Tendencias

Home

Nación

Artículo

Álvaro Uribe Vélez
Álvaro Uribe Vélez. - Foto: juan carlos sierra-semana

política

Expresidente Álvaro Uribe pide a precandidatos del Centro Democrático concentrarse en las reformas

El expresidente envió un mensaje a su bancada en el que les pidió, antes de hablar de representar al partido, contribuir a lograr la aprobación de varias reformas importantes.

A pesar de que las elecciones para 2022 están cada vez más cerca y ya se empieza a calentar el panorama electoral, el expresidente Álvaro Uribe les pidió calma a sus líderes. El exmandatario viene insistiendo en que primero hay que enfocarse en otros temas prioritarios y luego sí hablar de quién podrá suceder al presidente Iván Duque.

“A pesar de mi injusto proceso judicial, insisto al Centro Democrático que antes de campaña política tenemos una prioridad: ampliación de política social y recursos, reforma austeridad, rescate seguridad, no más bloqueos. Sin perjuicio de opiniones de aspirantes, todos respetables”, afirmó el líder del Centro Democrático.

Hay varios puntos en el mensaje del exmandatario. El primero, es que, como reconoció en SEMANA, los procesos judiciales en su contra, a pesar de que recientemente lo han favorecido, pueden seguir jugándole en contra al aspirante que respalde a la Casa de Nariño.

“Vivo una situación personal muy difícil, un proceso judicial muy injusto que me afecta y la verdad es que yo tendré que ser muy prudente para no hacer daño. Yo no puedo aparecer haciéndole daño a algún candidato con mi presencia por este proceso judicial tan injusto que me afecta”, dijo Uribe en Vicky en SEMANA hace unos días.

Por otro lado, las prioridades que menciona el exmandatario es que se pueda impulsar una política social y de recursos, una reforma de austeridad y un rescate de la seguridad, además de no más bloqueos, lo cual se traduce en términos generales en apoyar al gobierno del presidente Iván Duque, especialmente desde el Congreso.

Según se ha confirmado desde la Casa de Nariño, la nueva reforma tributaria se tramitará el próximo 20 de julio y para ello será fundamental el apoyo de la bancada. Su aprobación garantizará la reactivación que necesita el Gobierno, especialmente para la continuidad de los programas sociales.

Por otro lado, la calma que pide el expresidente es porque en los últimos días se ha visto una disputa pública entre varios aspirantes del partido que han lanzado sus candidaturas. Una de las que más generó reacciones fue la de Óscar Iván Zuluaga por los consensos y entusiasmo que generó.

Fue tanto así que algunos congresistas, como la senadora María del Rosario Guerra, propusieron que todas las candidaturas desistieran para respaldar a Zuluaga. Sin embargo, muchos no están de acuerdo con esta idea porque consideran que aún es muy temprano para dejar de lado esas aspiraciones sin haber dado una discusión.

La senadora María Fernanda Cabal, una de las que también generó entusiasmo con su aspiración, fue enfática en que no dejará de lado su candidatura por ahora, ya que fue pedida por consenso de algunos sectores y de la ciudadanía.

“No retiraría mi candidatura porque fue postulada por el público, por los seguidores, no por mí. No la retiraría, sino que dejaría que siguiera hasta el punto en el que haya que usar la fórmula para decidir. Gane cualquiera, debemos todos sumarnos, esto no debe verse como una disputa”, le confirmó Cabal a SEMANA.

Según dijo, se debe esperar a los próximos meses para tomar una decisión como bancada, pero por ahora todos deben sumar y remar para el mismo lado como partido. “No podemos anticiparnos, todos debemos sumar, ganar y, al final, que puede ser octubre o noviembre, tomar una decisión de quien sale por el Centro Democrático”, afirmó la congresista.

Otro de los que dijo que no dará un paso al costado fue Edward Rodríguez, quien considera que ese tipo de solicitudes son antidemocráticas. El parlamentario también confirmó que por ahora seguirá firme con su aspiración.

El anuncio de Zuluaga generó una serie de movimientos al interior del partido, que actualmente se encuentra dividido en dos corrientes marcadas: una más uribista y otra cercana al gobierno del presidente Duque. Por eso, ante todo, lo que pide por ahora el expresidente Uribe es rodear al Gobierno, sacar adelante las reformas y luego sí hablar de quien los representará.