Tendencias

Home

Nación

Artículo

Hoy se cumplen dos años de la muerte de Luis Andrés Colmenares. - Foto: Archivo Semana

judicial

Caso Colmenares se pudo resolver en 20 días si se hubiera investigado como el de Mauricio Leal: Fiscal

Con elementos forenses y pruebas técnicas se pudo resolver de manera efectiva los móviles del crimen del reconocido estilista y su madre.

El fiscal General, Francisco Barbosa, celebró el trabajo del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses en la investigación que se adelantó para esclarecer la muerte del estilista Mauricio Leal y su madre, Marleny Hernández, cuyos cuerpos sin vida aparecieron el 21 de noviembre dentro de su casa en zona rural del municipio de La Calera (Cundinamarca).

El trabajo pericial y el efectivo análisis de las pruebas que se encontraron dentro de la vivienda, así como los estudios realizados a los cuerpos de las dos víctimas permitieron descartar de manera clara la hipótesis del suicidio y verificar que efectivamente se trataba de un homicidio.

Barbosa destacó que sin un solo testigo directo la Fiscalía General pudo realizar toda la hoja de ruta del crimen y establecer la responsabilidad directa de Jhonier Leal en la planeación y ejecución del asesinato. Así como los móviles que lo llevaron a realizar este crimen.

El jefe del ente investigador aclaró que en solo 53 días se determinó el doble asesinato, las últimas horas con vida de Mauricio y Marleny, la participación directa de Jhonier y el hecho que lo había llevado a ejecutar esa acción tan atroz que conmocionó a todo un país.

“Pudimos mostrarle al país como en un proceso sin un solo testigo pudimos reconstruir absolutamente todos los elementos de esta investigación, y llevar al señor Jhonier Leal a la aceptación de este doble crimen (...) Esto genera una postura de modificación sobre la forma en cómo se ha venido investigando históricamente en la Fiscalía General”, precisó.

Toda la inspección a cadáveres, el estudio detallado de la escena del crimen, el rastro de las llamadas y mensajes en los teléfonos celulares, la certificación de quiénes fueron las últimas personas que estuvieron con las víctimas permitieron esclarecer el crimen del estilista y su madre. Todo esto permitió concretar la denominada “ventana de muerte”.

“Con ese escenario nosotros ya sabíamos que se había cometido ese crimen en un tiempo establecido, que teníamos una línea de tiempo que se inició desde el sábado 20 de noviembre, con elementos materiales probatorios y evidencia física que certificaba cada uno de los movimientos de las personas que estaban en este proceso. Con un análisis de perfilación, una prueba técnica, línea de tiempo, empezamos a analizar cada uno de los elementos dentro de los tres niveles de la casa”, resaltó Barbosa.

En rueda de prensa, el Fiscal General manifestó que con estas técnicas la investigación por la muerte de Luis Andrés Colmenares Escobar, registrada el 31 de octubre de 2010, y cuyo cuerpo sin vida apareció en el se pudo resolver en menos de 30 días.

“Si hubiéramos investigado de esta manera casos históricos y emblemáticos en Colombia como el mismo caso Colmenares la Fiscalía lo hubiese podido resolver en 20 o 25 días”, manifestó Barbosa al destacar el fortalecimiento de la presente administración en temas investigativos y técnicos.

El jefe del ente investigador también destacó que las labores investigativas realizadas en su administración han permitido revivir varios casos que marcaron la historia judicial del país.

Entre estos se encuentra la muerte del estudiante Sergio Urrego, quien se suicidó el 4 de agosto de 2014 después de ser presionado por las directivas del colegio en el que estudiaba por su orientación sexual y su liderazgo en contra de algunas medidas que se habían tomado en contra del estudiantado.

Barbosa destacó que fue el mismo fiscal Mario Andrés Burgos el que retomó este caso y lo revivió cuando ya muchos lo daban por muerto y en la extensa lista de impunidad.