Tendencias

Home

Nación

Artículo

Asesino de joven grafitero Diego Felipe Becerra se fugó hace cuatro años /Foto: archivo particular SEMANA - Foto: Archivo SEMANA

judicial

Esta es la fecha de imputación de cargos contra el general (r) Francisco Patiño por caso del grafitero Diego Becerra

Según los investigadores, el oficial, quien se desempeñaba como comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, habría ocultado y destruido material probatorio.

Han pasado más de diez años desde que se registró el homicidio de Diego Felipe Becerra, quien fue conocido como el grafitero que recibió disparos por uniformados de la Policía de Bogotá, la noche del 19 de agosto de 2011. En los últimos días se ha sabido de resultados importantes dentro de la investigación.

El mismo fiscal general de la nación, Francisco Barbosa, anunció que al entonces comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, el general en retiro Francisco Patiño, se le imputarían cargos por los delitos de ocultamiento, alteración o destrucción de material probatorio, favorecimiento y fraude procesal.

La audiencia en la que se adelantará dicho proceso se realizará el próximo jueves 28 de octubre a las nueve de la mañana. Cabe recordar que el homicidio del joven grafitero ocurrió en la calle 116 con avenida Boyacá, en la localidad de Suba. Luego de que los uniformados dispararon en su contra se habrían puesto de acuerdo para modificar la escena del crimen y hacer parecer al artista urbano como un ladrón que supuestamente acababa de atracar a la comunidad.

Los investigadores del caso recopilaron información que demostraría que el general Patiño habría recibido información oportuna de sus subalternos sobre los hechos reales que rodearon la escena de la muerte del joven y además conocía de antemano el plan para alterar la escena del crimen y hacer ver al joven como un villano para justificar los hechos.

De hecho, señalan que el alto oficial, en su calidad de comandante, habría gestionado con vehículos oficiales la oportunidad que tendrían los uniformados para difundir la información de la coartada del presunto atraco.

Diego felipe Becerra, conocido como el grafitero, murió el 19 de agosto de 2011.

En la segunda semana de octubre de 2021 se conoció, tras una década del proceso, la condena en contra de cinco uniformados de la Policía Nacional. Los condenados por estos hechos son el coronel Nelson de Jesús Arévalo, el teniente Rosember Madrid, el intendente Juan Carlos Leal, el patrullero Wilmer Antonio Alarcón y el abogado Héctor Hernando Ruíz.

Cada uno de los miembros de la Policía que fueron condenados tuvo un rol o responsabilidad en el homicidio, bien sea como autor o cómplice del montaje posterior, con el que pretendía evadir la responsabilidad, según dejó constancia el juez

Para el coronel Arévalo, hasta el momento el de más alto rango entre los miembros de la Policía que serán condenados, su sanción se da porque tenía conocimiento de lo ocurrido y en su momento apoyó la idea de poner un arma en el lugar de los hechos para distraer o entorpecer la investigación.

Un abogado también habría participado del macabro plan, se trata de Héctor Hernando Ruiz, quien habría hecho las recomendaciones para alterar la escena del crimen y evitar el proceso contra los policías, pese a que él no forma parte de la fuerza pública.

Todo se desató luego de que Diego Felipe y varios amigos que pintaban un grafiti bajo un puente en Bogotá fueron increpados por la Policía y decidieron correr antes de enfrentarse, seguramente a una multa o arresto temporal. Los uniformados del cuadrante los persiguieron y cuadras más adelante se escucharon los disparos. En el suelo quedó el grafitero y en ese momento arrancó el montaje.

La información preliminar indicaba que Diego Felipe participó en el atraco a un bus y en su huida fue abordado por la Policía tras el llamado de auxilio del conductor. Incluso en el lugar de la escena se encontró un arma de fuego, la que supuestamente usó el grafitero en el atraco. Luego, los resultados de Medicina Legal revelaron detalles que no coincidían con el relato de los uniformados.