política

La encrucijada de Rodolfo Hernández en el Congreso, ¿de cuál se trata?

Aunque el excandidato presidencial ha puesto en duda su llegada al Congreso, sí se posesionará. Sin embargo, deberá declararse en oposición si quiere revivir su partido; creen algunos asesores de la campaña.


El excandidato presidencial Rodolfo Hernández tiene claro que se posesionará en el Senado el 20 de julio próximo.

Aunque la decisión no ha sido fácil y le sigue dando vueltas en su cabeza, desfilará por los pasillos del Congreso junto con su equipo de UTL, en su mayoría jóvenes, que lo estarán asesorando en los diferentes trámites legislativos.

La encrucijada del ingeniero santandereano obedece a que él ha sido claro en que no será un senador de oposición. Al contrario, promete ser independiente y cercano al Gobierno de Gustavo Petro.

SEMANA conoció que el equipo jurídico de Hernández le viene insistiendo que si llega al Congreso tiene que declararse en oposición, si quiere darle vida jurídica a la Liga de Gobernantes, su movimiento político que le sirvió de plataforma para lanzarse a la presidencia.

Para que eso ocurra, según le han dicho al excandidato presidencial, lo más viable es que él cumpla su verdadero papel de opositor, tal como lo expresa el Estatuto de Oposición que le garantiza una curul en el Senado y la Cámara a quienes queden segundos en las elecciones.

“Para que usted pueda ser un senador de oposición, con todas las prerrogativas de la ley, usted necesita estar representado por un movimiento. Y como Rodolfo Hernández es el único senador que llega al Congreso sin movimiento, el Consejo Nacional Electoral le puede otorgar una personería jurídica a la Liga de Gobernantes”, le dijo a SEMANA un asesor cercano a Hernández, quien pidió reserva de su identidad.

El escenario no es cómodo para Hernández, pero seguramente terminará por convertirse en senador de oposición que no necesariamente implica negarle todos los proyectos que presentará en el legislativo el Gobierno de Gustavo Petro.

Es más, el excandidato presidencial está emocionado con la vida jurídica que podría tener la Liga de Gobernantes, porque le permitirá consolidar el rodolfismo como una fuerza política en el país.

Actualmente, Hernández está analizando la conformación de los directorios municipales y departamentales, mientras sus asesores trabajan en los estatutos.

La idea es que en menos de dos meses la solicitud, para que la Liga de Gobernantes se convierta en partido político, esté radicada ante el Consejo Nacional Electoral. A dicha petición se le anexarán los estatutos del partido (directrices, principios, postulados), y la declaratoria del excandidato presidencial como senador de la oposición.

El documento será firmado por Rodolfo Hernández y el comité inscriptor de su candidatura presidencial, es decir, Rodolfo José Hernández, el hijo del excandidato; Luisa Olejua, asesora de comunicaciones, y Óscar Jair Hernández, el gerente de la campaña.

Asesores cercanos a Hernández estiman que así como la Corte Constitucional le dio vida jurídica a la Colombia Humana, el partido político de Gustavo Petro, porque el líder de izquierda se alzó con más de 10 millones de votos frente a Iván Duque en las elecciones del 2018, ocurra lo mismo con el movimiento que lidera el ingeniero santandereano, quien en las pasadas elecciones también pasó los 10 millones de apoyos.