nación

Coronel señalado de asesinar a “sangre fría” a tres jóvenes en Sucre salió del país y viajó a Panamá

La información, que confirmaron fuentes cercanas al proceso, es que salió de Colombia. SEMANA anticipó que el oficial dejó el país hace algunos días.


La investigación que arrancó en la Justicia Penal Militar y con la suspensión de ocho policías del departamento de Sucre por un triple homicidio, ahora aterrizó en la Fiscalía, pero el oficial de más alto grado implicado en este caso, el coronel Benjamín Núñez Jaramillo, salió del país con destino a Panamá, como lo anticipó SEMANA.

Fuentes del proceso revelaron que el coronel Núñez llegó a la ciudad de Cartagena y de ahí a Panamá en un vuelo comercial, pues en su contra no corría ninguna clase de restricción en la movilidad, por lo que pudo viajar sin problemas, con su pasaporte en mano y al destino que escogiera.

El caso, que dejó como víctimas a tres jóvenes en el municipio de Chochó, en el departamento de Sucre, fue la respuesta armada tras un ataque sicarial que cobró la vida de un patrullero de la Policía, en el marco del llamado ‘plan pistola’ ordenado por el grupo criminal del Clan del Golfo.

Los tres jóvenes se encontraban en los alrededores del municipio y fueron capturados; luego, llegaron sin signos vitales al hospital de la zona y con heridas de arma de fuego. Su familia anticipó que se trató de un caso de ‘falsos positivos’, esta vez a cargo de la Policía en esa región del país y con el nombre del coronel Núñez como el principal sospechoso.

La Justicia Penal Militar adelantó una investigación y la misma Policía tomó la determinación de suspender a un grupo de uniformados y llamar a calificar servicios a dos coroneles: el comandante de departamento, Carlos Andrés Correa, y al comandante operativo, Benjamín Núñez Jaramillo, quien, según el senador Álex Flórez, habría salido del país.

Las víctimas de este caso, representadas por el abogado Aníbal Garay, advirtieron que la investigación en el ente acusador se ha tardado a la hora de tomar determinaciones de carácter restrictivo, pues si en la Policía suspendieron a los uniformados y en la jurisdicción castrense estaban por ordenar algunas medidas, no entienden por qué en la Fiscalía siguen esperando respuesta.

“Quiero decir en cuanto al caso, que se refiere y que llama la atención, el asesinato de estos tres jóvenes, la Fiscalía no se ha pronunciado ni ha hecho efectivas las solicitudes de captura. Se está observando que están siendo vulnerados los derechos de las víctimas a ser escuchados, no es claro y concreto esta inseguridad jurídica por parte de la Fiscalía”, dijo el abogado.

La investigación en la Fiscalía avanza y a pesar de los reparos de las víctimas, desde el ente acusador aseguraron a SEMANA que no son demoras en el proceso, se trata de adelantar con rigor la investigación, fundamentarla con la evidencia y soportar en las audiencias con pruebas, respetando el debido proceso.

Se espera, y es la información que se pudo confirmar, que la Fiscalía tome importantes decisiones en este caso. Son determinaciones que podrían incluir órdenes de captura en contra de los uniformados que resultaron involucrados y que entregaron su versión a la Justicia Penal Militar.