inseguridad

Entre enero y mayo aumentaron hurtos de celulares, carros y motos en Bogotá

El hurto a personas también presenta un aumento del 14 %. Los homicidios, por su parte, se han reducido.


El secretario distrital de Seguridad de Bogotá, Aníbal Fernández de Soto, y el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Eliécer Camacho, entregaron un nuevo balance de los indicadores de delitos de alto impacto en la capital del país con corte al pasado 31 de mayo.

De acuerdo con Fernández, el hurto de celulares, vehículos y motocicletas sigue en aumento en la ciudad. Entre enero y mayo se presentaron 23.295 hurtos a celulares, lo que significa un incremento del 7,4 % anual. No obstante, en solo mayo se robaron 3.625 celulares, 19,4 % menos frente al mismo mes de hace un año.

En cuanto a robo de vehículos, en los primeros cinco meses de 2022 se robaron 1.387 carros, 5 % más que igual periodo de 2021. Solo en mayo, el hurto a automotores se redujo 22,2 % al pasar de 333 casos en 2021 a 259 en mayo de este año.

El hurto a motocicletas, por su parte, se incrementó 3,8 % entre enero y mayo a 1.942 casos. En igual periodo anterior se robaron 1.871 motos y en solo mayo esta clase de hurtos bajó 25,8 %, a 346 casos.

En cuanto a hurto a personas, si bien el secretario Fernández destacó que en mayo se presentaron 7.070 casos, lo que evidencia una reducción frente a abril de este mismo, cuando hubo 9.332 casos y frente a marzo, cuando hubo 10.902 casos de hurtos, lo cierto es que en lo corrido de 2022 se presenta un aumento de 14 %.

Entre enero y mayo de este año se presentaron 44.722 hurtos a personas, es decir, 5.497 más que igual periodo de 2021.

En relación con los delitos que evidencian una reducción en los primeros cinco meses del año, está la extorsión con una caída del 19,5 %. Así mismo, el secretario Fernández subrayó la disminución en la cifra de homicidios.

“En lo corrido del año hay una reducción del 9,5 % en los casos de homicidios. Bogotá tiene, a la fecha, la tasa más baja en este delito (5x100mil) en comparación con las principales ciudades (Medellín 6x100mil; Cali 18x100mil; Bquilla 12x100mil) y el promedio nacional (6,5x100mil)”, precisó el funcionario.

Según lo explicó el secretario, “el aumento de pie de fuerza de Policía, la actualización del inventario criminal con la Fiscalía, la focalización de acciones para desarticular grupos delincuenciales y la campaña de recompensas para esclarecer homicidios son estrategias eficaces”.

Fernández de Soto aprovechó además para destacar los logros alcanzados en materia de seguridad con las medidas adoptadas por la ciudad después del atentado terrorista perpetuado en el CAI de Arborizadora Alta, en Ciudad Bolívar.

“Las restricciones adoptadas en abril han permitido optimizar el servicio de la Policía, logrando en esos horarios una reducción de 54,5 % en hurto a personas, de 46 % en hurto a comercios, de 42 % en hurto a residencias y del 8,5 % en hurto a automotores”, dijo.

Día de la Bicicleta

Este 3 de junio, en el Día Mundial de la Bicicleta, la Secretaría de Seguridad entregó un balance en la reducción del hurto a este tipo de vehículos.

De acuerdo con el Sistema de Información Estadístico, Delincuencial, Contravencional y Operativo de la Policía Metropolitana de Bogotá (Siedco), el hurto de bicicletas por modalidad de atraco se redujo a 43 % en Bogotá durante los primeros cinco meses de 2022, con respecto al mismo periodo de 2021.

Así mismo, al comparar las cifras de mayo del presente año con el mismo mes de 2021, la disminución en el hurto de bicicletas ha sido del 53,1 %.

Los resultados reportados también indican que, entre el 1 de enero y el 31 de mayo del presente año, se registró una reducción del 22 % en el hurto de bicicletas en todas sus modalidades, pasando de 4.247 en 2021, a 3.319 casos en 2022 (928 menos). Por otro lado, el hurto de bicicletas bajo la modalidad de engaño persiste y representa el 3 % del total de este delito en Bogotá.

El informe también resalta que el 51 % de este tipo de vehículos fueron hurtados bajo la modalidad de oportunidad, es decir, cuando es descuidada o parqueada en espacio público sin un candado adecuado.