nación

Con cartel, Policía de Haití busca a otro colombiano presuntamente involucrado en el homicidio del presidente

Serían cinco los mercenarios que se fugaron luego del operativo de la Policía de Haití para dar con la captura de los presuntos responsables del magnicidio.


El militar en retiro colombiano que aparece en el cartel de “Se busca” publicado este lunes por la Policía de Haití, es Mario Antonio Palacios, señalado de participar en el magnicidio del presidente de haitiano, Jovenel Moise. Palacios es uno de los militares que aparentemente llegaron en cumplimiento de un contrato que firmaron con una empresa de seguridad con sede en Miami, pero con representación legal de un ciudadano venezolano identificado como Antoní Emanuel Buitrago.

El cartel de “Se busca” en contra de este militar retirado colombiano incluye fotografías en uniforme que justamente reposan en la hoja de vida del Ejército Nacional, además, otras imágenes donde se ve, aparentemente de turista por República Dominicana. Palacios había llegado con el resto de compañeros contratados por la empresa CTU Security y estaría prófugo de la justicia haitiana, junto a otros cuatro colombianos que aún no han sido identificados.

La Policía de Colombia aseguró a través de una rueda de prensa que hasta el momento se han identificado 21 colombianos que habrían participado del magnicidio en contra del presidente haitiano. 18 fueron capturados y tres fallecieron en el operativo que adelantó la Policía de ese país, luego del asalto a la casa presidencial.

Entre los detalles que reveló el director de la Policía de Colombia, el general Jorge Luis Vargas, también se informó que dos ciudadanos norteamericanos de origen haitiano, también se encuentran entre los capturados y uno más, se entregó a las autoridades de Haití y sería el contacto de un sargento retirado del Ejército colombiano para reclutar al resto de Mercenarios.

Los investigadores lograron determinar que esa empresa dirigida por un ciudadano venezolano fue la encargada, a través de una tarjeta de crédito, de comprar los tiquetes para que los colombianos viajaran a República Dominicana y luego a Haití. La Policía hizo una solicitud de información formal a Venezuela para conocer detalles de las actividades de esta persona, así como su situación financiera y traslados migratorios.

El reporte que entregaron las autoridades colombianas reconstruyó la ruta que hicieron los militares retirados: viajaron el pasado seis de mayo con destino a Ciudad de Panamá, en un vuelo directo desde Bogotá. Cuatro días después viajaron a Puerto Príncipe en Haití, desde Santo Domingo, República Dominicana y 24 días más tarde, el 4 de junio, regresaron a República Dominicana, donde estuvieron planeando el magnicidio y para completarlo tuvieron 32 días, en un plan que se ejecutó el pasado jueves en horas de la madrugada.

“El proceso que estamos haciendo es tratando de establecer los nexos comerciales y jurídicos con expertos en derecho comercial para identificar la representación legal y eso es justamente lo que estamos haciendo en este momento, con la superintendencia de vigilancia y seguridad, además con Interpol”, dijo el director de la Policía.

Este fin de semana las autoridades de Haití anunciaron también la captura de un supuesto autor intelectual del magnicidio del presidente Jovenel, se trata de Christian Emmanuel Sanon, un médico haitiano que viajaba de manera frecuente a los Estados Unidos e incluso vivió por algunos años en Miami. Sanon, de acuerdo a las autoridades de Haití, fue el encargado de contratar a los mercenarios a través de una empresa dirigida por un ciudadano venezolano.