nación

“La paradoja de Norte de Santander, donde más perdimos, será donde más se reactive la economía”: Gustavo Petro

El próximo mandatario de Colombia se refirió a su plan de reconquistar Norte de Santander, donde tuvo la menor cantidad de simpatizantes.


Sin duda, la llegada de Gustavo Petro al poder ha generado muchas incógnitas en el país. Aún más, con las propuestas del presidente electo de frenar la exploración de petróleo, de radicar una ambiciosa tributaria y de generar un revolcón en las pensiones, van a beneficiar seguramente a muchos colombianos, pero golpearán económicamente muy duro a otros tantos.

Ahora bien, con cerca de 11,3 millones de votos, después del preconteo de la Registraduría Nacional, Gustavo Petro obtuvo la victoria en la contienda electoral por la Presidencia de la República.

El próximo domingo 7 de agosto, el presidente electo recibe un país con retos importantes en materia económica, sobre todo con el propósito de mantener los resultados positivos que se han registrado recientemente.

Ante tanta incertidumbre antes de su posicionamiento, recientemente el próximo mandatario de Colombia publicó un trino referente a su plan de reconquistar Norte de Santander, donde tuvo la menor cantidad de simpatizantes.

“La paradoja del Norte de Santander. Donde más perdimos será donde más se reactive la economía de inmediato”, escribió Petro en su cuenta oficial de Twitter.

Cabe resaltar que Cúcuta, fue la capital de departamento con el mayor porcentaje de votos a favor de Rodolfo Hernández, su rival en la segunda vuelta del pasado 19 de junio.

Según expertos, la derrota electoral del santandereano obedecería a una serie de desaciertos que Hernández tuvo durante los últimos días, sin embargo, este logró conquistar regiones que Petro no pudo, tal es el caso del Magdalena Medio santandereano.

¿Qué pasó en las elecciones?

De acuerdo con el preconteo de la Registraduría, Gustavo Petro solo logró ganar en dos de los 87 municipios de Santander: Barrancabermeja y Puerto Wilches, mientras que en los 85 restantes el gran vencedor fue Rodolfo Hernández.

“Barrancabermeja y Puerto Wilches son el centro del Magdalena Medio, con una larga tradición de violencia, de desplazamiento, de presencia de grupos armados, de sindicatos y explotación petrolera. Todo esto le ha configurado, sobre todo, a Barranca, una tradición radical que juega un papel muy fuerte en la sociedad. Políticamente, estos dos municipios han tenido comportamientos electorales alternativos”, explicó Julio Acelas, director del Observatorio Ciudadano de Santander.

Todos estos comportamientos políticos se remontan a la creación del llamado Frente de Izquierda Liberal Auténtico (Fila), adscrito a la línea oficial del Partido Liberal, tendencia liberal de izquierda progresista, que lideró el fallecido político santandereano Horacio Serpa.

“Hay una tradición política radical alrededor de los movimientos sociales, alternativa, de votar por proyectos de izquierda. Por ejemplo, Puerto Wilches tuvo dos alcaldes de la Unión Patriótica (UP)”, detalla Acelas.

En la segunda vuelta de elecciones presidenciales en el departamento de Santander, según la Registraduría, 1.772.930 personas estaban habilitadas para ejercer el derecho al voto, de este número 906.340 son mujeres y 866.340 hombres. A nivel departamental, Gustavo Petro obtuvo 310.240 votos, equivalente al 25,97 %; mientras que Rodolfo Hernández logró sacar 871.291 votos, es decir, el 72,95 % de la votación regional.

Sin embargo, en el Puerto Petrolero el líder del Pacto Histórico venció con 70.764 votos (59,80 %), frente a 45.678 votos (38,60 %) que obtuvo el ingeniero Hernández. En cuanto a Puerto Wilches, la diferencia fue mínima, Petro sacó 7.500 votos (49,78 %) y Rodolfo 7.384 votos (49,01 %).

Además, hay que tener en cuenta que en Puerto Wilches se han intentado desarrollar pilotos de fracking, que han recibido el rechazo de la comunidad y las organizaciones ambientales. Ante este tema, Petro siempre mantuvo una sola postura al decir que no avala estos proyectos, mientras que Hernández fue un poco más ambiguo.