nación

Comienza el juicio contra Richard Aguilar por actos de corrupción en la Gobernación de Santander

El exmandatario es investigado por cobrar millonarias comisiones para la entrega de contratos de infraestructura.


Para este martes 7 de junio quedó programada la audiencia preparatoria de juicio en la Corte Suprema de Justicia en el proceso que se adelanta contra el exgobernador de Santander Richard Aguilar Villa por su presunta participación en la celebración irregular de millonarios contratos de infraestructura durante su mandato (2015-2017).

En esta diligencia judicial se pondrán de presente las pruebas documentales y testimoniales que serán utilizadas en el juicio contra Aguilar. Entre estas, según se ha podido establecer, la Fiscalía citará a una docena de exfuncionarios de la Gobernación, contratistas y particulares que ya reconocieron su participación en este caso de corrupción que sacudió al departamento de Santander.

El exmandatario departamental, quien fue capturado el 28 de julio de 2021, enfrenta un juicio por los delitos de concierto para delinquir, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación. La Fiscalía General lo señala de haber constituido una verdadera “empresa criminal” dentro de la Gobernación con el fin direccionar los contratos de infraestructura para beneficiar a sus amigos y familiares.

Todos ellos se habían comprometido a la entrega del 10 % del valor total de cada obra. Para tener el control absoluto del tema de la contratación, el exgobernador nombró a dos personas de su entera confianza como secretaria de Infraestructura y director de Gestión de Infraestructura. Con esto, logró manipular los pliegos de condiciones y entregarles los contratos a las personas que ya se habían comprometido a pagar los sobornos.

En febrero pasado, la Fiscalía General acusó formalmente ante la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia a Richard Aguilar por su responsabilidad en las irregularidades en la celebración de cinco millonarios contratos.

El foco del proceso penal está centrado en el contrato que tenía como objetivo el reforzamiento estructural del estadio de fútbol Alfonso López y la adecuación de las piscinas del Coliseo Vicente Díaz Romero de Bucaramanga. El convenio se firmó en febrero de 2014 y tuvo un valor de 15.278 millones de pesos. El contrato tuvo una adición por más de 6.700 millones de pesos.

El ente investigador indicó en la acusación que en relación al contrato inicial, el exgobernador Aguilar Villa habría recibido dádivas por 2.300 millones de pesos. De igual manera, hay indicios de que permitió a terceros apropiarse de 7.683 millones de pesos.

Igualmente, es investigado por las fallas en la ejecución del contrato para el mejoramiento, rehabilitación y pavimentación del Corredor Agroforestal y Energético, celebrado en diciembre de 2014. Este contrato fue entregado a la Unión Temporal Promesa Sociedad Futura Unidos por Santander S.A.S, de la que era empleado el primo hermano del papá del exmandatario, es decir, el coronel en retiro Hugo Aguilar.

El otro contrato investigado tenía como objetivo el suministro de raciones alimentarias para estudiantes de colegios oficiales de 82 municipios del departamento. Contrato del Plan de Alimentación Escolar (PAE) suscrito en agosto de 2014. Así como las obras en el corredor vial San Gil-Charalá (Santander), celebrado en septiembre de 2014 y la construcción del tercer carril de la vía Bucaramang- Floridablanca (Santander), suscrito en septiembre de 2014.

La defensa del exgobernador de Santander ha manifestado que no existen pruebas que lo vinculen directamente con estos hechos de corrupción, asegurando que todos los testigos firmaron un preacuerdo con la Fiscalía General para buscar un beneficio judicial.

Richard Aguilar se encuentra actualmente privado de su libertad en el Batallón n.° 13 de Bogotá, casualmente el mismo lugar donde se encuentra su padre, el exgobernador de Santander Hugo Aguilar, condenado por parapolítica.