nación

Bogotá trabaja en prevención del consumo de SPA y no estigmatización de personas que usan drogas

Entre 2020 y lo corrido de 2022, han sido incautados 9.648 kilogramos de sustancias psicoactivas (SPA) en la capital colombiana.


La Secretaría Distrital de Salud de Bogotá informó este viernes que ha venido implementando de manera articulada e integral políticas para la prevención del consumo de sustancias psicoactivas, así como en la reducción del daño y problemas de salud de las personas que consumen drogas o tienen consumo dependiente, las cuales se han fortalecido a través de la oferta de servicios y acciones de las diferentes entidades en Bogotá.

En el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, que se conmemora cada 26 de junio, la institución busca sensibilizar a la ciudadanía sobre la necesidad de no estigmatizar a las personas que consumen este tipo de sustancias, y avanzar en estrategias que permitan garantizar una vida funcional a aquellas personas con un consumo problemático.

Durante el evento de conmemoración de esta lucha, que se llevó a cabo este jueves, organizado por el Consejo Distrital de Estupefacientes y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para la Región Andina y el Cono Sur (Unodc), el secretario Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia, Aníbal Fernández de Soto, afirmó que “uno de los compromisos del Distrito es velar por la protección de niños, niñas y adolescentes y ser contundentes en la lucha contra las estructuras criminales que comercializan con drogas ilícitas”.

Entre 2020 y lo corrido de 2022, han sido incautados 9.648 kilogramos de sustancias psicoactivas en Bogotá, y, solo el año pasado, las autoridades lograron la desarticulación de 48 organizaciones delincuenciales dedicadas al negocio criminal de las drogas ilícitas.

“El llamado es a que la ciudadanía participe en las Redes de Cuidado, en los Frentes de Seguridad y hagan parte de los entornos de confianza que estamos construyendo para nuestras niñas, niños y jóvenes en Bogotá. Además, a través de la denuncia, las autoridades pueden iniciar las labores de investigación criminal que lleven a la desarticulación de bandas delincuenciales”, sostuvo Fernández de Soto.

Por su parte, el secretario Distrital de Salud (e), Julián Orjuela, afirmó que desde la entidad “buscamos abrir el debate y transformar la estigmatización por la participación ciudadana, comprendiendo la realidad del consumo de sustancias psicoactivas. En salud pública es imposible abordar un fenómeno y entenderlo si no es con la ciudadanía”.

También destacó el proceso de participación que se ha realizado con las personas que consumen cannabis en Bogotá: “Hemos avanzado con los consumidores de cannabis construyendo una encuesta con la ciudadanía para caracterizar a esta población e identificar sus necesidades, así como escenarios de co-creación con la Mesa Distrital Cannábica”.

Precisamente, el Sector Salud del Distrito busca generar una atención integral a la población con consumo problemático, disminuyendo las barreras en el acceso a servicios y diseñando herramientas para la reducción del daño, para lo cual, desde el modelo territorial “Salud a mi barrio”, se han fortalecido las acciones de los entornos cuidadores de la ciudad.

El representante regional adjunto de la Unodc, Olivier Inizan, explicó que desde su institución han venido trabajando en “promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y niñas a través de acciones que apoyen la formulación de estrategias en materia de reducción del consumo”.

“Nuestra meta es lograr que estas respuestas sean eficaces y responsables, satisfaciendo las necesidades de todos los miembros de la sociedad, sin dejar a nadie atrás desde un enfoque diferencial e interseccional”, agregó.

Desde el Distrito se ha venido organizando una estrategia de prevención del estigma y descriminalización de las personas que usan drogas, que además permita generar una atención diferencial de estas personas, identificando acciones específicas para grupos como población en condición de calle, jóvenes, adolescentes, mujeres y la comunidad LGBTIQ+.

Según el más reciente Estudio de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Bogotá, realizado por la Secretaría de Salud y Unodc, el 16 % de las personas encuestadas refirieron haber usado alguna droga ilícita al menos una vez en su vida (incluyendo marihuana, cocaína, bazuco, éxtasis, inhalables, Dick, heroína), con 22,9 % en el caso de los hombres y 10,8 % entre las mujeres.

El 4,6 % de los encuestados respondieron haber consumido alguna droga ilícita, lo que equivale a unas 268.000 personas. El grupo de edad con mayor prevalencia de uso de sustancias ilícitas fue de 18 a 24 años, con el 9 %, seguido por el grupo de 12 a 17 años, con el 7,4 %, y el de 25 a 34 años, con el 5,5 %.

De acuerdo con el Informe Mundial sobre las Drogas, presentado en junio de 2021 por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, cerca de 275 millones de personas alrededor del mundo usaron el último año cualquier tipo de sustancia psicoactiva, mientras que 36 millones presentaron trastornos asociados al consumo de estas (13 % del total que usan drogas).