cauca

La ONU pide que se tomen medidas para proteger a la población civil en Alamaguer, Cauca

Combates entre las disidencias de las Farc y la guerrilla del ELN dejan ya más de 600 personas desplazadas y 2.000 confinadas en medio del conflicto.


El violento conflicto que se desató en el municipio de Almaguer, Cauca, entre las disidencias de las Farc y la guerrilla del ELN ha generado momentos de angustia entre la población civil registrando varios heridos que quedaron atrapados en medio del intercambio de disparos.

De acuerdo con los datos de Human Rights Watch son más de 600 personas las que se han visto obligadas a desplazarse de sus hogares y más de 2.000 permanecen confinadas en medio del conflicto.

Igualmente, las autoridades reportaron que en las últimas horas se han entregado datos de personas civiles heridas en medio de los combates.

Desde la oficina de la ONU para los derechos humanos hicieron un llamado para que las autoridades colombianas tomen medidas para proteger a la población civil que se encuentra en medio de las balas.

“Solicitamos a las autoridades tomar medidas para que cesen estas afectaciones que sufre la comunidad de la Herradura, Cauca. Urgimos garantizar la adecuada atención humanitaria a las familias desplazadas por estos hechos”, dijo la oficina de la ONU.

Estos combates entre grupos al margen de la ley por disputas territoriales han tenido confinada a la población del corregimiento La Herradura y en las últimas horas provocaron un desplazamiento masivo.

La Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca detalló que los enfrentamientos iniciaron el 11 de agosto en la vereda El Chilco y se han extendido a las veredas Pitayas, El Garbanzal, Casa Blanca, Higuerillos, El Silencio, La Tarabita y La Honda.

En esta zona del Cauca, además de los enfrentamientos entre la Carlos Patiño y el ELN, se han registrado ataques aéreos contra estos grupos de parte del Ejército Nacional. De hecho, una de las operaciones de la institución castrense produjo la baja de un disidente y la incautación de su armamento.

Por cuenta de los enfrentamientos que se libran en Almaguer, al menos 300 campesinos y campesinas terminaron huyendo del área rural hacia el casco urbano del municipio, donde están siendo atendidos por la Alcaldía y la Personería. Algunas personas también se han desplazado, por sus propios medios, a otros municipios del Cauca y su capital, Popayán.

El fuego cruzado en Almaguer también dejó herida a una mujer, de 18 años, en sus dos piernas, “cuando se refugiaba en su vivienda junto a su familia en la vereda Higuerillos, corregimiento de La Herradura”, detalló la Red por la Vida.

A todo esto hay que sumarle que el confinamiento al que está siendo sometida la población tiene suspendidas las clases, pues no hay garantías para desarrollar las actividades escolares, y que diferentes viviendas han resultado afectadas al ser impactadas por proyectiles.

Aprovechando la presencia de la vicepresidenta Francia Márquez, en Suárez, Cauca, para un acto de posesión simbólico, el gobernador Elías Larrahondo elevó al Ministerio de Defensa una petición para realizar un consejo de seguridad con el objetivo de “atender la situación humanitaria y de orden público” en Almaguer, Balboa y el norte del departamento.

En combates que soldados del Ejército Nacional libraban contra la disidencia Carlos Patiño de las Farc, en Almaguer, Cauca, fue abatido un integrante de este grupo armado.

De acuerdo con la institución castrense, el disidente abatido venía sembrando terror en la zona donde se registró el enfrentamiento. “Mediante desarrollo de operaciones militares de nuestro Ejército Nacional, junto con la Fuerza Aérea y el CTI de la Fiscalía, se logró la muerte de un delincuente que incurría constantemente en la conducta de terrorismo, generando con ello zozobra en la población civil del corregimiento La Herradura de Almaguer”, detalló.

El Ejército, además, incautó dos fusiles M-16, nueve proveedores para esta arma, 32 equipos de campaña y tres artefactos explosivos artesanales. “Estos explosivos iban a ser usados contra la fuerza pública y la población civil para vulnerar flagrantemente sus derechos”, explicó.

Los operativos de la fuerza pública en el área rural de Almaguer contra los grupos al margen de la ley continuarán.