nación

Condenaron a socios de un implicado en el atentado a la General Santander

Se trata de los representantes legales de una empresa de quesos en Arauca, a través de la cual lavaron dinero del ELN.


Anyi Daniela Martínez Buitrago, y los hermanos Luis Sebastián y Carlos Felipe Mateus Vargas aceptaron su responsabilidad en el delito de lavado de activos. Fueron ellos quienes, de acuerdo con la investigación, se encargaron de manejar millonarios recursos del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y en especial de Wilson Arévalo Hernández, alias Chaco.

Los tres fueron condenados en virtud de esa aceptación de cargos y como los encargados de crear, manejar y darle apariencia de legalidad a millonarios recursos que salían del ELN y pasaban por las cuentas de una empresa de quesos y derivados lácteos con sede en Arauca.

“La investigación liderada por una fiscal de la Dirección Especializada contra el Lavado de Activos demostró que estas personas, como representantes de empresas de quesos y otros derivados lácteos, movieron recursos millonarios sobre los cuales no pudieron justificar su origen”, dijo Carlos Enrique Vieda, director especializado contra el Lavado de Activos.

Buena parte de los recursos que pasaban por la empresa de quesos pertenecían a alias Chaco, vinculado al atentado terrorista en contra de la Escuela de Cadetes de la Policía, General Santander, el 17 de enero de 2019, el mismo ataque criminal y cobarde que dejó víctimas a 22 cadetes que apenas iniciaban su carrera en la Policía.

“Se estableció que realizaron múltiples transacciones a Wilson Arévalo Hernández, alias Chaco, quien estaría involucrado en varias acciones criminales del ELN como la explosión de una camioneta bomba en la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional General Francisco de Paula Santander, el 17 de enero de 2019. Este atentado terrorista dejó 22 cadetes muertos y 81 personas heridas”, explicó la Fiscalía.

Condenaron a socios de un implicado en el atentado a la General Santander
Condenaron a socios de un implicado en el atentado a la General Santander - Foto: Fiscalía

Las pruebas en contra de los tres procesados fueron suficientes para pedir a un juez la condena por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares. La Fiscalía explicó en detalle cuál fue la responsabilidad de cada condenado y la obligación de la justicia de investigar.

Anyi Daniela Martínez fue condenada a 7 años y 10 meses de prisión, en calidad de administradora de una empresa de lácteos y creadora de una comercializadora que hizo cerca de 120 consignaciones para blanquear más de 1.084 millones de pesos.

“Luis Sebastián Mateus Vargas. Condenado a 7 años y 10 meses de prisión por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares. Como administrador de una distribuidora de quesos realizó, entre 2013 y 2018, 24 consignaciones por más de 258 millones de pesos en favor de Wilson Arévalo Hernández”, explicó la Fiscalía.

Condenaron a socios de un implicado en el atentado a la General Santander
Condenaron a socios de un implicado en el atentado a la General Santander - Foto: Fiscalía

En el caso de Carlos Felipe Mateus, el tercer condenado, la pena que deberá pagar es de 5 años y 4 meses de prisión por el delito de enriquecimiento ilícito de particulares. De acuerdo con la Fiscalía, Mateus entre 2012 y 2015, hizo 116 consignaciones por 906 millones de pesos a alias Chaco, el hombre señalado de participar del atentado a la General Santander.

Como los tres condenados aceptaron su responsabilidad y no hubo recursos tras la lectura del fallo, las sentencias quedaron en firme, en otras palabras ya empezaron a pagar sus penas.