nación

La FLIP advierte que un periodista fue retenido y forzado a grabar prueba de supervivencia de un secuestrado de las disidencias de las FARC

Miembros del grupo armado llegaron hasta la casa del comunicador y lo obligaron a cruzar la frontera con Venezuela.


La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), organización no gubernamental que defiende y promueve la libertad de prensa en Colombia, rechazó recientemente la “retención extorsiva y constreñimiento” que sufrió un periodista en el departamento de Arauca luego de que miembros de las disidencias de las FARC lo obligaran a grabar una prueba de supervivencia.

Se trató del periodista colombiano Josué Nieves, director del medio digital N Noticias Saravena, quien denunció que fue retenido por disidencias de las FARC y forzado a asistir técnicamente la grabación de una prueba de supervivencia del coronel Pedro Pérez Arciniegas, quien había sido secuestrado por dicho grupo.

Mujer prisionera, secuestro, manos atadas, manos amarradas.
El pasado 5 de septiembre, un hombre obligó al periodista a asistir técnicamente la prueba de superviviencia de un hombre que permanece secuestrado. - Foto: Getty Images/iStockphoto

El comunicador narró que el pasado 5 de septiembre un hombre armado llegó a su casa y lo obligó a cruzar la frontera con Venezuela de manera terrestre y fluvial con el objetivo de que apoyara la grabación de la prueba de vida del coronel Arciniegas.

“Por miedo a las represalias y bajo la presión de los hombres armados, el periodista publicó el video en el medio que dirige. La FLIP conoce que no es la primera vez que Nieves ha recibido presiones similares, por parte del mismo grupo armado, para difundir y replicar información”, alertaron desde la Fundación para la Libertad de Prensa en un comunicado.

En ese sentido, la FLIP alertó que la publicación de la prueba de supervivencia del Coronel Pérez Arciniegas no puede “ser usada por las autoridades para incriminar al periodista o al medio de comunicación con el grupo armado”.

La organización aseguró que este tipo de retención ilegal en contra de los comunicadores es una práctica recurrente en los conflictos armados, pero que “es inadmisible”, pues pone en riesgo la vida de los periodistas. También informó que en lo corrido del 2021 ha documentado 21 ataques a la libertad de prensa, siete más que en todo el año anterior.

Un hombre, periodista de guerra con cámara digital en el lugar de la acción, en zona de guerra.
Un hombre, periodista de guerra con cámara digital en el lugar de la acción, en zona de guerra. - Foto: Getty Images

En su comunicado, la FLIP pidió a los grupos armados respetar la protección especial de los periodistas en zonas de conflicto consagrada en el derecho internacional humanitario. Además, resaltó que en Arauca “es evidente la ausencia de condiciones de seguridad para el ejercicio periodístico, que es vital para un ejercicio libre e independiente”.

También aprovecharon para enviarle un llamado al Ministro de Defensa para que evalúe los riesgos a los que están expuestos los y las periodistas en el departamento de Arauca, en consideración particular de los factores de riesgo por la proximidad con la frontera con Venezuela.

“Adicionalmente, solicitamos al Ministerio de Defensa y a la Fiscalía General de la Nación que activen de inmediato las rutas de atención especiales que han dispuesto para las amenazas contra periodistas en el caso de Josué Nieves”, agregaron desde la FLIP.

Cabe resaltar que en el departamento de Arauca se han agravado los enfrentamientos armados entre grupos ilegales y ataques contra la fuerza pública. En la madrugada de este sábado 11 de septiembre, tropas militares pertenecientes a la Fuerza de Tarea Quirón del Ejército fueron sorprendidas por hostigamientos por parte de un grupo armado, al parecer la guerrilla del ELN.

Los soldados fueron atacados mediante lanzamiento de artefactos explosivos, ráfagas de fusil y ametralladora. Los enfrentamientos entre ambas partes ocurrieron en la vereda Jujuy de Arauquita y según estableció SEMANA preliminarmente se habla de cinco militares muertos, seis más heridos y uno que hasta la mañana de este sábado se encontraba desaparecido.

Los soldados fallecidos fueron identificados como Luis Durango Mazo, Jefferson Gamboa Robledo, Kevin Sibaja Labertino, Kevinson Campo y Julián Torres Loaiza. La Décima Octava Brigada del Ejército adelanta operaciones en la zona tratando de encontrar a los responsables, investigar lo ocurrido y determinar las víctimas que pudieron producirse del otro lado, mientras la Fuerza de Tarea Quirón rechazó lo ocurrido en un comunicado de prensa.