nación

Camuflan en pasabocas marihuana que iba a ser distribuida entre detenidos en estación de Policía en Floridablanca

Los uniformados ahora tratan de establecer para cuál de los detenidos iba dirigido el estupefaciente.


Cada vez los delincuentes se inventan más técnicas para tratar de ingresar alucinógenos a las cárceles del país. Recientemente, las autoridades hallaron 120 dosis de marihuana, perico y pastillas sintéticas, que habían sido camufladas en pasabocas con sabor a queso e iban ser ingresados a la estación de Policía de la Cumbre en Floridablanca, Santander.

Los pasabocas fueron detectados por los Policías, en momentos en que revisaban los alimentos que son llevados a las personas que se encuentran detenidas en ese lugar.

“Al revisarlo descubrieron los alucinógenos camuflados como pasabocas. Frente a estos casos operativos se observa que los delincuentes buscan emplear diferentes modalidades de ocultamiento y camuflaje de alucinógenos en pequeñas cantidades; sin embargo, la pericia y experiencia de los policías no dan tregua a la delincuencia”, informó la Policía Metropolitana de Bucaramanga, según Blu Radio.

Ahora las autoridades trabajan para establecer a quién pertenece la droga y para cuál de los detenidos iba dirigido el estupefaciente incautado.

A propósito de estupefacientes, el pasado fin de semana las autoridades hallaron en Soacha una tractomula cargada con más de una tonelada de marihuana, la cual estaba camuflada en bultos de abono para agricultura.

“Más de una tonelada de marihuana fue incautada en Soacha, el trabajo de Inteligencia e Investigación de @PoliciaBogota fue clave para lograr incautar este cargamento que venía camuflado en abono para evadir las pesquisas de los policías. #Plan100ContraElMicrotráfico”, informó a través de Twitter el general Óscar Antonio Gómez Heredia, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

En el operativo, llevado a cabo en un parqueadero de Soacha, las autoridades también capturaron a dos hombres, quienes deberán responder ante la justicia por transportar el estupefaciente.

Todo parece indicar que inteligencia de la Policía Nacional llevaba días haciéndole seguimiento a este gigantesco cargamento de marihuana. Al parecer, iba a ser distribuida en diferentes expendidos de Soacha y Bogotá.

Los dos capturados fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, mientras que la tractomula fue inmovilizada.

El pasado 22 de enero, la Policía Metropolitana de Bogotá también halló en la localidad de Suba, Bogotá, un tractocamión cargado con más de una tonelada de marihuana, que estaba camuflada en medio de un cargamento de maíz.

“Gracias a las labores de control de nuestros cuadrantes en la localidad de Suba, ubican un tractocamión cargado de marihuana”, informó en ese momento la Policía Metropolitana a través de su cuenta en Twitter.

Al ser revisado en su interior, los uniformados hallaron varios bloques cubiertos con plástico negro, que resultó ser marihuana. Inmediatamente el tractocamión fue inmovilizado y la persona que lo conducía fue detenida y puesta a disposición de la justicia para que responda por este hecho.

“Este vehículo pretendía ingresar a un parqueadero y a nuestros hombres que están constantemente monitoreando las cámaras de seguridad, se les genera una sospecha porque el vehículo no pudo ingresar al parqueadero por su tamaño. Había movimiento de personas en el sector, por eso se envía a los policías del cuadrante, lo que nos permite hallar en esta tractomula, al hacer la inspección preliminarmente, -hasta tanto no se descargue el maíz que transporta este tractocamión-, un poco más de una tonelada de marihuana”, dijo al respecto el mayor general, Óscar Gómez Heredia, comandante de la Policía de Bogotá.

Además, el oficial indicó que las autoridades individualizaron a otras personas que se encontraban en el lugar de los hechos. Lo que la Policía puedo establecer en ese momento es que el automotor había salido desde el departamento del Valle del Cauca y que la marihuana provendría del Cauca.

“Este estupefaciente sale del departamento del Cauca y tienen una especie de acopio en el Valle, específicamente llegó al municipio de Guacarí y de allí se traslada a Bogotá. Este estupefaciente son aproximadamente unas doscientas mil dosis”, agregó en aquella ocasión Gómez Heredia.

Sobre el valor monetario de la marihuana, el comandante de la Policía de Bogotá dijo que estaba avaluada en al menos 1. 400 millones de pesos. Al parecer, la carga incautada iba a ser distribuida entre bandas delincuenciales dedicadas a la comercialización de estupefacientes en Suba.