nación

El colmo, comida para soldados terminaba vendida en plazas de mercado

La Fiscalía judicializó a los responsables de un “cartel de víveres” que durante años robó la comida para los soldados y la vendió en plazas de mercado de Nariño.


Ocho personas, entre ellas funcionarios públicos, se encargaron, según la Fiscalía, de liderar una organización criminal para robarse los alimentos destinados a los soldados de unidades militares del suroccidente del país: Putumayo, Cauca, Nariño y Valle del Cauca. Lo hacían, de acuerdo con el material probatorio, de la forma más descarada, de frente, dirían algunos. Todos fueron capturados y judicializados por la Fiscalía.

Un fiscal de Pasto recibió denuncias de cómo en las plazas de mercado se estaban distribuyendo productos con logos de la Agencia Logística de las Fuerzas Militares y la frase: “Prohibida su venta”. La Fiscalía inició una investigación que meses después develó una red de corrupción que afectaba no solo a las Fuerzas Militares, sino a los soldados que por semanas esperan los suministros en sitios donde permanecen aislados, en zonas de conflicto.

“De acuerdo con la investigación, las ocho personas imputadas vendrían delinquiendo entre julio de 2018 y noviembre de 2021, periodo durante el cual habrían sustraído y comercializado de manera continua víveres destinados a las unidades militares desplegadas en Putumayo, Cauca, Nariño y Valle del Cauca”, dijo la Fiscalía luego de lograr la desarticulación de la organización criminal.

¿Cómo sacaban los alimentos?

El llamado ‘cartel de los víveres’ tenía su centro de operaciones en las bodegas destinadas por la Agencia Logística de las Fuerzas Militares en Nariño. Allí funcionarios públicos se encargaban de alterar las planillas de entregas de dichos víveres. Lo hicieron, según los investigadores, durante las vigencias de 2018, 2019, 2020, y 2021. Cuatro años seguidos de una dinámica criminal que no se esforzaron en ocultar.

Incluso, estableció la Fiscalía, cuando se dificultaba alterar las planillas de entrega, dejaban vencer algunos productos y los daban por caducos; luego alteraban fechas y los comercializaban a menor precio en supermercados y tiendas de barrio de Pasto e Ipiales en Nariño.

Luego de alterar las planillas, en camiones particulares llevaban los productos a bodegas cerca de las plazas de mercado y empezaba el trabajo de venta y distribución. “Las cuales fueron identificadas durante operativos de registro y allanamiento en donde fueron hallados productos con los sellos de la Agencia Logística de las Fuerzas Militares”, señaló la Fiscalía.

Incluso el funcionario público capturado permitió que una persona, sin contrato laboral, llegara a las bodegas de la Agencia y de manera directa se encargaba de asignar, organizar y despachar una parte de los productos alimenticios para las unidades militares, pero al mismo tiempo separar los que pensaban llevar a sus propias bodegas. Básicamente tenía dos cajas: una para los soldados y otra para ellos.

“La Fiscalía Especializada de Pasto les imputó cargos como presuntos responsables, según su nivel de participación, por los delitos de concierto para delinquir agravado y peculado por apropiación”, explicó la Fiscalía tras advertir que algunos aceptaron responsabilidad en varios delitos y reintegraron la mitad del valor de los víveres sustraídos.

A la cárcel 8 presuntos integrantes del ‘cartel de los víveres’, dedicado al saqueo de alimentos que estaban destinados para los soldados del ejército
A la cárcel 8 presuntos integrantes del ‘cartel de los víveres’, dedicado al saqueo de alimentos que estaban destinados para los soldados del ejército - Foto: Fiscalía

Los investigadores cuentan con seguimientos, individualización e identificación de todos los miembros de la estructura delictiva, “allanamientos a bodegas y depósitos de almacenamiento e identificación de camiones’'. Esa actividad le permitió a la Fiscalía la captura de todos los integrantes de la red criminal.