política

Katherine Miranda y David Racero: empieza el pulso por la presidencia de la Cámara de Representantes

Este miércoles, el Pacto Histórico definirá quién será su candidato a la presidencia de la Cámara; Katherine Miranda ya habló con Petro.


Dos días después del triunfo de Gustavo Petro, el Pacto Histórico, la fuerza política más grande del Congreso, empezó a organizarse para obtener las presidencias de Senado y Cámara.

Por los lados de la Cámara está aspirando David Racero, uno de los dirigentes más cercanos a Gustavo Petro, un joven de izquierda que tiene un caudal electoral importante en Bogotá. Aunque Racero no lo ha hecho oficial, cuenta con el apoyo de la izquierda radical y el petrismo.

Sin embargo, le salió competencia. Se trata de la congresista Katherine Miranda, la representante a la Cámara más votada en las elecciones del pasado 13 de marzo.

Aunque la competencia apenas empieza, no está nada fácil para David Racero porque genera resistencia entre algunos sectores políticos.

Durante su paso por el Congreso, él ha sido vehemente en sus críticas contra varios de los representantes de otras corrientes ideológicas y eso le podría pasar factura.

En abril de 2021, en medio del trámite de la reforma tributaria del exministro Alberto Carrasquilla, el congresista expuso las fotografías de sus colegas que tenían en sus manos la aprobación del polémico proyecto y esa presión mediática no gustó en el Legislativo.

Además, Racero tiene otro punto que juega en su contra: el Pacto Histórico está buscando la presidencia del Senado -una figura política más atractiva para Petro-, y es casi imposible que la coalición de la izquierda se quede con la presidencia del Senado y la Cámara.

Es decir, si hay consensos entre los partidos y deciden apoyar al candidato que designe el Pacto Histórico para la presidencia del Senado, la chance para Racero sería menor.

Por su parte, Katherine Miranda, crítica en sus posturas mas no extremista, cuenta con el respaldo de la Alianza Verde, su partido político, además de varios congresistas del Partido Liberal, La U y Cambio Radical, lo que podría generar cierta tranquilidad a los partidos políticos.

De hecho, la representante a la Cámara de Cambio Radical Carolina Arbeláez respaldó este martes abiertamente la aspiración de Miranda. “La histórica votación y tus luchas se verían bien representadas”, escribió.

SEMANA conoció que Miranda ya habló del tema con Gustavo Petro y el presidente electo le dijo que aspirara. El mandatario busca un acuerdo nacional con distintos partidos políticos.

Miranda es cercana al senador Gustavo Bolívar y en el Pacto Histórico tiene simpatías con otros dirigentes que reconocen el trabajo que realizó la congresista como jefe de debate en Bogotá de la campaña de Petro. Además, la Alianza Verde fue clave en el acercamiento de la centroizquierda a la candidatura petrista.

Este miércoles, en Bogotá, el Pacto Histórico definirá el nombre de su candidato a la Cámara y Senado y actualmente examinan si la escogencia se hace por medio de los presidentes de los partidos que integran el Pacto Histórico o, al contrario, se realiza mediante una votación entre todos los senadores y congresistas.