Home

Nación

Artículo

Integrantes del ELN entregaron los soldados a funcionarios de la Defensoría del Pueblo y de la Cruz Roja Internacional.
Integrantes del ELN entregaron los soldados a funcionarios de la Defensoría del Pueblo y de la Cruz Roja Internacional. - Foto: Defensoría del Pueblo

nacion

Lo último: ELN liberó a dos soldados que había secuestrado en Arauca

El hecho ocurre a pocos días de que se anuncie oficialmente la reanudación de los diálogos de paz con el Gobierno del presidente Gustavo Petro.

La Defensoría del Pueblo y la Iglesia Católica confirmaron que la guerrilla del ELN entregó a dos soldados que habían sido secuestrados en el departamento de Arauca durante los primeros días de noviembre.

La entrega se hizo a una misión humanitaria que se encargó de dar todas las garantías para que la libertad se pudiera hacer efectiva sin problema alguno, tal y como ocurrió en las últimas horas de este miércoles, 16 de noviembre.

“Nuestros funcionarios de la Regional Arauca llegaron hasta el pie de monte araucano, en jurisdicciones de los municipios de Tame y Forul, para facilitar el resgreso de Fernando Urrego Rayo, quien estaba en poder del grupo armado ilegal desde el primero de noviembre y Luifer Aldey Mejía, desde el 3 de este mismo mes”, dijo el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

Camargo reiteró a los grupos armados ilegales que se debe seguir ofreciendo gestos de paz que permitan el avance de los diálogos para la consolidación de la paz total que viene proponiendo el Gobierno Nacional.

“Desde la Defensoría seguiremos realizando acciones para la garantía de los derechos de todos los ciudadanos. De manera particular, seguimos disponiendo nuestros canales humanitarios y nuestra experiencia de mediación para facilitar el retorno seguro de todas las personas que se encuentran en poder de grupos armados ilegales”.

Por ahora, se conoce que los soldados están en buen estado de salud y que fueron trasladados a centros médicos para adelantar diferentes evaluaciones médicas para descartar cualquier tipo de enfermedad.

El pasado 9 de noviembre el Ministerio de Defensa confirmó que los dos soldados que habían reportado como desaparecidos fueron secuestrados por el Ejército de Liberación Nacional (ELN). A uno de los soldados lo bajaron de un bus cuando estaba de civil y el mismo modus operandi fue aplicado con el otro militar, quien iba en una motocicleta.

Cuando esa guerrilla se atribuyó el secuestro dijo en comunicado que “los prisioneros se les está dando el trato de acuerdo a las condiciones de guerra que vivimos y en los próximos días serán dejados en libertad ante organismos de derechos humanos”.

Sin embargo, el temor creció porque en ese mismo documento dijeron que cualquier acción de rescate pondría en riesgo la vida de los dos soldados.

El Gobierno del presidente Gustavo Petro hizo varios llamados exigiendo la liberación de los uniformados y la noticia se conoce a pocos días de que se reanuden las conversaciones de paz entre la guerrilla del ELN y el Ejecutivo.

Sobre ese diálogo de paz se conoce que todo está listo para iniciar nuevamente las conversaciones pero no se ha confirmado la fecha en que las partes se encontrarán nuevamente.

Aunque los roles que tendrá cada uno no se han definido, lo cierto es que Pablo Beltrán, Aureliano Carbonell, Silvana Guerrero, Consuelo Tapias, Alirio Sepúlveda, Isabel Torres, Tomás García, Óscar Serrano y Viviana Henao estarán nuevamente en la delegación.

La lista la completarán 10 personas más, nombres que se darán a conocer en las próximas horas.

Sobre Beltrán, la opción más viable es que esté nuevamente como jefe de la delegación por la experiencia que tiene en ese cargo. Sin embargo, será una decisión del Comando Central y que se hará pública próximamente.

Antonio García, máximo comandante del ELN, no estará en la mesa principal, pero no se descarta que más adelante pueda participar en alguna etapa de la negociación, sobre tod, ouando los puntos de la agenda tengan un amplio desarrollo.

Sobre Nicolás Rodríguez Bautista alias Gabino hay voces dentro del ELN pidiendo que asuma la responsabilidad de asesor de los negociadores principales de la guerrilla. No obstante, esto dependerá de las condiciones de salud de él porque adelanta una serie de tratamientos médicos que iniciaron en La Habana (Cuba).