Tendencias

Home

Nación

Artículo

En el inicio del juicio en contra del exfiscal de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) Julián Alberto Bermeo, se revelaron varios videos de las cámaras de seguridad del Hotel JW Marriot, en el norte de Bogotá. - Foto: Guillermo Torres

judicial

Comenzó juicio contra el exfiscal de la JEP Julián Bermeo, por recibir sobornos para beneficiar a Jesús Santrich

En la audiencia se pusieron de presente varios videos de los seguimientos hechos a inicios de 2019 en los que el fiscal se reunía con emisarios del fallecido exguerrillero de las Farc.

En el inicio del juicio en contra del exfiscal de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) Julián Alberto Bermeo, se revelaron varios videos de las cámaras de seguridad del Hotel JW Marriot, en el norte de Bogotá. En las grabaciones se ve todo el seguimiento que le hicieron los investigadores al entonces funcionario mientras presidía una reunión con dos emisarios del excomandante guerrillero, Seuxis Paucias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich.

En el encuentro, como quedó grabado, Bermeo y el exsenador Luis Alberto ‘El Tuerto’ Gil recibían un paquete que contenía 40 mil dólares en efectivo. Este dinero, según la investigación, iba a ser utilizado para frenar e interceder en el estudio de la solicitud de extradición presentada en contra de Santrich por delitos relacionados con el tráfico de drogas.

En la grabación hecha con la cámara del lobby del hotel, se observa la forma como Bermeo recibe la maleta con el dinero a través de su compañera sentimental. Dos minutos después, el fiscal de la JEP es capturado por dos agentes encubiertos que estaban al tanto de todos sus movimientos y conversaciones en las instalaciones del exclusivo hotel.

“Se verifica el contenido de la maleta y se hizo un registro para evidenciar los billetes de moneda extranjera y se continúa con el procedimiento”, precisó uno de los investigadores que participó en los seguimientos y captura de Bermeo. Después de leerle sus derechos e informarle los hechos por los que era capturado, el funcionario es esposado y retirado.

Tras las preguntas hechas por la defensa de Bermeo, el fiscal del caso confirmó que agentes de la DEA (Agencia contra las Drogas de los Estados Unidos) participaron en la investigación. “En la reunión previa a coordinación se tuvo información que el agente encubierto siempre iba a estar junto con la fuente humana DEA para realizar el procedimiento”.

“Se nos dijo que se le iba a prestar seguridad a un dinero y ese dinero iba a ser entregado en un procedimiento en un hotel; en este hotel iba a estar un agente encubierto de nosotros y una fuente humana de la DEA”, aclaró el testigo.

El exfiscal de la JEP enfrenta un juicio por su presunta participación en los delitos de cohecho propio, concierto para delinquir agravado, peculado por apropiación, tráfico de influencias ante servidor público. Su defensa –según se ha podido establecer– argumentará que existieron presiones indebidas para que Bermeo tuviera las reuniones con los supuestos emisarios de Jesús Santrich y se encontrara con estas personas en el mencionado hotel.

El 23 de marzo de 2021, el exfiscal Bermeo quedó libre por vencimiento de términos. Esto después de considerarse que se habían superado, por mucho, los términos que exige la ley para el inicio del juicio tras la presentación del escrito de acusación.

El 16 de julio de 2021, un juez especializado de Bogotá condenó a cuatro años y medio de prisión al excongresista Luis Alberto Gil Castillo después que reconociera, mediante un preacuerdo, su participación en una red criminal que ofrecía sus servicios para interceder o entregar información privilegiada de procesos judiciales y administrativos.

El exsenador –uno de los principales procesados por el escándalo de la parapolítica– aceptó su responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir agravado, cohecho propio y tráfico de influencias.