bogotá

Inició la construcción del puente curvo en la 68 con calle 26; costará $ 45.000 millones

La obra hace parte del tramo 5 de la Avenida 68, alimentadora de la Primera Línea del Metro de Bogotá, que se viene ejecutando desde la Avenida de la Esperanza hasta la calle 46.


El Instituto de Desarrollo Urbano informó en la mañana de este martes 14 de junio que ya iniciaron las obras para la construcción del nuevo puente vehicular que conectará la Avenida 68 con la calle 26, para mejorar la movilidad de las personas que transitan por esa vía de la ciudad.

La nueva estructura, que tendrá una extensión de 500 metros de largo y 11 metros de ancho, será de uso exclusivo del Sistema de Transporte Público Masivo y se construirá en tres etapas: la primera es la cimentación, sub-estructura y estructura de los ejes, la segunda es la construcción de un colector sobre la Calle 26 y la tercera el retiro de la red pluvial de 1,60 m de diámetro existente en la Avenida 68, con el fin de construir los apoyos que soportarán el puente.

La alcaldesa Claudia López y el director del IDU, Diego Sánchez, visitaron las obras.
La alcaldesa Claudia López y el director del IDU, Diego Sánchez, visitaron las obras. - Foto: Alcaldía de Bogotá

Las obras fueron visitadas en la mañana por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, y el director del IDU, Diego Sánchez.

“Este puente será de gran beneficio para los usuarios de TransMilenio, porque no van a tener que hacer transbordo, bajarse de una estación y caminar para tomar la otra. Esta obra ya arrancó, ahora estamos haciendo la cimentación, la construcción de los pilotes que van a soportar ese gran puente. Hemos instalado hasta ahora 90 pilotes, de 130″, dijo Sánchez.

De acuerdo con el funcionario, el cronograma que tiene el contratista prevé finalizar y entregar esta obra en febrero de 2024.

Así avanzan las obras del puente curvo de la avenida 68 con calle 26
Así avanzan las obras del puente curvo de la avenida 68 con calle 26 - Foto: Alcaldía de Bogotá

Según estimaciones de TransMilenio, esta obra facilitará la movilidad de 7.500 usuarios en promedio, durante la hora de máxima demanda por cada sentido.

Este puente hace parte de las obras del tramo 5 de la Avenida 68, alimentadora de la Primera Línea del Metro de Bogotá que tendrá una inversión total de $ 208.000 millones, de los cuales se destinarán $ 45.000 millones al puente curvo y $ 42.000 millones a la rehabilitación de los dos puentes vehiculares existentes sobre la calle 26.

Actualmente se está reconstruyendo el puente del costado oriental, que a la fecha tiene un avance del 60 % y se estima poner al servicio a finales del presente año; una vez finalizado el sector oriental del tramo, se procederá a implementar el Plan de Manejo de Tráfico (PMT) que garantice el flujo de los vehículos por la calzada oriental para proceder a la rehabilitación del costado occidental del puente y de la infraestructura de los carriles mixtos y el de TransMilenio, así como a la construcción del nuevo espacio público que tendrá este tramo, que estará finalizado durante el primer semestre del año 2023.

Las obras en ese tramo contemplan también la construcción de una ciclorruta de 1,28 kilómetros, 37.963 metros cuadrados de zonas verdes y 7.120 metros cuadrados de espacio público, con amplios senderos peatonales.

El avance total del tramo 5 de la Avenida 68 es de 19 % y se construye bajo la metodología Building Innovation Modelling (BIM), que ha permitido articular los diferentes procesos que intervienen en el proyecto: redes de servicios públicos, estructuras existentes e infraestructuras a intervenir, facilitando la articulación con las diferentes entidades del Distrito para los traslados e intervenciones de toda la infraestructura que hace parte de este tramo.

En materia ambiental se han intervenido 311 individuos arbóreos, de los cuales 139 fueron trasladados siguiendo los procesos de conservación ambiental, 81 tuvieron que ser talados y se contempla la plantación de 192 nuevos árboles, pasando de tener 311 árboles a un total de 422.

El IDU destacó la generación de empleo no solo para la construcción del puente curvo sino para toda la obra del tramo 5, donde trabajan actualmente 400 personas, en su mayoría mano de obra no calificada de las localidades de Fontibón, Engativá y Teusaquillo.

De este total, 40 son mujeres, 333 hombres, 12 jóvenes que encontraron su primer trabajo en este proyecto, tres personas desplazadas provenientes de varios rincones del país víctimas de conflicto armado y 12 personas de población vulnerable.

En total, la Avenida 68 proyecta generar alrededor de 37.000 empleos en sus 9 tramos, cuyo avance promedio está entre el 16 y el 20 %.