autoridades que se habría presentado un intento de fleteo en contra de un ciudadano que tenía un esquema de protección, el cual reaccionó y abatió al ladrón”, indicó, por su parte, el periodista Leonardo Ballesteros en su cuenta en Twitter.

Crecieron puntos calientes de microtráfico y hurtos en Bogotá

Este hecho se conoce tras revelarse un informe según el cual en los últimos años aumentaron en 153 % los puntos calientes de crimen, delito y microtráfico en la capital del país.

Así lo denunció el concejal del Centro Democrático, Óscar Ramírez Vahos, quien dijo que esto ha contribuido a que el 88 % de los ciudadanos se sienta hoy inseguro en la ciudad y a que el 70 % considere que su barrio se ha convertido en un sitio inseguro para su familia.

Para el corporado, el crimen en Bogotá sigue al alza y la Alcaldía no toma acciones contundentes para evitarlo.

“Día a día los bogotanos han tenido que vivir en carne propia la inseguridad que más que percepción, es una triste realidad. En los últimos años han aumentado en 153 % los puntos calientes en donde se concentra la mayor cantidad de delitos en Bogotá, pasaron de ser 228 en 2019, a ser 578 en 2021, lo que demuestra que el crimen en Bogotá no para de crecer”, indicó el cabildante.

Según el concejal, las calles (22 %) y los puentes peatonales (20 %) son los lugares que mayor sensación de inseguridad generan a la ciudadanía. Así mismo, el delito que más preocupa a las personas en el espacio público es el hurto a personas (38 %).

Demolición casa dedicada a la venta de droga en el centro de Bogotá
Se está evidenciando una mayor preocupación de parte de los bogotanos por delitos asociados al vandalismo (9 %) y la venta de drogas (9 %), según el concejal Óscar Ramírez Vahos - Foto: Demolición casa dedicada a la venta de droga en el centro de Bogotá

Sin embargo, se está evidenciando una mayor preocupación de parte de los bogotanos por delitos asociados al vandalismo (9 %) y la venta de drogas (9 %).

“Entre las razones para explicar este aumento en las cifras de percepción de inseguridad se encuentra un incremento en el número de puntos calientes o del crimen, es decir, aquellos lugares donde se mezcla un alto índice de criminalidad y delincuencia”, aseguró el concejal Ramírez Vahos.

Agregó que “se estima que solo el 2 % de las cuadras de Bogotá concentrarían el total de homicidios y un cuarto de los crímenes registrados. Es decir, que en estos puntos tienen un papel relevante las actividades delictivas asociadas al hurto, el homicidio y el microtráfico”.

Recordó que la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), el Departamento Nacional de Planeación y expertos en materia de seguridad han calculado que el narcotráfico podría representar entre 2 y 3 % del PIB. Por su parte, el narcomenudeo representaría el 0,75 % del PIB.

Eso significa, señala el informe, que la renta de este negocio ilegal puede ascender a 23,5 billones de pesos y 8,8 billones de pesos, respectivamente.

Por ello, el concejal Ramírez Vahos lanza una advertencia: “En Bogotá hay que empezar a asociar los fenómenos del narcotráfico urbano, la venta ilegal de armas, la venta de autopartes, celulares robados y la explotación sexual comercial de menores, como partes indivisibles de una gran economía del crimen. Todas estas actividades forman parte de un entramado ilegal que termina por alimentar las finanzas de las estructuras delincuenciales urbanas, mientras que el crimen sigue reproduciéndose sin control en las calles y barrios de la ciudad”.

El concejal pidió tres intervenciones de las autoridades y la Administración Distrital para reducir la inseguridad en Bogotá:

- Estrategias concentradas en la prevención del crimen que permitan identificar y atender factores de riesgo tales como la falta de oportunidades sociales, económicas e institucionales, así como las problemáticas asociadas a la violencia intrafamiliar.

- Estrategias enfocadas en personas, donde se priorice la atención a la salud mental y la protección de los entornos familiares, con especial énfasis en aquellos espacios.

- Estrategias enfocadas en intervenir lugares específicos, focalizando acciones en materia de seguridad y convivencia sobre aquellos puntos que están concentrando la criminalidad de la ciudad.

“No podemos permitir que problemas de inseguridad como el hurto, el microtráfico y el vandalismo sigan aumentando y terminen por afectar la vida de los ciudadanos en sus barrios, parques y avenidas”, concluyó el concejal Ramírez Vahos.