denuncia

Escándalo: vacaciones en Europa y reuniones con proveedores tienen contra las cuerdas a director de Bomberos de Bogotá

Unas vacaciones en Europa, reuniones con proveedores y más de $14.000 millones tienen en aprietos al director de Bomberos de Bogotá.


En junio, cuando en Europa empezaba uno de los veranos más calurosos de la historia, en Bogotá estaba Diego Moreno, director de la Unidad Administrativa Especial Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá, alistando maletas para irse a Alemania. Su intención era asistir a Interschutz, una de las ferias más grandes y prestigiosas en el mundo para el fuego y la protección civil, el salvamento y la seguridad. Moreno le confirmó a SEMANA que pidió vacaciones para asistir al evento sabiendo que, semanas atrás, el Concejo de Bogotá le había aprobado cerca de 14.000 millones de pesos en vigencias futuras para la compra de algunos carros y equipos que requiere con urgencia el Cuerpo de Bomberos de la ciudad.

El viaje, realizado la segunda quincena de junio, provocó tal revuelo que fue a parar al despacho del fiscal general, Francisco Barbosa, por una denuncia radicada el 8 de julio. Según esta, el funcionario viajó con los gastos pagos por los proveedores Ripel S. A. S. e Iturri S. A., empresas que suministran máquinas de bomberos y equipos contra incendios. Para el denunciante es una clara afectación a la libre competencia y genera compromisos a la hora de adjudicar los contratos correspondientes.

Si bien Moreno justifica su viaje aduciendo que se encontraba en periodo de vacaciones, “por simple ética o el hecho de ser un servidor público de una entidad técnica-operativa, que compra ese tipo de equipos y que además toma decisiones sobre el tema, debió no aceptar tal invitación”, dice el denunciante. En eso coincide la concejala María Victoria Vargas, quien, además, antes de un debate, envió un derecho de petición a Moreno para pedirle explicaciones por los hechos.

El funcionario indicó en algunas de las respuestas que, con el propósito de contar con la mayor pluralidad posible, la Subdirección Operativa con su equipo técnico, y para atender las posibles dudas o inconvenientes que los proveedores presentaran a las cotizaciones, se reunió virtualmente con el proveedor Ripel el 19 de abril y dos días después con el fabricante Iturri, pero que esa misma reunión la sostuvieron con otras tres compañías semanas antes del viaje. También aclaró que no existe ninguna relación entre los directivos y los proveedores, y tampoco tuvieron nada que ver con el viaje a la feria.

Sin embargo, existen algunas fotos en las que aparece en un mismo espacio Diego Moreno con varios proveedores, algunos de las compañías nombradas. Moreno le dijo a SEMANA que coincidir en el mismo lugar fue casualidad, pues al evento asisten muchas empresas. Dejó claro que los tiquetes y demás gastos los pagó con su tarjeta de crédito. Estos soportes solo serán presentados a la Fiscalía si así se lo requieren. No obstante, llaman la atención otras coincidencias de los encuentros en Europa. En la misma mesa en la que está sentado Moreno con los proveedores, aparece la contratista Alexandra Neira. Según los reportes del Sistema Electrónico para la Contratación Pública (Secop), se le pagan 82.400.000 por diez meses a fin de apoyar la coordinación y establecimiento de los planes intersectoriales para prevención y atención de incendios e incidentes con materiales peligrosos.

Al preguntarle a Moreno por la asistencia de Neira al evento, asegura que es la encargada de la coordinación en relación y cooperación internacional. Pero, según él, esa vez viajó no por trabajo, sino por un asunto personal. Él le dio el permiso para salir del país y casualmente allá se encontraron. El hecho es que al regreso, el 8 de julio, arrancó la convocatoria del contrato, cumpliendo el cronograma previsto. Los denunciantes manifiestan que desde que llegó Diego Moreno a la dirección empezó a abrirles campo a equipos con normas europeas, algo que antes no se veía. Esto genera sospecha teniendo en cuenta las relaciones que sostendría con proveedores del Viejo Continente. Para Moreno eso facilita conseguir las mejores ofertas del mercado. La concejala Vargas teme que los recursos aprobados sean direccionados por un pliego de necesidades hecho a la medida para favorecer a terceros.

Moreno asegura que todo forma parte de una denuncia falsa interpuesta por anónimos, así que él contrademandó, sin saber a quién, por injuria y calumnia. En medio del ambiente caliente y de desconfianza que hay en el Cuerpo de Bomberos de Bogotá, se espera que las autoridades actúen de manera preventiva antes de que las llamas cojan vuelo y sea tarde frenar el incendio que se avecinaría.