nación

El fin de los fondos de pensiones: la preocupación que Álvaro Uribe le expresó a Gustavo Petro

El exmandatario aseguró que su reunión con el presidente electo fue amable y respetuosa, y que él tuvo la oportunidad también de compartirle los temas en los que ve riesgos.


La reforma pensional fue uno de los temas de los que hablaron el expresidente Uribe y el presidente electo, Gustavo Petro. “Nos parece bien que el país avance para que los colombianos tengan un ingreso digno... pero que no se marchite el sector productivo”, dijo.

“Le expresamos nuestra preocupación por lo que puede ser la terminación de los fondos de pensiones”, advirtió Uribe.

En campaña, Gustavo Petro había anunciado un revolcón en el tema pensional. Se trata de un régimen de reparto simple a través del cual las cotizaciones se harían vía Colpensiones. En adelante, el ahorro sería, según él, a través del esquema individual, es decir, el que actualmente manejan los fondos privados.

El presidente electo propuso un peldaño voluntario, mientras que el régimen subsidiado se transformaría para aumentar el monto de lo que actualmente entrega el programa Colombia Mayor, con lo cual el subsidio para las personas sería de 500.000 pesos, pues Petro es partidario de que las ayudas económicas se utilicen para sacar a la gente de la pobreza, no para darles una “limosna”.

Reunión Centro Democrático, posterior reunión Álvaro Uribe con Presidente Electo Gustavo Petro
Reunión Centro Democrático, posterior a encuentro de Álvaro Uribe con el presidente electo Gustavo Petro. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

El sistema pensional actual incluye un régimen público, a través de Colpensiones, y uno privado, que manejan las AFP e implica la existencia de cuentas de ahorro individuales (el cotizante recibe lo que ahorró más los intereses y menos los costos de administración).

En lo público, el gasto anual es enorme y le genera una fuerte presión al Presupuesto General. En el privado se producen muchas demandas, pues cuando llega el momento de la jubilación, la gente siente que no recibirá una mesada acorde con lo que ahorró.

Adicionalmente, pese a la existencia de dos esquemas, solo el 22 % de la población en edad de pensionarse cuenta con una mesada. El resto necesitará ayuda del Estado en la vejez y las generaciones que vienen ven cada vez más lejos la posibilidad de jubilarse. En ese contexto, la política pensional de Petro también sonó bien a los posibles beneficiarios, pero les causa susto a los que a todo le echan números.

Crear transferencias de 500.000 pesos mensuales para más de tres millones de adultos mayores, sin duda reduce los niveles de pobreza. El problema es que la fórmula de Petro –según los expertos– para financiar subsidios no tendría fondeo más allá de un par de años.

El tema fue uno de los que mencionó el expresidente Uribe en su reunión. Aseguró que como está planeada esa reforma podría significar un golpe muy contundente al sistema privado y que al final de cuentas eso se traduciría en pobreza. El presidente electo, por su parte, no hizo comentarios de la reunión.