Tendencias

Home

Nación

Artículo

En Dabeiba, municipio del occidente de Antioquia, más de 8.000 habitantes están incomunicados por la caída de un puente, a causa de las fuertes lluvias que no cesan en el departamento.
En Dabeiba, municipio del occidente de Antioquia, más de 8.000 habitantes están incomunicados por la caída de un puente, a causa de las fuertes lluvias que no cesan en el departamento. - Foto: SEMANA

nación

El desbordamiento de cuatro quebradas en Antioquia, obligó a evacuar las emergencias del hospital de Dabeiba

Según organismos de socorro del departamento, unas 60 personas lo perdieron todo tras las fuertes lluvias.

Las malas noticias para Dabeiba (Antioquia), no paran. Las fuertes lluvias dejaron incomunicados a más de 8.000 habitantes de este municipio tras la caída de un puente; esta emergencia se registró específicamente sobre la quebrada Barranca, corregimiento Cruces.

Pablo Puerta, director de gestión de riesgo de Dabeiba, indicó que la estructura ya venía presentando dificultades por las intensas lluvias y acabaron por completo el puente.

“Esa obra, esta semana falló del todo. La población está utilizando un paso provisional, en el que ayudamos con maquinaria amarilla, el cual es de muy alto riesgo. El puente primero había colapsado uno de los estribos y por seguridad la comunidad hizo un puente de madera para poder pasar. Una creciente se llevó ese puente y el que tenía falla terminó de colapsar”, sostuvo Puerta.

Adicional a esto, ciudadanos que se encontraban en el área de urgencias del Hospital de Dabeiba, tuvieron que evacuar después que se desbordaran las quebradas La Desmontadora, Cantarrana, Cañada Seca y La Caracol.

Asimismo, las ambulancias tuvieron que trasladar a varios pacientes a otros hospitales. Según Pablo Puerta, unas 60 personas lo perdieron todo tras el fuerte aguacero. “Unas avenidas torrenciales en las cuatro cuencas del municipio afectó a dos viviendas, cuatro locales comerciales y al hospital completamente”, aseveró y agregó que las lluvias también tienen afectados a más de 2.500 niños, quienes pasan en medio de las inundaciones para llegar a sus escuelas; la comunidad solicita la presencia del Estado para el traslado de al menos tres instituciones educativas antes que ocurra una tragedia.

Los habitantes de Dabeiba esperan soluciones temporales rápidas, debido a que las pérdidas por los productos que sacaban a vender al casco urbano los están perdiendo y es uno de los únicos sustentos económicos de las poblaciones. Además, sacaban los productos agrícolas para venderlos en municipios de Urabá y Montería.

De la misma manera se ve afectado el envío de suministro de alimentos esenciales a las comunidades. Además, cientos de estudiantes que iban a estudiar al municipio no han podido salir por esta misma problemática.

Desde que inició la temporada invernal, este municipio, a cinco horas de Medellín, ha sido uno de los más afectados por derrumbes sobre las vías e inundaciones, que han afectado a cientos de habitantes y han dejado incomunicados no solo a los habitantes de las veredas, sino a los del casco urbano.

Cabe recordar que en el departamento ya van 58 fallecidos por la temporada invernal, donde las subregiones del Bajo Cauca, Urabá, Valle de Aburrá y occidente han sido las más afectadas por emergencias como los derrumbes e inundaciones.

Varios municipios no tienen suficientes bomberos

La Dirección Nacional de Bomberos encendió las alarmas por la escasez que hay de organismos de socorro en varios municipios del país. En Antioquia, 15 localidades no tienen unidades especializadas para atender las emergencias.

En la lista aparecen poblaciones de las subregiones del occidente, Bajo Cauca, oriente, norte, suroeste, nordeste y Urabá antioqueño. En esos territorios se han presentado incidentes mortales por las fuertes precipitaciones donde ya 56 personas han perdido la vida, entre las víctimas hay menores de edad y adultos mayores.

Charles Banavides, capitán del grupo de bomberos en Colombia, describió que la alerta busca llamar la atención de las autoridades para que inviertan en la prevención y no cuando el incidente ya esté activo. De acuerdo con sus cálculos, el 30 % del territorio nacional está desprotegido por los especialistas en gestión del riesgo.

En esta zona del país el vacío está en Abriaquí, Buriticá, Ebéjico, Giraldo, Peque, Uramita, Cáceres, Tarazá, Murindó, Campamento, Caracolí, San José de la Montaña, Carolina del Príncipe, Granada, Maceo y Montebello. El común denominador de estos pueblos es la frecuencia de deslizamientos de tierra por la saturación de agua en las montañas.