nación

‘El Tuerto’ Gil fue sancionado por Estados Unidos por su responsabilidad en “importantes actos de corrupción”

El exsenador ya fue sentenciado por la parapolítica y la entrega de sobornos para beneficiar al excomandante guerrillero Seuxis Paucías Hernández Solarte, alias Jesús Santrich.


El Departamento de Estado de los Estados Unidos sancionó al exsenador Luis Alberto Gil Castillo, más conocido con el sobrenombre de ‘El Tuerto’, por su “participación en importantes actos de corrupción” y le prohibió la entrada a ese país.

En un corto comunicado publicado este jueves, el organismo advierte sobre las relaciones entre el excongresista de Opción Ciudadana con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

En el documento se indica que Gil “solicitó y aceptó sobornos monetarios de un subgrupo” de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)”, para recibir apoyo político a su aspiración al Congreso y mantener su poder una vez posesionado. El Departamento de Estado recordó que dicho grupo armado ilegal fue catalogado por los Estados Unidos como una organización terrorista extranjera.

Luis Alberto Gil, quien fue uno de los fundadores del movimiento Convergencia Ciudadana, buscó y recibió el apoyo de los grupos paramilitares para “ejercer una influencia política indebida en su carácter oficial como miembro del Senado colombiano”, cargo que ostentó entre el 2002 y 2007, fecha en la cual fue capturado por orden de la Corte Suprema de Justicia en medio del naciente escándalo de la ‘parapolítica’.

Se advierte que Gil, después de cumplir su condena de ocho años de prisión por el delito de concierto para delinquir agravado, se vio inmerso en marzo de 2019 otro escándalo judicial al ser grabado recibiendo sobornos para beneficiar al excomandante de las Farc, Seuxis Paucias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich en el estudio de extradición que se adelantaba en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Santrich era requerido en extradición por una Corte de los Estados Unidos por delitos relacionados con el narcotráfico. Sin embargo, Gil se habría comprometido con unos supuestos emisarios de Santrich a retrasar el estudio del caso, todo esto a cambio de una suma de dinero. Para esto se concertó con el entonces fiscal de la JEP, Julián Bermeo Casas para beneficiar al exintegrante del Secretariado de las Farc.

Con esta actitud, recalca el Departamento de Estado, Gil quiso “sobornar a un testigo en un caso penal en su contra”, en detrimento de la estabilidad de las instituciones en Colombia “y la seguridad de los Estados Unidos contra el crimen transnacional y el terrorismo”. En 2021, Bermeo ya había sido sancionado por las autoridades de los Estados Unidos ”por participar en una corrupción significativa”.

La decisión del Departamento de Estados tiene como efecto inmediato restringirle la entrada a ese país a Gil y a todos los integrantes de su núcleo familiar. En el documento revelado este jueves se advierte que estas acciones se realizan en medio de la colaboración policial y judicial que se tiene con Colombia en su lucha y cooperación bilateral para combatir la corrupción.

El pasado 16 de julio, el juez noveno penal especializado de Bogotá condenó a Luis Alberto Gil a cuatro años y seis meses de prisión. Esto después que se avalara el preacuerdo que firmó con la Fiscalía General en el que reconoció su responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir agravado, cohecho propio (recibimiento de sobornos) y tráfico de influencias.

Sin embargo, al momento de ser merecedor de la condena el exsenador se encontraba con libertad condicional puesto que ya había cumplido más de tres años en la cárcel.