nación

“Lo invito a leer la doctrina actual de FF. MM. y Policía”: Rafael Guarín a Gustavo Petro

El exconsejero presidencial para la seguridad defendió la doctrina de la fuerza pública en Colombia.


No es un secreto que la posición de Gustavo Petro frente a las Fuerzas Militares y Policía Nacional ha sido crítica. De hecho, durante su campaña, el presidente electo prometió un cambio extremo a la fuerza pública, direccionándola hacia una nueva doctrina sintetizada en el concepto de la “seguridad humana”.

A través de su cuenta de Twitter, Petro compartió un artículo del diario español El País, titulado “La Comisión de la Verdad: la doctrina del enemigo interno sirvió para ´la persecución y exterminio físico y político´”, el cual reseña temas alrededor del informe final presentado por la Comisión. Al respecto, el presidente electo añadió el siguiente comentario: “La doctrina del enemigo interno debe quedar en el pasado. Las causas del crimen son múltiples y muchas de ellas tienen que ver con la desigualdad y la falta de oportunidades”.

El trino de Gustavo Petro motivó una serie de respuestas de Rafael Guarín, quien se desempeñó como consejero presidencial para la seguridad hasta el 15 de enero de este año, cuando se hizo efectiva su dimisión.

En primer lugar, Guarín enfatizó a Petro que “la doctrina del enemigo interno era de la época de la guerra fría. Quedó en el pasado hace años”. En esa línea, invitó al mandatario electo a leer la doctrina actual de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, asegurando que está acorde con el Derecho Internacional Humanitario (DIH), instrumentos internacionales de derechos humanos y con la Constitución.

“Señor presidente electo, Gustavo Petro, en este tema hay mucho prejuicio e ignorancia. Doctrina de FF. MM. y Policía no es la violación de DD. HH., ni criminalizar a los ciudadanos o asimilarlos a amenaza al Estado. Es la de garantizar y respetar los derechos y proteger a la población”, enfatizó Guarín en un segundo trino.

Rafael Guarín, además, señaló que el Plan Nacional de Desarrollo reconoce que la principal amenaza a la seguridad son los espacios vacíos de la institucionalidad y con precaria institucionalidad. En ese sentido, precisó que se trata de una visión totalmente contraria a la del “enemigo interno” y que subraya condiciones que favorecen el delito y la violencia.

Finalmente, el exconsejero presidencial para la seguridad anotó que “todo lo que se pueda hacer adicional para fortalecer el comportamiento riguroso de los miembros de la fuerza pública con las obligaciones de respeto y garantía de los derechos humanos, siempre es necesario y conveniente”.

Las propuestas Petro sobre la fuerza pública

El triunfo de Gustavo Petro en las elecciones se convirtió en un giro político sin precedentes en la historia reciente del país y traerá, seguramente, cambios profundos en las Fuerzas Militares y de Policía.

Son más de 300.000 hombres a los que se les direccionará en una nueva doctrina sintetizada en el concepto de la “seguridad humana”. El ahora mandatario electo ha dicho cómo concibe el futuro de las Fuerzas, un tema que levantará ampolla.

Los conceptos son claros: la eliminación de la tesis del enemigo interno y del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad; cambiar la forma de llevar las estadísticas en la que no primen las bajas sino la cantidad de vidas salvadas; democratización de beneficios para las Fuerzas en cuanto a acceso a pensión y remuneración y, un tema que retumba en las tropas, la posibilidad de ascensos, incluso a lo más alto de la cúpula, tumbando lo que Petro ha señalado como una “muralla aristocrática” para ahora quien inició como soldado, y tenga los méritos, pueda llegar a general.

La resistencia a Petro no ha sido ajena, tanto que llevó a un reclamo del comandante del Ejército, Eduardo Zapateiro, quien -en su momento- afirmó: “A ningún general he visto en televisión recibiendo dinero mal habido. Los colombianos lo han visto a usted recibir dinero en bolsa de basura”.

Y agregó: “No hay a quien le duela más la muerte de un soldado que a los que portamos el camuflado (...) su sacrificio supremo por el país no debería ser usado en narrativas de campaña política”.

De hecho, recientemente, Zapateiro anunció su salida de las Fuerzas Militares, algo que se esperaba teniendo en cuenta sus marcadas diferencias con el presidente electo Gustavo Petro. “Lo haré el 20 de julio, día en el que este soldado, luego de 40 años de servicio, me despediré del pueblo colombiano, agradeciendo de todo corazón a todos mis soldados, oficiales, suboficiales y personal civil al servicio de la fuerza por todo el trabajo desarrollado”, dijo.