bogotá

Insólito: ahora Claudia López les pide a los ciudadanos en Bogotá que vendan el carro

La mandataria local advirtió a los ciudadanos que comprar otro vehículo en la ciudad aumentaría aún más la congestión.


Este martes 11 de enero inició en Bogotá la nueva medida de pico y placa todo el día, con el objetivo de sacar de circulación a más de 950.000 vehículos en la ciudad para así poder avanzar con los 500 frentes de obras de movilidad que el Distrito tiene planeados para este 2022 y evitar que aumente aún más la congestión vial en la capital.

De acuerdo con lo establecido por el Distrito, la restricción de las placas seguirá aplicándose del mismo modo, es decir, los días pares no podrán circular los vehículos con placas finalizadas en 0, 2, 4, 6 y 8; en días impares, los vehículos cuyas placas finalicen en 1, 3, 5, 7 y 9.

No obstante, ahora la medida regirá de lunes a viernes a partir de las 6:00 a. m. y hasta las 9:00 p. m., y ya no será por horas como se venía haciendo en 2021 y desde hace varios años.

La alcaldesa Claudia López reconoció que uno de los efectos de esta medida de pico y placa todo el día es que la ciudadanía opte por comprar un nuevo carro o moto, por lo que le pidió encarecidamente a los ciudadanos que se abstengan de hacerlo y, por el contrario, les recomendó pagar el pico y placa solidario, lo cual, según ella, es mucho más económico.

“De ninguna manera compre un segundo carro o segunda moto, lo que va hacer es congestionar más la ciudad. Es más barato pagar pico y placa solidario, por un día o mes, que comprar un segundo vehículo”, precisó López en una rueda de prensa desde el Palacio de Liévano.

Posteriormente, en una entrevista con Noticias Caracol, la alcaldesa dijo que deberían vender su vehículo los ciudadanos que se quejan por los impuestos y por el pico y placa todo el día.

Los impuestos son por tener carro. Lo invito a que lo venda, use bicicleta, use transporte público o compártalo”, fueron las palabras de la mandataria.

Además de invitar a pagar el pico y placa solidario, la alcaldesa López le solicitó a la ciudadanía utilizar la modalidad de vehículo compartido y así poder estar exento de la medida de pico y placa.

“El problema no son los carros, nadie es enemigo de los carros, el problema es cómo los usamos, si seguimos usando vehículos para uno solo, cuando en promedio son para cinco o seis pasajeros, no hay vía ni ciudad que alcance. Cada vía genera su propio tráfico, entre más vías se construyen, más carros se compran y más congestión y contaminación se genera, de manera que debemos usar de manera compartida e inteligente los vehículos que tenemos”, agregó.

La mandataria local indicó que 2022 debe ser el año de la movilidad compartida e invitó a los bogotanos a organizarse en familia, con vecinos, compañeros de trabajo o estudio, y compartir el vehículo.

“Necesitamos la ocupación de los vehículos pase de uno a tres. Es cuestión de organizarse en los viajes fijos a estudiar o trabajar. A partir de 2022 tenemos que cambiar la amargura que nos genera el trancón por la movilidad inteligente, además, tendremos más de 500 frentes de obra para peatones, ciclistas y vehículos —eso nos exige organizarnos”, agregó.

Cabe recordar que para acceder al pico y placa solidario, los conductores se deben registrar en la página web de la Secretaría de Movilidad y pagar unas tarifas para así quedar exentos de la restricción de movilidad.

Los valores son: por un día 51.700 pesos, por un mes 413.000 pesos y por seis meses 2.066.200 pesos.

La tarifa del pico y placa solidario depende de tres factores: impacto ambiental (determinado a partir del cilindraje, combustible y modelo del vehículo), el avalúo y el municipio de registro. Los vehículos registrados en municipios diferentes a Bogotá pagan más por la excepción que los que están matriculados en la ciudad.

Actualmente, el parque automotor de la ciudad es de 2,3 millones de vehículos particulares, lo que quiere decir que al sacar a 950.000 vehículos de las calles, alrededor del 42 % del parque automotor saldrá de circulación cada día por el nuevo pico y placa en la ciudad.

Para el próximo año, Bogotá tiene planeado 500 frentes de obra en toda la ciudad. Algunas de esas las que se destacan son las alimentadoras del metro como lo son la avenida carrera 68 y la avenida Ciudad de Cali, además de la extensión en la troncal de la Caracas y la intervención de la Avenida José Celestino Mutis y la avenida Boyacá, entre otras como las obras de valorización.

Ahora, para 2023, está contemplado la ampliación de la Autopista Norte, la carrera Séptima, la Aló Sur y la calle 13. Para ese año también se espera la construcción de la primera línea del metro y el Regiotram de Occidente.

Dentro del plan de obras para los próximos meses también está la conservación de la malla vial, plan con el que se busca tapar más de 600.000 huecos en la ciudad e intervenir 24 puentes peatonales, diez puentes vehiculares, además de 59,6 kilómetros de ciclorrutas y 992.814 metros cuadrados de espacio público. El presupuesto de 2022 para esta conservación de malla vial es de 826.181 millones de pesos.