nación

Ciudadano prefirió quemar su moto para que no fuera inmovilizada, en Barranquilla

El hecho quedó registrado en video, el hombre huyó en la motocicleta prendida en llamas.


En medio de un procedimiento policial de uniformados de Tránsito en la capital del Atlántico, un motociclista que había sido detenido por policías para verificar el cumplimiento de la documentación en regla, prefirió incinerar el vehículo luego de notificarle que sería inmovilizado.

El infrecuente hecho se registró en pleno centro de Barranquilla a la altura de la calle 30, cerca a la conocida iglesia de San Roque y frente a la mirada atónita de los transeúntes y los uniformados de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

En las imágenes se observa la grúa del tránsito en la que llevan varias motocicletas retenidas y al hombre discutir con los uniformados, cuando de repente en lo que parece ser un acto de rabia prende fuego a la motocicleta en cuestión de segundos y acto seguido se monta y se impulsa para huir en el vehículo que empieza a incinerarse.

Unas cuadras más adelante, el sujeto fue ayudado por comerciantes y transeúntes de la zona y con agua intentaron sofocar las llamas sin tener éxito, hasta que llegó otro hombre con un extintor y logró apagarlas completamente.

Un hecho similar ocurrió en el barrio San Isidro, en la localidad del suroccidente de Barranquilla, más exactamente en la diagonal 31 con carrera 48, en los alrededores del cementerio Calan Cala.

En ese sitio, también en medio de un control de los uniformados de la Policía, un sujeto dedicado a esa actividad decidió antes de que su motocicleta le fuera inmovilizada encender fuego.

Tragedia en hotel de Barranquilla: incendio dejó 22 heridos

Hacia las 10:19 p.m. de este jueves, en la capital del Atlántico se registró un voraz incendio en un hotel en el centro de la ciudad que ocasionó momentos de pánico y dejó, según los organismos de socorro, 16 uniformados de la Policía heridos más seis civiles, para un total de 22 personas lesionadas.

En el sitio de razón social Hotel Dasanto, ubicado en la calle 35 entre carreras 38 y 39, se hospedaban 43 miembros de la Policía Nacional que habían llegado a Barranquilla días atrás; desde Valledupar, Cartagena y otras ciudades de la Región Caribe, para apoyar a las autoridades locales en temas de seguridad y acompañar los controles establecidos para los conductores de buses de servicio público que fueron atacados en varias ocasiones con atentados de sicariato a manos del grupo delincuencial Los Rastrojos Costeños.

Sin embargo, luego de sofocar las llamas y atender la emergencia, el teniente César Fonseca, jefe operativo del Cuerpo de Bomberos oficiales la ciudad, declaró que se había descartado un posible atentado contra los uniformados y que, por el contrario, se trató de una falla en una subestación eléctrica que ocasionó un corto circuito.

El teniente César Fonseca indicó que la conflagración habría empezado en el segundo piso de la edificación de cuatro pisos, y hasta ese último se habría propagado sin afectar el primer piso de la recepción del hotel.

“Recibimos información de la comunidad donde reportaban el incendio en un hotel del centro de la ciudad, inmediatamente la máquina número 34 de la calle 17 se desplaza al sitio, pide apoyo, el personal comenzó a evacuar al llegar en compañía de unas unidades de la policía que se encontraban en el sitio, en este momento se descarta cualquier atentado terrorista, al parecer, se generó un corto circuito en una estación eléctrica”, señaló el uniformado.