Tendencias

Home

Nación

Artículo

Inundaciones en Nariño
Inundaciones en Nariño. Imagen de referencia, archivo. - Foto: Twitter: @UNGRD

nación

Lluvias en Colombia: casi cien municipios están en alerta roja por inundaciones

Antioquia es uno de los departamentos que presenta el mayor número de municipios en riesgo de inundaciones.

Carlos Camargo, defensor del Pueblo, pidió a la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo (Ungrd) y a los Consejos Territoriales de Gestión del Riesgo que adopten medidas urgentes ante las consecuencias que se presentan por el fenómeno de La Niña en el país.

Para esa entidad es preocupante el panorama en Colombia, teniendo en cuenta que datos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) señalan que 70 municipios se encuentran en alerta roja por riesgo de inundación y 29 por deslizamiento.

Antioquia (con 17) es el departamento con el mayor número de municipios en riesgo de inundaciones. Le siguen Casanare 15, Meta 15, Bolívar 11, Cesar 4, Córdoba 3 y Atlántico 2, y Guaviare, Santander y Vichada con un municipio cada uno.

En alerta roja por deslizamientos están Antioquia 12 municipios, en Meta 4, en Casanare 2, en Cesar 2, en Santander 2. Por su parte, Boyacá, Caldas, Cundinamarca, Magdalena, Nariño, Norte de Santander y Risaralda solo tienen un municipio en peligro.

“Cuando las comunidades sufren por una inundación o deslizamiento, no solo se afecta su derecho al goce a un ambiente sano, también la salud, el trabajo, la vivienda digna, la seguridad alimentaria y el acceso al agua, incluso la vida misma. Por eso, es urgente que el sistema de riesgo tome medidas inmediatas”, indicó el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

Por lo tanto, la Defensoría del Pueblo les solicitó a los Consejos Territoriales de Gestión del Riesgo que reevalúen y actualicen los planes de gestión del riesgo y tener en cuenta las condiciones meteorológicas y climatológicas actuales y para las próximas semanas.

Así mismo, desde esa entidad pidieron a los Consejos Territoriales de Gestión del Riesgo reforzar las actividades de monitoreo ante amenazas.

“Son preocupantes los riesgos y las consecuencias que puede traer el fenómeno de La Niña a las comunidades más apartadas y vulnerables. Si no se toman medidas urgentes, pueden presentarse condiciones que afecten los derechos humanos”, puntualizó Camargo.

Vale la pena destacar que datos de la Organización Meteorológica Mundial señalan que el fenómeno de La Niña podría mantenerse hasta el año 2023. Entre tanto, el Ideam estima que las precipitaciones se incrementaron en el país el 30 % entre junio y agosto y están por encima de los promedios históricos. Principalmente, en las regiones Caribe y Andina, así como en el sur de la región Pacífica y los piedemontes llanero y amazónico.

Gobierno pidió al sector Salud prepararse ante probabilidad que el fenómeno de La Niña continúe

El Ministerio de Salud y Protección Social dio a conocer los lineamientos para la preparación y respuesta del sector frente a los posibles efectos en salud en la temporada de lluvias y el fenómeno de La Niña.

Luis Fernando Correa, jefe de la Oficina de Gestión Territorial de Emergencias y Desastres, advirtió que “de acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y estudios Ambientales, La Niña sigue presente con una probabilidad del 80 % con intensidad entre débil y moderada”.

“Ante la presencia del fenómeno de La Niña se mantendrán las precipitaciones superiores a lo normal entre agosto y octubre en algunas regiones del país. El Ideam informó que se estiman volúmenes superiores al 30 % por encima de los promedios históricos en la mayor parte de la región Caribe y Andina durante este trimestre (agosto-septiembre-octubre)”, agregó.

Así mismo, se indicó que los territorios que mayor riesgo de inundación son Bolívar, Atlántico, Córdoba, Sucre, Magdalena, Cesar, Antioquia, Meta, Casanare, Arauca, Guaviare, Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño. Las zonas con mayor probabilidad de deslizamiento son la Andina, Pacífica y Orinoquia.

El reporte de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres destacó que, en lo que va de 2022, como consecuencia de las lluvias, se tiene registro de 170 personas fallecidas, 186 heridos, 25 desaparecidos, 810 viviendas destruidas y 40.810 viviendas averiadas, así como 13 centros de salud afectados ubicados en los departamentos de Santander, Nariño, Cundinamarca, Antioquia, Cauca y Putumayo.

“Este tipo de evento puede tener efectos en la salud de las personas. Por ejemplo, aumento de las infecciones respiratorias agudas (IRA) incluida la posibilidad de un mayor contagio por covid-19; incremento de las enfermedades transmitidas por vectores (ETV); aumento de las enfermedades transmitidas por agua y alimentos (enfermedad diarreica aguda, EDA, hepatitis A, fiebre tifoidea y paratifoidea y cólera) por la afectación de los sistemas de abastecimiento de agua para consumo; incidencia de agresiones de animales potenciales transmisores de rabia y ponzoñosos, e incremento de accidentes ofídicos, entre otros”, destacaron.

Luis Fernando Correa también entregó unas recomendaciones a las direcciones territoriales, con el objetivo de hacerle frente a dicho fenómeno, en caso de ser necesario.