nación

Claro se pronuncia tras incidente con mujer que destruyó una de las oficinas

La mujer se enfureció con los trabajadores de un punto ubicado en Cartagena por exigirle el uso del tapabocas.


La compañía de telecomunicaciones Claro quedó en el centro de varias noticias nacionales luego de que se presentara un bochornoso escándalo en una de las sedes que tiene ubicada en el barrio El Laguito, de la ciudad de Cartagena.

En un video quedó registrado el momento en que una mujer arremetió contra los trabajadores de la oficina y destruyó parte del lugar, luego de que le pidieran que usara el tapabocas.

Ante las imágenes, que tomaron fuerza en medios y plataformas digitales, Claro se pronunció al respecto y emitió un comunicado oficial refiriéndose a lo ocurrido durante la jornada del 24 de junio de 2022. La empresa hizo énfasis en el cumplimiento de las medidas de bioseguridad en sus puntos de atención, debido al incremento de casos de covid-19 que se han presentado en los últimos días.

Claro Colombia reitera la importancia de seguir cumpliendo con las medidas de bioseguridad establecidas por las autoridades en diferentes zonas del país y que aún continúan vigentes”, se puede al inicio del texto.

“Asimismo, ratifica su compromiso de todos para cuidarnos y evitar situaciones como las presentadas en el Centro de Atención y Ventas ―CAV― de Cartagena, donde lastimosamente una señora no cumplió con las medidas de bioseguridad, aun cuando en repetidas ocasiones personas del establecimiento le sugirieron usar tapabocas, y esta reaccionó causando daños a las instalaciones del mismo”, agregó la compañía en el documento.

De igual forma, Claro enfocó el final del comunicado en mostrar la responsabilidad que tienen con la seguridad y salud de quienes visitan sus puntos de atención, teniendo en cuenta que los trabajadores, aliados y clientes se exponen al contacto con los demás.

De acuerdo con el material que salió a la luz a través de plataformas digitales, una mujer identificada como Estefanía Morales Vergara se enciende en un inesperado ataque de ira incontrolable luego de que uno de los empleados e integrantes del equipo de Claro le solicitara que usara el tapabocas en la oficina.

La visitante de las instalaciones reacciona de una forma violenta y descontrolada, insultando en primer lugar al hombre que la estaba atendiendo. Cuando él le pide el favor de que se ponga el elemento de bioseguridad, termina respondiendo peor y alterándose aún más.

En medio de los gritos y su desesperación, la mujer agarra los computadores y los teclados de la zona de atención, manifestando que quería que le dieran su teléfono móvil. Poco a poco aumenta la agresión de Morales, quien va destruyendo todo a su paso, mientras los demás empleados observan detenidamente.

Cuando las personas se le acercan para controlar el momento, la colombiana comienza a atacar a los integrantes de la oficina, al punto en que termina dañando un televisor que estaba ubicado en el lugar. Varios trabajadores terminan acercándose a ella para calmarla y evitar que destruya más elementos operativos.

A pesar de que la mujer intentó calmarse un poco, los presentes en el punto de servicio quedaron atónitos al ver que se arrodilló en el suelo y comenzó a hablar cosas sin sentido. Los visitantes del local no comprendían que sucedía, por lo que muchos intentaron llamar a las autoridades para que tomaran cartas en el asunto.

“Guerrillera, guerrillera”, decía Estefanía Morales al momento en que la trataron de calmar.

“¡Equivocados! (…) Los maldigo, por las entrañas de Eva. Ay, mi mamá, mi mamá”, agregó junto a otras palabras que no se logran entender en el video.

Finalmente, las autoridades llegaron al lugar para hacerse cargo de la mujer, quien, al parecer, es oriunda de San pedro, Antioquia. La policía reveló que los daños causados por esta persona están avaluados en seis millones de pesos, dejando el caso a disposición de la Fiscalía.