Tendencias

Home

Nación

Artículo

El Cuerpo de Bomberos de Cali atendió la emergencia.
El incendio se presentó al borde de la carretera y se extendió rápidamente por los fuertes vientos en la zona. - Foto: Pantallazo video autor anónimo

nación

Cuatro hectáreas fueron consumidas tras incendio forestal en el Valle del Cauca

El Cuerpo de Bomberos de Yumbo atendió la conflagración.

Los bomberos de Cali han atendido voraces incendios forestales en la capital del Valle y sus alrededores en el trascurso de esta semana. Estas conflagraciones ocurrieron en el cerro de las Tres Cruces, Alto Menga y en el corregimiento de Navarro, donde al menos tres hectáreas de siembra de caña de azúcar resultaron afectadas.

Al más reciente acudieron los bomberos de Yumbo, este sábado 17 de septiembre en zona rural de este municipio, exactamente en el kilómetro 6 de la vía que conduce de Cali al corregimiento de Dapa. Según el reporte de los bomberos, el incendio se presentó al borde de la carretera y se extendió rápidamente por los fuertes vientos en la zona, consumiendo alrededor de cuatro hectáreas.

Esta emergencia fue atendida por 18 bomberos, quienes lograron apagar el incendio que al parecer fue provocado intencionalmente.

“La irregularidad del terreno y la poca visibilidad de la zona por el humo causado dificultó la atención de esta emergencia. Se pudo evidenciar que el incendio inició sobre uno de los costados de la vía y que podría tratarse de una quema de basuras o propiamente de la quema de un objeto en la vegetación que aumentó las llamas; por lo que la vía de Dapa a Yumbo permaneció cerrada por varias horas”, indicó el capitán Alberto Valencia, comandante del Cuerpo de Bomberos de Yumbo.

Por el momento, las autoridades están investigando a las personas que estarían detrás de esta conflagración.

Cabe recordar que los incendios presentados en Cali han sido provocados para posteriormente invadir esos terrenos; así lo confirmó el alcalde Jorge Iván Ospina Gómez, quien además envió una dura advertencia a quienes continúen con esta práctica.

“Judicialización. Nosotros lo queremos volver a decir: allí donde las personas invadan, sea territorio público o privado, la acción es judicialización”, aseguró el mandatario local.

Frente a estos casos, desde el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cali se aseveró que algunos ciudadanos son testigos de que los incendios han sido provocados. “Versiones de ciudadanos dicen que han visto a personas merodeando la zona minutos antes del incendio. Esto nos da una particularidad y es que, al parecer, puede existir una intención de crear incendios en estas zonas donde ya hemos tenido antecedentes”, dijo el teniente Jhon Fitzgerald Rodas, jefe de emergencias de los Bomberos.

El teniente aseguró que después de apagar los incendios, han encontrado construcciones en material liviano, madera o esterilla. “Eso ha sido muy recurrente en cortos periodos. Hay mucho material para quemarse y por eso emitimos esta alerta porque en caso de que se llegue a presentar un incendio con mucha fuerza, podemos tener pérdidas lamentables para la flora y la fauna de la ciudad”, alertó.

¿Quiénes están detrás de las invasiones?

La problemática de las invasiones en la capital del Valle del Cauca no es nueva. De hecho, las autoridades han señalado que hay bandas delincuenciales detrás de las ocupaciones ilegales en el corregimiento de Navarro y los sectores conocidos como Aldovea, Dalia, Cauquita y El Pondaje.

Por información que conduzca a los delincuentes que promueven las invasiones se están ofreciendo hasta 30 millones de recompensa.

El modus operandi de las bandas consiste en ocupar los predios, lotearlos y luego venderlos a bajo costo a personas que no cuentan con vivienda propia o ven en esa actividad ilegal una oportunidad para hacerse con un terreno fácilmente.

Incluso, en las últimas horas, un equipo de la Subsecretaría de Servicios a la Justicia de Cali, que adelanta desalojo en invasiones que se han asentado en algunos sectores de la ciudad, recibió un sufragio con un mensaje amenazante, el cual llegó con cuatro proyectiles de arma de fuego, cada uno con nombre propio.

“Nosotros, los habitantes de Villa Victoria Cauquita, rechazamos el proceso adelantado por ustedes al pretender desalojarnos en reiteradas veces, ya que esto vulnera y atropella el derecho que tenemos todos a poder tener una vivienda para nosotros y nuestras familias”, se lee al inicio de la carta.

Sin embargo, el mensaje se torna turbio: “debido a su insistencia, por parte de la inspectora, el secretario, el abogado y el juez de paz; los cuales no sabemos cuál es el beneficio oculto que tienen al realizar este desalojo, nos vemos en la obligación de enviar esta advertencia pacífica para que desistan de sus acciones o cambien el proceso que están llevando de una manera en la que no nos afecten o si no nos veremos en la obligación de proceder de una manera más contundente”, señala el escrito que fue acompañado con cuatro proyectiles de arma de fuego.

Sobre esta intimidación, el subsecretario de Servicios a la Justicia de Cali, César Lemos Posso, dijo que esta situación ya está en manos de las autoridades, quienes además están garantizando la seguridad de los funcionarios que han sido amenazados.