denuncia

Crudo relato de joven que habría sido víctima de abuso en reconocido colegio de Bogotá

El periodista Diego Santos compartió la historia de una estudiante del colegio Marymount de Bogotá que habría sido acosada por un docente de esta institución.


Este jueves 24 de febrero se desató una polémica por un supuesto caso de abuso sexual en un reconocido colegio de la ciudad, ya que a pesar del comunicado que emitió esta institución sobre los acontecimientos, se publicó un mensaje en el que se exponen los malos manejos del plantel ante las denuncias, pues al parecer esta sería una práctica que lleva varios años.

Ante esto, son varias las denuncias que han surgido con respecto al profesor, quien estaría cometiendo estos abusos desde hace 15 años.

El periodista Diego Santos ha recibido varias denuncias en sus redes con respecto al tema y recientemente compartió la historia de una joven que habría sido acosada por el docente y sería una víctima más del mismo.

Según cuenta la joven en su denuncia, ella se graduó del colegio Marymount en 2017 y forma parte de las jóvenes que están denunciando al profesor Mauricio Zambrano.

Asegura que, en grado séptimo, conformó el equipo de fútbol del colegio, donde precisamente el docente fungía como entrenador y que allí fue dónde tuvo el primer contacto con el profesor, aunque su paso por el deporte fue fugaz.

Posterior a ello, ya en el grado décimo, el profesor comenzó a contactarla más seguido, le hacía chistes inapropiados y la interceptaba en los pasillos del colegio para tener más conversaciones con ella, hasta que decidió pedirle su número de teléfono.

A través de WhatsApp, las conversaciones se hicieron más seguidas hasta que se involucraron en una “relación”, aunque asegura que para ella todo era muy confuso, pues apenas tenía 16 años y no tenía muy claro lo que estaba pasando.

Afirmó que parte de las razones por las cuales tenía este contacto con el profesor era porque era “atractivo” y lo justificaba con aventuras de adolescencia.

Ya en el grado once, el profesor fue mucho más allá, le dijo que quería “estar con ella” y le propuso varias veces que se vieran en moteles, que “sacara una cédula falsa” para poder encontrarse y hasta la visitaba en su casa.

Finalmente, el abuso se habría consumado en uno de los parqueaderos del colegio. La joven narró que fue el propio profesor el que le dijo que se vieran allí después de clases. Contó además que hubo contacto físico y besos, pero que ella no estuvo dispuesta a tocarlo porque era algo que la ponía “incómoda” y que no había hecho antes”.

Según cuenta la víctima, el hecho quedó allí y se atrevió a contarle a dos de sus amigas, dejándolo en una historia de jóvenes sin darle la importancia que, dice ella misma, debía tener.

Finalmente, la joven contó que ahora se encuentra estudiando medicina en la Universidad de los Andes y, cuando tuvo que hacer los ejercicios de práctica en Medicina Legal y conoció las historias de otras víctimas, pudo constatar que había sido abusada por el profesor.

La joven también hizo un llamado a todas las víctimas a que no se queden calladas y denuncien. También le pidió al colegio a que responda por los actos del profesor que, al parecer, sigue libre.

El colegio ha dicho que “el profesor involucrado fue retirado de sus funciones y posteriormente presentó su renuncia voluntaria; en consecuencia, no está vinculado a la institución”, agregó la rectora en el comunicado, asegurando que el profesional ya no estaba dando clases en el plantel, ya que luego de ser acusado, este se habría retirado voluntariamente. También afirmaron que están protegiendo la privacidad de las víctimas y actuando conforme lo dicta la ley.

Sin embargo, aunque por sí sola esta situación es polémica, se abrió en las redes sociales un debate por parte de exalumnas de este colegio que aseguraron que este tipo de situaciones, con el mismo profesor, llevaban varios años ocurriendo. Incluso, a través de una etiqueta en redes sociales comenzaron a denunciar otros casos de abusos relacionados con el docente involucrado.

“Esperamos este mensaje no sea borrado como ha sucedido con comunicados anteriores: en relación con el caso de abuso sexual en el que está envuelto el Marymount de Bogotá en este momento, que como comunidad lamentamos profundamente. Lo realmente impresionante es que hasta ahora el colegio, como institución, esté tomando medidas legales al respecto”, afirma el comunicado de las exalumnas, recalcando que al parecer ya se había emitido una comunicación anterior que había sido eliminada.