nación

¿Cómo se puede identificar si un billete es falso?

Tener en cuenta las características de cada billete ayudará a verificar su autenticidad y evitar ser víctima de engaños.


Constantemente, el Banco de la República lleva a cabo campañas de reconocimiento de la autenticidad de los seis billetes de la nueva familia, que salieron a circulación en el país a partir de 2016 junto con los antiguos que han ido saliendo del mercado y ya es poco común encontrar uno.

Los nuevos billetes cuentan con elementos de última tecnología para fortalecer su seguridad y mantener la confianza del público en el efectivo. Estos elementos tienen una alta efectividad para prevenir la falsificación y son fácilmente reconocibles.

Los billetes comparten la misma tecnología de seguridad que se soporta en varios elementos de fácil verificación; algunos de ellos son la cinta de seguridad, la marca de agua, las imágenes coincidentes y la imagen con cambio de color y efecto de movimiento.

Para que los colombianos no sean víctimas de los falsificadores y no pierdan su dinero, el Banco de la República recomienda tener en cuenta cinco claves para reconocer la autenticidad de los billetes:

  • Mirar: observar las imágenes y colores del billete.
  • Tocar: percibir al tacto el alto relieve en algunas imágenes y textos.
  • Levantar: poner el billete al trasluz y descubrir imágenes.
  • Girar: observar efectos de cambio de color y movimiento al girar el billete.
  • Comprobar: observar la fluorescencia utilizando lámparas de luz ultravioleta y verificar los microtextos utilizando una lupa.

Por ejemplo, el billete de 100.000 pesos, que se encuentra en circulación desde el 31 de marzo de 2016, cuenta con características que permiten su verificación como sus dimensiones: 66 milímetros por 153 milímetros, el verde como color predominante, la imagen del presidente Carlos Lleras Restrepo junto al pájaro barranquero y la flor del sietecueros en el anverso. En el reverso se resalta el Valle del Cocora en Quindío y la palma de cera, nuestro árbol nacional.

Temática y diseño de la nueva familia de billetes

La nueva familia de billetes dio continuidad al concepto de biodiversidad de la familia de monedas que comenzó a circular en el país en junio de 2012, al tiempo que destacó un grupo de elementos culturales y paisajes de la geografía colombiana.

Además, rinde homenaje a personajes de la cultura, la ciencia y la política del país, y refuerza el reconocimiento del papel protagónico de la mujer en la sociedad colombiana. Tener en cuenta las características de cada uno de los billetes también ayudará a verificar su autenticidad y evitar ser víctima de engaños.

  • Billete de 100.000 pesos: el anverso rinde homenaje al presidente Carlos Lleras Restrepo, mientras que el reverso contiene una imagen del valle del Cocora, en Quindío, y la palma de cera, el árbol nacional.
  • Billete de 50.000 pesos: el anverso está dedicado al nobel de Literatura Gabriel García Márquez, y el reverso incluye una imagen de la Ciudad Perdida, núcleo de la cultura Tayrona en la Sierra Nevada de Santa Marta.
  • Billete de 20.000 pesos: el anverso está dedicado al presidente Alfonso López Michelsen y el reverso incluye la imagen de los canales de La Mojana, donde se asentó el pueblo Zenú, y del famoso sombrero vueltiao.
  • Billete de 10.000 pesos: el anverso incluye la imagen de la antropóloga Virginia Gutiérrez, pionera en investigación sobre la familia en Colombia. Mientras que el reverso destaca una imagen de la Amazonía con su exótica biodiversidad.
  • Billete de 5.000 pesos: el anverso tiene la imagen del poeta José Asunción Silva y el reverso muestra los páramos colombianos, ecosistemas de una riqueza inigualable.
  • Billete de 2.000 pesos: el anverso muestra la imagen de la pintora Débora Arango, pionera del arte moderno en Colombia. El reverso exalta Caño Cristales, el río de los cinco colores, ubicado en la Sierra de la Macarena.

Los billetes de la nueva familia también incluyen características comunes, como tintas e hilos de seguridad de colores intensos con efectos de cambio de color y movimiento que facilitarán su identificación.

También atienden con mayor efectividad las necesidades de personas con limitación visual, gracias a la diferenciación de tamaños en las denominaciones y a la incorporación de elementos táctiles.