Tendencias

Home

Nación

Artículo

Las fuertes lluvias que se vienen presentando en Ubalá, Cundinamarca, han provocado afectaciones a 1.137 personas, así como el daño permanente a 268 viviendas y 71 vías.
Fuertes lluvias en Ubalá, Cundinamarca - Foto: Revista Semana

nación

En riesgo más de 600 municipios del país por lluvias, alerta la UNGR

Se prevé que las lluvias aumenten en noviembre, por lo que también sube el riesgo de deslizamientos.

Este viernes 5 de noviembre la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo presentó un balance sobre la segunda temporada de lluvias que afronta el país desde principios de septiembre. Advirtieron que al momento hay más de 600 municipios en riesgo y con alertas activas entre rojas, naranjas y amarillas, debido a la época invernal por la que atraviesa el país.

Los departamentos con más peligro son Cundinamarca, Norte de Santander, Casanare, Tolima, Boyacá, Antioquia, Quindío, Meta, Risaralda, Caldas, Nariño y Santander. “Las alertas que tenemos en el país por lluvias son altas. Entramos ahora en el último mes de la 2ª Temporada de Lluvias y en el cual los pronósticos nos indican que tendremos más precipitaciones, volúmenes más altos y eso puede traernos eventos y emergencias”, aseveró Eduardo José González, director de la UNGRD.

A reglón seguido, el director hizo un llamado a la comunidad para que no baje la guardia y continúe con las recomendaciones que la entidad ha venido difundiendo para evitar o minimizar los riesgos y desastres que puedan causar las lluvias, como deslizamientos, crecientes súbitas, taponamiento de alcantarillados, entre otros.

González, aprovechó para recordar que las personas que tuvieran total conocimiento sobre el territorio donde vivían, eran las que primero podían emitir las alertas para tomar medidas tempranas, “y ser agentes de protección que permitan salvaguarda la vida e integridad de las personas”, haciendo referencia a que estas personas podían notar con más facilidad los cambios que puedan tener las montañas o ríos en medio de las lluvias.

Entre tanto, la UNGR también informó que durante las próximas semanas se prevé deslazamientos de tierra, esto según los estudios del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), al parecer, debido a que las lluvias viene presentándose desde agosto, los suelos estarían saturados, y por ende habrían más posibilidades de que ocurrieran deslaves.

Así entonces, la entidad afirmó que entre el 15 de septiembre y el 5 de noviembre se han reportado 368 eventos en 27 de los 32 departamentos del país, los cuales habrían afectado a 8.906 familias en 249 municipios, de las personas afectadas se reportaron 30 fallecidos, 31 heridos y 4 más seguirían desparecidos.

En el mismo lapso se habrían registrado 117 movimientos de masa, 108 inundaciones, 53 vendavales, 42 temporales, 22 crecientes súbitas, 16 avenidas torrenciales, 9 granizadas y 1 tormentas eléctricas. Eventos en los cuales resultaron 6.609 viviendas afectadas y 93 totalmente destruidas. Todos estos tuvieron presencia especialmente en Cundinamarca, Antioquia, Risaralda, los Santanderes, Cauca y Tolima.

Respecto al deslizamiento en Mallama, Nariño, la UNGR explicó que ya se habían acabado las operaciones de búsqueda y rescate, afirmó que fueron 17 personas las que infortunadamente murieron en el hecho, y 8 resultaron heridas. Entre tanto, el balance mostró que 8 familias resultaron damnificadas luego de la tragedia, 2 viviendas se destruyeron completamente, mientras que 3 están en riesgo.

“Desde el Gobierno nacional y articulados con la gobernación de Nariño y la alcaldía de Mallama, se activaron las líneas de respuesta de Asistencia Humanitaria de Emergencia alimentaria y no alimentaria, subsidios de medios de vida y apoyo para la construcción de muros de contención”, acota la UNGR sobre las medidas tomadas para hace frente a la emergencia.

Además, resaltan que las operaciones tuvieron la participación de 230 personas entre Defensa Civil, Cruz Roja, Policía y Ejército. La entidad aprovecha para recordar a la población que aún se espera un aumento de hasta el 50 por ciento en las lluvias de noviembre, por lo que invita a la comunidad y a los mandatarios regionales para que implementen mecanismos de prevención.