valle del cauca

¡Histórico! Centenares de caleños llenan el Concejo para pedir que se hunda polémico proyecto del alcalde Ospina

Se trata de la creación de una sociedad mixta que amarraría los recursos del alumbrado público al menos por 20 años; el proyecto se hundió por falta de quórum


Lo que ocurrió este jueves en el Concejo de Cali tiene muy pocos precedentes: centenares de caleños coparon el hemiciclo para pedirle a los concejales archivar de manera definitiva el polémico proyecto 130, que le daría facultades al alcalde Jorge Iván para crear una sociedad mixta y amarrar, al menos 20 años, el contrato del alumbrado público y la red semafórica de la ciudad.

A través de su cuenta de Twitter, la concejal Ana Erazo informó del estado del Concejo, previo al debate y votación de la creación de Cali Inteligente, una sociedad mixta que tendrá el 55 por ciento de la administración distrital y el 45 por ciento restante será de un privado que Ospina escogería a dedo.

“Estoy feliz, en un hecho sin precedente está así de lleno el Concejo de Cali. Esto era lo que necesitábamos, esto era lo que pedíamos, que no nos dejaran solos en esta curul, que vinieran aquí a decirle a los concejales que archivaran este proyecto porque es nefasto para nuestra empresa (Emcali), señaló la concejal Erazo.

Finalmente, el proyecto se hundió por falta de quórum.

Frente a esto, la también concejal Diana Rojas escribió en su cuenta de Twitter: “¡Se hundió el proyecto Cali Inteligente! La ciudadanía rechazó la creación de la nueva empresa y la entrega de los recursos del alumbrado público a perpetuidad. El mensaje es claro, no más empresas de papel”.

A su turno, el concejal Roberto Ortiz expuso: “Alcalde Ospina NO siga gobernando de espaldas a la gente, sí a una Ciudad Inteligente pero hágala con Emcali. Los caleños no quieren que se comience a privatizar su empresa de 90 años. Hoy se hundió ese proyecto 130 que lesionaba económicamente a Emcali”.

¿De qué se trata Cali Inteligente?

Ospina pretende crear la sociedad ‘Cali Inteligente’, en la cual la administración distrital tendrá una participación del 55 por ciento y un privado obtendrá el otro 45 por ciento. De aprobarse, el Concejo le entregaría, nuevamente, un cheque en blanco al alcalde para que decida quién será el otro jugador en dicha sociedad.

Actualmente, el contrato de alumbrado público asciende a 125 mil millones de pesos anuales y es operado por Emcali, que, a su vez, subcontrata con la compañía Megaproyectos, propiedad de William Vélez.

Sin embargo, con esta nueva sociedad, Ospina le quitaría facultades a Emcali y le montaría competencia. Es decir, los recursos dejarían de ser operados en su totalidad por un ente público, a ser repartidos casi en la mitad con un privado.

SEMANA conoció denuncias de directivos de Emcali que señalan que esta sociedad no solo sería un “esperpento” financiero, sino que le abriría la puerta a una posible privatización de Emcali. Además, detrás del 45 por ciento de la sociedad habría intereses políticos y económicos a gran escala.

La concejal Ana Erazo describe a la sociedad ‘Cali Inteligente’ como “un negocio redondo”, mientras que el también cabildante Roberto Ortiz dice que esto lesionaría seriamente las finanzas de Emcali.

“Señor alcalde, su administración aprobó el año pasado el acuerdo que le permitía ampliar facultades a Emcali para crear una ciudad inteligente, pero ahora usted se empecina en quitarle a esa empresa esa oportunidad de negocio y prefiere crearle competencia con un socio privado que usted escogerá a conveniencia”, señaló Ortiz.

De igual manera denunció que Ospina ha destinado una pequeña maquinaria de funcionarios para que vayan al Concejo a defender ese polémico proyecto. “Ese esperpento puede llevar a Emcali a la privatización y, por ende, los ciudadanos pagarán más costosos sus servicios”.

No es la primera vez

En 2009, cuando Jorge Iván Ospina ejercía su primer periodo como alcalde de Cali, presentó ante el Concejo un modelo similar de sociedad mixta llamada Girasol S.A, que tenía como funciones la recolección de residuos sólidos.

En aquella ocasión, la Alcaldía informó a través de su página oficial que los objetivos de la compañía estaban orientados a adecuar las antiguas bases operativas de la liquidada Emsirva como centros de acopio, “colocar en marcha la ruta selectiva del reciclaje Zona 1; colocar en marcha la Planta de Aprovechamiento de Escombros del Municipio; construir las planta de tratamiento de lixiviados del vertedero Navarro”.

No obstante, cuatro años después, en el 2013, dicha compañía tuvo que ser liquidada sin cumplir los objetivos trazados. “Esta misma escena se repite, quiere crear una empresa para manejar el alumbrado y otros negocios de tecnología. Una nueva forma de contratar a dedo”, denunció la concejal Diana Carolina Rojas.

Asimismo agregó: “Yo no me voy a prestar para apoyar una empresa de papel, para apoyar un negocio que ya está estructurado, que ya saben quién se lo va a ganar, que ya saben a quién se lo van a entregar”.

Por su parte, la administración de Ospina defiende esta sociedad mixta y la presenta como una oportunidad para desarrollar un componente tecnológico en la ciudad.

Sin embargo, al conocer las férreas críticas de algunos concejales, Marcela Patiño, funcionaria que lidera la promoción de esta iniciativa, sentenció: “Si no es aprobada por ustedes, buscaremos otra forma de desatar ese modelo de ciudad inteligente”.

Por su parte, el alcalde Ospina indicó a través de su cuenta de Twitter: “No tomamos decisiones que no hayan tenido validaciones con expertos internacionales, la creación de una sociedad mixta con mayoría pública y participación de Emcali para una Cali Inteligente, gestionando la semaforización y alumbrado es estratégico y la ruta: ¡Sí al salto digital!

Pero desde el sindicato de Emcali, Simtraemcali, alegan que “los estudios técnicos de Cal Inteligente son por decir menos, precarios. Nada justifica su existencia, salvo el interés por entregar miles de millones de pesos a un privado. Emcali puede gestionar la ciudad inteligente y el alumbrado público”.