política

Las polémicas figuras en el equipo de empalme de Gustavo Petro

Desde exfuncionarios de su alcaldía, hasta sancionados por la Procuraduría integran la lista.


Tras conocerse el equipo de empalme de Gustavo Petro, algunos nombres han despertado una fuerte polémica por su pasado. Uno de los que más generó indignación fue el de Sebastián Guanumen, que hará parte de la comisión de empalme del Ministerio de las TIC. Él es recordado por ser el cuestionable estratega digital de Petro en medio de la campaña presidencial y quien dio los lineamientos de la guerra sucia.

Asimismo, en la lista está su padre, Hugo Guanumen, quien estará en el equipo de Vivienda, Ciudad y Territorio y que trabajó en la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) en la alcaldía de Petro. Debido a esa labor, aparece rindiendo concepto en un polémico millonario contrato de los recolectores y compactadores de basura en la capital.

Otro nombre que ha generado polémica es el de Jennifer Mojica, quien lidera el sector agropecuario, pesquero y de desarrollo rural. Fue subgerente del Incoder y la Procuraduría la inhabilitó por diez años en el 2013, tras encontrar que no cumplía con los requisitos legales para ocupar ese cargo.

También ha despertado críticas la presencia de Adriana Barragán, quien estará en el equipo de Justicia y del Derecho. Se trata de la esposa de Alfonso Prada, exjefe de debate de Gustavo Petro. De hecho, en ese entonces, como sucedería ahora, Prada y Barragán también hicieron parte del mismo Gobierno de Juan Manuel Santos, ya que el primero era el secretario general de la Presidencia.

En el 2017, Barragán renunció a la presidencia de 4-72 y en 2018 la Procuraduría anunció apertura de investigación por presuntas irregularidades en la suscripción de un contrato por más de 18.000 millones de pesos, aunque en el 2021 fue absuelta por el Ministerio Público.

César Manrique es el encargado de coordinar la Función Pública, una dependencia tiene como tarea vigilar, verificar y publicar los contratos del Estado y dar cumplimiento a los compromisos del Gobierno.

Manrique suscribió el polémico contrato de las 100 motos eléctricas para la Policía Metropolitana de Bogotá en la alcaldía de Petro, que costaron 4.357 millones de pesos.

En el 2019, un juez encontró responsable a Manrique, junto a otro funcionario de la administración local, por irregularidades en ese contrato. Recibió una condena de 10 años de cárcel por interés indebido en la celebración de contratos. Además le tocó pagar una multa de 2.940 salarios mínimos mensuales legales vigentes. Aunque la condena fue anulada por vicios procesales, el proceso volvió a iniciar.

Por ese mismo hecho, la Personería de Bogotá destituyó a Manrique de su cargo en octubre de 2013. Toda la polémica se generó mientras era el director del Fondo de Seguridad y Vigilancia de Petro. El exalcalde también fue citado por la Fiscalía para rendir testimonio por esos hechos.

Guillermo Reyes, quien estará como coordinador del sector de Justicia y del Derecho en el empalme de Petro, también ha tenido cuestionamientos. Fue viceministro de Justicia y renunció al cargo en el 2008 en el Gobierno del expresidente Álvaro Uribe. También fue rector de la Universidad Católica.

En 2015 se generó una gran polémica porque se conoció que hizo plagio en su tesis doctoral en la Universidad Complutense de Madrid. Reyes negó el hecho argumentando que supuestamente hubo errores de edición tanto de él como de su editor. El detalle surgió porque para ese entonces buscaba ser registrador Nacional.

Sin embargo, no fue el único escándalo de plagio que ha tenido Reyes. Según La Silla Vacía, también habría plagiado en dos textos académicos de Juan Fernando Jaramillo (Q.E.P.D.), exmagistrado de la Corte Constitucional y fundador de Dejusticia.

El plagio se habría dado cuando Reyes se desempeñaba como magistrado del Consejo Nacional Electoral. Reyes habría tomado cuatro capítulos completos, los cuales copió y pegó al pie de la letra en sus trabajos, y en los que no citó a Jaramillo.

Incluso, con el nombramiento, Diego Jaramillo, hijo del exmagistrado, se quejó por el hecho. “Una persona como Guillermo Reyes no debería ser parte del equipo de empalme y mucho menos ministro de Justicia. Plagió los textos de mi papá en múltiples ocasiones y, además, mintió sobre conversaciones con él. Es irrespetuoso que Reyes hable en su nombre”, reclamó.

Además de los mencionados cuestionados en el equipo de Petro, hay otros nombres que han generado polémica por la cercanía que tienen con personajes que le hablan al oído al nuevo presidente electo. La gran duda es si estos nombres también harán parte del nuevo gobierno y tendrán importantes cargos en el mismo.