neiva

Capturan a hombre con VIH que violó a una joven en Neiva

El hombre fue capturado en flagrancia gracias a la oportuna reacción de los testigos del crimen.


Haiver Hernández Romero, de 30 años, fue capturado por las autoridades de Neiva en el momento en el que abusaba sexualmente de una joven de 18 años en la capital huilense.

El hombre se hizo pasar por un mototaxista y transportó a la joven a una zona boscosa para luego amenazarla con un arma cortopunzante y así abusar sexualmente de ella, según informó Blu Radio.

De acuerdo con información de las autoridades, la joven pedía auxilio y fue escuchada por los habitantes de la zona quienes, inmediatamente, llamaron a las autoridades para lograr la captura en flagrancia del abusador.

Tras su detención, las autoridades pudieron determinar que el hombre es diagnosticado con VIH positivo.

“Se logran la captura de Haiver Hernández Romero, en zona boscosa de la vereda El Venado, este hombre fue sorprendido en el momento en que abusaba sexualmente de una joven de 18 años, situación que genera una gran alerta, toda vez de que de acuerdo a la condición médica es diagnosticado con VIH positivo”, señaló el coronel Diego Fernando Vásquez Argüello, comandante de la Policía Metropolitana de Neiva, citado por esa emisora.

El capturado, además, está condenado por el delito de hurto calificado y agravado y posee seis anotaciones judiciales por los delitos de acceso carnal violento, hurto calificado y agravado y fuga de preso, según informaron las autoridades.

“Actualmente, en coordinación con la Fiscalía se adelantan diferentes actividades de investigación con el propósito de determinar si este individuo estaría presuntamente relacionado en casos o circunstancias similares en la ciudad de Neiva”, confirmó el coronel.

A la cárcel sacerdote investigado por abuso sexual en Córdoba

El sacerdote Carlos José Carvajal fue capturado en un operativo de la Fiscalía y en el marco de una investigación que dejó como víctima a una menor de edad. La familia de la niña denunció y los investigadores recuperaron el material probatorio para presentarlo ante un juez de control de garantías por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años. El sacerdote no aceptó cargos y un juez lo envió a la cárcel.

En las audiencias preliminares, los investigadores entregaron el material probatorio para demostrar la responsabilidad que tendría el sacerdote en el abuso de una menor que estuvo en la casa cural. La declaración de la víctima fue fundamental a la hora de determinar la responsabilidad de este hombre en el abuso.

“Tras el material probatorio presentado por un fiscal seccional de Córdoba, un juez con funciones de control de garantías decidió cobijar con medida de aseguramiento en centro carcelario al sacerdote José Carlos Galvis Carvajal, por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, cargo al cual no se allanó”, dijo el fiscal a cargo del proceso.

El caso de abuso que dejó en la cárcel al sacerdote Carvajal ocurrió el pasado 20 de febrero, en San Bernardo del Viento. El padre de la víctima estableció que la niña tenía un sangrado inusual y la llevó al centro médico del municipio y allí los especialistas ordenaron su traslado de urgencia a un hospital de mayor complejidad.

“Allí los médicos le dieron atención inicial y por su complejidad decidieron remitirla al hospital San Vicente de Lorica donde fue intervenida quirúrgicamente y los especialistas informaron que la menor, al parecer, había sido abusada”, señaló la Fiscalía tras las audiencias preliminares.

Luego, a través de pruebas forenses, la Fiscalía pudo determinar un caso de abuso sexual y de inmediato arrancó la investigación. El primero en ser escuchado fue el padre de la menor. Fue él quien advirtió que en horas de la tarde de ese 20 de febrero la menor estuvo en la casa cural, las dudas cayeron en el sacerdote. Pero la prueba contundente estuvo en la declaración de la menor.

“Tras la entrevista forense, la menor contó que ese mismo día, en horas de la tarde, presuntamente el sacerdote señalado la había tomado por la fuerza en la casa cural y allí la habría abusado”, señaló la Fiscalía al informar que el padre fue judicializado.

La Fiscalía le imputó cargos a Carlos José Carvajal que en las audiencias decidió no aceptar responsabilidad, declararse inocente e insistir, a través de su defensa, que demostrará que nada tiene que ver en los abusos denunciados por la familia de la menor.

En las mismas audiencias preliminares la Fiscalía le pidió a un juez cobijar con medida de aseguramiento al sacerdote Carvajal. Para los investigadores el cura representa un peligro para la sociedad y por eso debe permanecer en una cárcel. El juez entendió la necesidad de la petición de la Fiscalía y ordenó que Carvajal fuera enviado a una cárcel.