nación

El presidente al que no dejaron venir a Colombia a la posesión de Gustavo Petro

El congreso de su país le negó el permiso de salida por temor a que pueda huir del país en medio de un duro escándalo de corrupción.


Este domingo 7 de agosto en la tarde, Gustavo Petro asume oficialmente como nuevo presidente de Colombia, en medio de la posesión que tendrá como sede principal la Plaza de Bolívar en el centro de Bogotá y que se anticipa será una fiesta nacional.

Entre los invitados al inicio de la presidencia del líder de izquierda figuran muchos presidentes de Latinoamérica y la región, pero hay un gran ausente.

Pedro Castillo, presidente en Perú desde hace poco más de un año, era esperado en el acto de posesión de Petro, más teniendo en cuenta que ambos mandatarios son cercanos a la izquierda latinoamericana. Pero su atropellado gobierno y los escándalos que ha traído le costaron el viaje a Colombia.

En el país vecino, el Congreso es el que debe dar el permiso correspondiente para que el presidente de la nación pueda ausentarse de manera temporal en alguna salida al país.

En virtud del artículo 102 de la Constitución de Perú, y previa presentación de una solicitud expresa de Castillo, quien radicó una carta ante el legislativo el pasado primero de agosto solicitando el trámite del ‘visto bueno de su salida’, el jueves 4 de agosto, el Congreso de ese país se reunió en pleno para votar la autorización; no obstante, contrario a lo previsto, la consulta emitió un concepto negativo, resultando con la negación del ansiado permiso.

El presidente peruano, Pedro Castillo, vestido con el atuendo típico andino, habla durante una manifestación masiva que pide estabilidad política y económica en Juliaca, región de Puno, Perú, el 7 de diciembre de 2021, mientras el parlamento de mayoría opositora del país discute si se debe o no Realizar un juicio político para el líder de izquierda. - El Congreso de Perú, controlado por la oposición de derecha, inició una sesión plenaria el martes para decidir si abre un juicio político de acusación para el presidente de izquierda Pedro Castillo. La sesión debe concluir con el voto decisivo. (Foto de Carlos MAMANI / AFP)
El presidente peruano, Pedro Castillo. - Foto: AFP

Así, Castillo será reemplazado por su vicepresidenta para que lo represente en la ‘fiesta’ que hará el nuevo presidente de Colombia el 7 de agosto, con ocasión de su ascenso oficial a la Presidencia de Colombia, reunión en la que se dará cita un selecto grupo de invitados especiales. Entre estos se cuentan distintos jefes de Estado, diplomáticos y personalidades, que se sumarán a un nutrido grupo de ciudadanos que se reunirá en la Plaza de Bolívar de Bogotá y escenarios circunvecinos.

Según recogen medios de comunicación de Perú, entre los que se cuenta el diario El Comercio, la polémica votación con la que el Congreso de Perú le negó el permiso de salida del país a Pedro Castillo estuvo marcada por el voto positivo de solo 42 legisladores, mientras que otros 67 se opusieron a la solicitud.

En ese mismo sentido, otros cinco legisladores se habrían abstenido de participar en la votación.

De acuerdo con la carta presentada por Castillo, y revelada públicamente también por el diario El Comercio, el permiso de salida del país presentado por el mandatario precisaba que el político estaría entre el 6 y 8 de agosto en la ciudad de Bogotá. Esto, con ocasión de la posesión de Petro Urrego, viaje en el que era posible que el político peruano tuviera previsto adelantar algunos encuentros bilaterales con sus homólogos de la región, quienes también se darían cita en nuestro país.

Pedro Castillo lleva un año en el mandato del Perú, pero entre escándalos de corrupción y inestabilidad política lo tienen en crisis.
Pedro Castillo lleva un año en el mandato del Perú, pero entre escándalos de corrupción y inestabilidad política lo tienen en crisis. - Foto:

Las razones para el ‘no’

De acuerdo con las declaraciones de políticos de oposición recabadas por el referido medio de comunicación, la negativa de permiso para que Castillo Terrones abandonara el país estuvo fundamentada en las investigaciones que actualmente cursan en las autoridades peruanas contra el presidente, por la ocurrencia de algunas presuntas irregularidades en el ejercicio de su rol como primer mandatario de esa nación.

Para ser más exactos, actualmente, en Perú cursan cinco investigaciones, abiertas, en contra del exmaestro de escuela y ahora presidente de Perú.

Durante la sesión en la que se discutió el permiso a Castillo, la parlamentaria Flor Pablo Medina, perteneciente a la Bancada de Integridad y Desarrollo, afirmó que, además de las investigaciones de las que es objeto el mandatario, la salida del país de Castillo debería ser denegada en tanto es menester que el presidente se quede en Perú atendiendo la actual crisis política.

A su turno, el vocero de la bancada del Partido Fuerza Popular, partido del que es parte Keiko Fujimori, el parlamentario Nano Guerra, aclaró que la negativa de un sector del legislativo frente a la salida de Castillo de Perú no debía ser vista como un ‘factor de odio o revancha’, recordando que “le hemos dado permiso en otras ocasiones”.

Protestas contra Pedro Castillo en Perú
Protestas contra Pedro Castillo en Perú - Foto: AP Photo/Martin Mejia

Sobre los sectores de oposición que asumieron el rol de ‘castigo’ o prevención frente a Castillo, se destacan los parlamentarios pertenecientes a los partidos políticos Alianza para el Progreso, Acción Popular, Fuerza Popular, Avanza País, Renovación Popular, Somos Perú y la nueva bancada de Integridad y Desarrollo.

A su turno, según precisa El Comercio, los votos que le daban vía libre a Castillo para ir a Bogotá emanaban de parlamentarios de sectores simpatizantes del actual gobierno.

En la carta presentada por Castillo ante el Congreso de Perú, había destacado la importancia de su viaje a Bogotá, afirmando: “La asistencia del señor presidente de la República a esta ceremonia permitirá fortalecer los históricos lazos de hermandad y cooperación entre ambos países, dándole continuidad a una agenda bilateral de trabajo dirigida a la identificación de temas prioritarios de interés común para beneficio de las poblaciones de ambos estados”.