nación

La dura sanción a policía que tumbó puesto ambulante de tintos

El abuso de autoridad ocurrió en Bogotá, cuando un patrullero le pegó una patada al puesto ambulante de una mujer que vendía tintos.


En agosto de 2021, dos policías de una patrulla motorizada se convirtieron en protagonistas de un indignante video: la agresión a una vendedora informal de tintos en la localidad de Kennedy, sur de Bogotá. Los uniformados, según se observa en el video, le recriminan a la mujer y de un momento a otro, el conductor de la moto se baja y lanza una patada a la mesa con los tintos. El acto fue considerado una falta gravísima que terminó en destitución para el policía involucrado.

El propio inspector general de la Policía, Carlos Ernesto Rodríguez, advirtió que luego de una investigación disciplinaria se llegó a la conclusión de que la conducta cometida por el uniformado que aparece en el video, fue considerada como un abuso de autoridad con una dura sanción.

La dura sanción a policía que tumbó de puesto de tintos ambulante. El abuso de autoridad ocurrió en Bogotá y cuando un patrullero le pegó una patada al puesto ambulante de una mujer.
El abuso de autoridad ocurrió en Bogotá, cuando un patrullero le pegó una patada al puesto ambulante de una mujer. - Foto: Policía

“Destitución e inhabilidad general por el término de 12 años para ejercer cargos públicos, por incurrir en la conducta de “abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto al uniformado implicado”, dijo el general Rodríguez.

Como fueron dos los uniformados los que aparecen en el video, también fueron dos las sanciones. La más dura contra el responsable de patear el puesto ambulante. La otra fue para la patrullera, que no hizo nada por evitar el acto y tampoco informó lo ocurrido a sus superiores.

“De igual forma, anunció el alto oficial, que la acompañante de patrulla fue sancionada con “multa de 10 días del salario básico mensual” por no informar los hechos que por deber legal le constituía”, señaló el inspector de la Policía.

El hecho provocó un reproche generalizado en todo el país y un daño reputacional para la Policía, que reaccionó de inmediato ordenando la suspensión de los dos uniformados mientras avanzaba el proceso disciplinario en su contra y que ahora resulta en la destitución.

“La Policía Nacional, a través de la Inspección General, dio a conocer las medidas correctivas disciplinarias a los integrantes de patrulla que se vieron implicados en un hecho contrario a la disciplina policial, en la localidad de Kennedy a mediados de agosto del año 2021″, señaló la Policía.

El inspector general de la Policía advirtió que esos hechos no son parte de la dinámica y actuación de los uniformados en todo el país. Rechazaron la conducta del policía implicado y advirtieron que las sanciones ocurren no solo en el marco de la investigación disciplinaria, sino como un ejemplo de la contundencia a la hora de castigar actos indebidos por parte de los miembros de la Fuerza Pública.

“Toda actuación que no se ajuste a los parámetros establecidos será investigada de forma oportuna fortaleciendo la transparencia institucional en los procedimientos policiales; demostrando a la comunidad un trabajo mancomunado para seguir afianzando la credibilidad y confianza de los colombianos hacia la institución”, señaló el general.