inseguridad

¿Impunidad? Nueve de cada diez venezolanos capturados en Bogotá quedan libres

De 1.834 ciudadanos venezolanos que han sido capturados en la ciudad en lo corrido de 2022, solo 138 de ellos terminaron con detención carcelaria.


En medio del serio deterioro que sufre la seguridad en Bogotá, el concejal Óscar Ramírez Vahos presentó una delicada denuncia sobre la impunidad que se presenta en crímenes relacionados con la población venezolana que se encuentra en la capital del país.

Según la denuncia, y teniendo en cuenta cifras de la Secretaría de Seguridad, de los 1.834 venezolanos capturados entre el primero de enero y el 16 de mayo del 2022 en Bogotá, apenas 138 de ellos fueron cobijados con detención carcelaria, mientras que 1.587 quedaron en libertad.

“El crimen protagonizado por venezolanos en Bogotá se alimenta de la impunidad. Señalarlo no es xenofobia. Aquí lo primero que tenemos que decir es que los que están siendo verdaderamente xenofóbicos son esos delincuentes que hacen quedar mal a la inmensa mayoría de venezolanos honestos, que vinieron a Colombia en busca de mejores oportunidades. Para acabar con los prejuicios, primero debemos erradicar el crimen, pero la impunidad en estos casos es total”, señaló el concejal.

Según datos revelados en esta denuncia, se detectó también un inusual incremento en el número de capturas de venezolanos relacionados con tráfico de estupefacientes: “La cifra es alarmante, pues se disparó en 40 % el número de capturas de venezolanos por microtráfico; lo que hemos evidenciado es que ahora las bandas contratan como jíbaros a los migrantes que, al ser capturados, no pueden ser identificados y por esta razón son dejados en libertad; hay un vacío enorme en los procedimientos”, puntualizó Ramírez Vahos.

En cuanto a la incidencia de venezolanos en los delitos cometidos en Bogotá, y según cifras de la Secretaría de Seguridad, de las 11.773 capturas totales en lo corrido del año, 1.834 corresponden a venezolanos, es decir, 15,5 % del total de capturados.

“La participación, si bien no es mayoritaria, es digna de atención si se tiene en cuenta la impunidad que rodea a los delitos cometidos por venezolanos. Si dejamos avanzar el problema sin atajarlo, veremos un incremento de la criminalidad ´arrendada´ y mucha más inseguridad en Bogotá”, enfatizó el cabildante.

“Bogotá debe avanzar urgentemente en un proceso de identificación, monitoreo y seguimiento de los delincuentes de nacionalidad venezolana que aprovechan su situación irregular en el país para cometer delitos. No podemos seguir luchando contra fantasmas que roban, asesinan o microtrafican y que al no poder ser identificados quedan en libertad para reincidir”, precisó el cabildante.

Para Ramírez, “se deben explorar alternativas como los brazaletes electrónicos u otras herramientas tecnológicas para hacer seguimiento a los delincuentes sorprendidos en flagrancia y que intenten burlar a las autoridades con esta mezquina táctica de ser indocumentados”.

Finalmente, el concejal del Centro Democrático puntualizó: “Esta criminalidad está costándoles vidas a los ciudadanos de Bogotá y discriminación a los venezolanos honestos, que son la inmensa mayoría y merecen todo nuestro fraternal apoyo; se deben tomar cartas en el asunto”.

Las zonas que más detenciones de migrantes venezolanos presentaron fueron Kennedy, con 225 capturas; Fontibón, con 123 casos, y el Aeropuerto El Dorado, con 119.

Aumentaron los hurtos

El secretario distrital de Seguridad de Bogotá, Aníbal Fernández de Soto, y el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Eliécer Camacho, entregaron un nuevo balance de los indicadores de delitos de alto impacto en la capital del país, con corte al pasado 31 de mayo.

De acuerdo con Fernández, el hurto de celulares, vehículos y motocicletas sigue en aumento en la ciudad. Entre enero y mayo se presentaron 23.295 hurtos a celulares, lo que significa un incremento del 7,4 % anual. No obstante, en solo mayo se robaron 3.625 celulares, 19,4 % menos frente al mismo mes de hace un año.

En cuanto a robo de vehículos, en los primeros cinco meses de 2022 se robaron 1.387 carros, 5 % más que en igual periodo de 2021. Solo en mayo, el hurto a automotores se redujo 22,2 % al pasar de 333 casos en 2021 a 259 en mayo de este año.

El hurto a motocicletas, por su parte, se incrementó 3,8 % entre enero y mayo a 1.942 casos. En igual periodo anterior se robaron 1.871 motos y en solo mayo esta clase de hurtos bajó 25,8 %, a 346 casos.

En cuanto a hurto a personas, si bien el secretario Fernández destacó que en mayo se presentaron 7.070 casos, lo que evidencia una reducción frente a abril de este mismo, cuando hubo 9.332 casos y frente a marzo, cuando hubo 10.902 casos de hurtos, lo cierto es que en lo corrido de 2022 se presenta un aumento de 14 %.

Entre enero y mayo de este año se presentaron 44.722 hurtos a personas, es decir, 5.497 más que igual periodo de 2021.