política

¡Lo que faltaba! Claudia López culpó al ministro de Defensa por la mala calidad del aire en Bogotá

La mandataria de los capitalinos dijo que se debe a quemas forestales en otras regiones del país que están impactando a la ciudad.


La alcaldesa Claudia López continúa culpando a otros sectores de lo que sucede en la capital. Esta vez emprendió críticas contra el ministro de Defensa Diego Molano por la mala calidad del aire en la capital.

“La incapacidad de control territorial y garantía de seguridad de MinDefensa (Diego Molano) nos afecta siempre en Bogotá. Cuando no son masacres y desplazamiento forzado son quemas criminales en (la) Orinoquia, que por dirección de vientos terminan llegando y empeorando la calidad del aire en Bogotá”, aseguró la mandataria.

Y agregó: “Por las fronteras cruzan los criminales que quieren, en las regiones ni construyen paz, ni controlan territorio ni garantizan protección a la población. Las consecuencias de criminalidad creciendo y controlando, población desplazada y ambientales terminan siempre en las ciudades”, dijo la mandataria.

Pero los mismos usuarios en redes sociales le han reclamado por querer buscar culpables en otros sectores y evadir la responsabilidad del Distrito.

Las declaraciones de la mandataria de los capitalinos se dio luego de que la secretaria de Ambiente de Bogotá, Carolina Urrutia, expresara que se están registrando afectaciones en la calidad del aire en la ciudad por quemas en algunas regiones del país, lo que ha terminado por afectar a varias ciudades.

Urrutia había advertido desde hace varios días la mala calidad del aire que se viene registrando en la capital, aunque aclaró que se debe a hechos meteorológicos que siempre se presentan en esta época del año. Y que los incendios forestales se deben a la falta de lluvia.

“Los primeros meses del año en Bogotá, usualmente, tenemos condiciones más complicadas en términos de calidad del aire. En primer lugar, por las condiciones meteorológicas, las bajas temperaturas en las mañanas y altas temperaturas a lo largo del resto del día causan que el material contaminante se quede sobre la ciudad”, aseguró.

Y agregó: “Además, estamos en nuestra etapa de menos lluvias en las que hay más incendios forestales dentro y fuera de Bogotá, y ese es el segundo factor que puede afectar la calidad del aire en estos días”, dijo Urrutia.

La funcionaria les pidió a los ciudadanos no realizar fogatas, quemas de basura o arrojar residuos que puedan contribuir a los incendios.

Cabe recordar que la última emergencia ambiental que se presentó en la ciudad fue hace dos años, entre febrero y marzo de 2020. En ese entonces fue necesario implementar algunas medidas como el pico y placa ambiental, restricciones a las industrias, entre otras.

El Cuerpo de Bomberos de Bogotá ha tenido que acudir a algunas zonas para controlar incendios. Según sus cálculos, en lo que va corrido del año han tenido que apagar 11 incendios forestales que han afectado cerca de 45 hectáreas, mientras que en todo 2021 solo se presentaron tres, que impactaron 5,3 hectáreas, y en 2020 se registraron 17 incendios.

Las localidades más afectadas han sido Bosa, Sumapaz, Usme y Usaquén.

Pero esta es una problemática que no solo se está presentando en la ciudad. En varias regiones de Colombia y hasta de Suramérica hay varios puntos que son considerados los más vulnerables a que ocurran este tipo de hechos.

Las alertas de una nueva emergencia ambiental en la capital vienen desde hace unos días, cuando las estaciones dispuestas para monitorear la calidad del aire registraron altas emisiones de material particulado.

En algunas zonas ya se han empezado a sentir impactos y hay varias localidades en la que las estaciones han alertado niveles preocupantes. Por ejemplo, Kennedy y Fontibón pasaron de amarillo a naranja, es decir, de moderado a regular.

“Lo que nos está diciendo el modelo en este momento es que de no cambiar las condiciones meteorológicas de manera notable en la próxima semana, será posible que tengamos que declarar una alerta ambiental”, aseguró Urrutia, por lo que se mantiene la alerta de que se pueda presentar una nueva emergencia de este tipo en la capital.

Noticias relacionadas