Tendencias

Home

Nación

Artículo

Cartagena
La Policía incautó 2.279 kilos de clorhidrato de cocaína dentro un contenedor lleno de mercancía tipo exportación, el cual se disponía salir hacia Róterdam, en Holanda. - Foto: Ministerio de la Defensa

nación

Hallan 2 toneladas de cocaína en un contenedor que iba a ser exportado a Holanda

El alcaloide está avaluado en más de $400 mil millones, según precisó el Ministerio de la Defensa.

La Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional logró la incautación de 2.279 kilos de clorhidrato de cocaína dentro un contenedor lleno de mercancía que iba a ser exportado hacia Róterdam, en Holanda.

El hallazgo del cargamento se realizó este sábado 30 de octubre en el puerto de Cartagena, informó el organismo a través de sus redes sociales.

Según reportaron medios locales de Bolívar, dentro de los controles que les hacen a las cargas, los uniformados observaron en el Puerto de Cartagena que un contenedor con mercancía que iba a ser exportada tenía inconsistencias en los sellos. Esa anomalía les permitió a los policías hallar el cargamento sospechoso, por lo cual comenzaron a revisar su contenido.

En el interior del contenedor se encontraban 29 bolsas de tela con 2.270 paquetes rectangulares de diferentes colores, cuyo contenido era cocaína, con un peso neto de 2.279 kilos.

La droga en Europa, según la Policía, alcanzaría un costo aproximado de 100 millones de dólares, unos 376 mil millones de pesos. Sobre este dato, el Ministerio de la Defensa detalló en su cuenta Twitter que siguen dando duros golpes contra el narcotráfico. “Este alcaloide está avaluado en más de $400 mil millones”.

En otro hecho registrado este sábado en el puerto de Cartagena, gracias a labores de perfilación y controles desplegados por uniformados antinarcóticos, se frustró el envío de otros 416 kilos de clorhidrato de cocaína al exterior. El contenedor iba a salir desde la Terminal Marítima de Cartagena con destino a Lituania, informó el Ministerio de la Defensa.

El pasado 25 de octubre, en otra zona del país, la Armada incautó más de una tonelada de cocaína que, según la investigación, sería comercializada en el exterior por un valor superior a los 40 millones de dólares.

“En desarrollo de una operación adelantada por la Armada de Colombia, a través del despliegue de la Fuerza Naval del Pacífico, se logró la incautación de un cargamento de 1.137 kilogramos de clorhidrato de cocaína y 440 kg de marihuana, avaluados en más de 41 millones de dólares en los mercados internacionales ilegales, en el momento en que era movilizado a bordo de una embarcación tipo langostera”, indicó la autoridad marítima.

Entre los detalles que se revelaron de la incautación, se conoció “que Unidades de la Estación de Guardacostas de Tumaco, guiadas por información de Inteligencia Naval y en coordinación con una unidad de superficie de la Armada de Colombia, detectaron la motonave tripulada por cuatro sujetos de nacionalidad colombiana en el momento en que se movilizaba en aguas del Pacífico centro”.

Agregó la Armada en un comunicado que “los uniformados realizaron la interdicción a 19 millas náuticas de la costa, en el sector conocido como Punta Ají, aproximadamente a 50 millas náuticas del casco urbano de Buenaventura, y procedieron a la verificación de la embarcación donde se hallaron sobre cubierta 55 bultos de diferentes tamaños que, por su forma y embalaje, parecían ser sustancias ilícitas. Así mismo, se encontraron 19 canecas de 55 galones y 20 canecas de 18 galones de combustible tipo gasolina”.

Sobre los responsables del cargamento ilegal, informó la autoridad, “los cuatro hombres, la embarcación, los narcóticos y el combustible fueron movilizados hasta las instalaciones de la Estación de Guardacostas de Buenaventura y puestos a disposición del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, quienes realizaron la prueba de identificación preliminar homologada (PIPH), determinando que las sustancias contenidas en los paquetes al interior de los bultos, correspondían a 1.137 kilogramos de cocaína y 440 kilogramos de marihuana”.

Esta semana, el Gobierno nacional alertó que el fenómeno criminal del narcotráfico se ha transformado en el peor depredador que tiene el medioambiente en zonas estratégicas que tiene el territorio nacional.

El consejero presidencial de Estabilización y Consolidación, Emilio Archila, señaló en el Congreso de la República que los programas que ha venido adelantado el Gobierno nacional de sustitución de cultivos ilícitos es una de las herramientas eficaces para evitar un profundo daño a los ecosistemas de Colombia.

Durante un debate en la Comisión Quinta del Senado de la República sobre el manejo del impuesto al carbono, el consejero Archila se refirió al impacto perverso de las bandas criminales y organizaciones de narcotraficantes, no solo en el ecosistema, sino en el rol de vida de las comunidades.

En ese sentido, Archila advirtió que fue en esta administración que se dio un impulso a los programas de sustitución, ya que alertó que en agosto de 2018 no tenía planeación, ni contrataciones locales, ni financiación o recursos para proyectos productivos.