nación

Megaoperativo contra ‘primeras líneas’ deja más de 18 capturados en Bucaramanga y Cali

Los detenidos, según información de las autoridades, han estado involucrados en actos delictivos cometidos durante el paro de abril de 2021.


Las amenazas crecientes de iniciar un “estallido social” si uno de los candidatos a la Presidencia no gana las elecciones tiene en alerta máxima a las autoridades, que están tratando de blindar las ciudades y desbaratar las redes que pretenden sembrar el terror en ciudades como Cali, Bucaramanga y Medellín. Por eso, la Policía inició un megaoperativo en el país, en el que ya van más de diez detenidos que participaron en las protestas del año pasado.

Según la Policía, se realizó la captura mediante orden judicial de 18 personas, nueve en Bucaramanga y nueve en Cali. “En el caso de la capital de Santander, se hicieron efectivas otras dos capturas en flagrancia. Los operativos se trasladarán a otros centros urbanos donde están focalizados los procesos investigativos, y donde hay alerta sobre la posible comisión de nuevos delitos en los próximos días”, indicó la Policía.

Según conoció SEMANA, las autoridades cuentan con las pruebas de que los detenidos han estado involucrados en actos delictivos cometidos en estas ciudades principales durante las protestas que se dieron en el país en abril del año pasado.

El ministro de la Defensa, Diego Molano, se refirió al operativo que se está desarrollando en contra de integrantes de las denominadas primeras líneas a nivel nacional, en donde ya han sido capturadas varias personas.

Dijo que los detenidos son personas que habían participado en actos de violencia en meses anteriores. Señaló que “frente a las actuaciones de las denominadas primeras líneas, inteligencia señala que en redes sociales se ha evidenciado movilizaciones de incitaciones a la violencia y el delito, y lo que ha sucedido en Bucaramanga, todo aquel que haya cometido delitos por obstrucción, terrorismo, violencia contra servicios públicos, entre otros, seguían los procesos de judicialización, lo que queda claro que una fuerza pública está preparada para garantizar elecciones, todo aquel que incite violencia le caerá todo el peso de la ley”.

En las últimas horas, el director de la Policía, el general Jorge Vargas, había denunciado que tenían información sobre la convocatoria de parte de algunos grupos para cometer actos violentos, luego de desarrollarse la jornada de elecciones del próximo domingo.

“La información de la Policía Nacional ha sido compartida con otras agencias de inteligencia y han sido desplegadas las capacidades institucionales para hacer frente a cualquier amenaza que se pueda presentar”, dijo el general Vargas.

Agregó que “se han impartido instrucciones a los comandantes de Departamento y Policías Metropolitanas, así como al director de la Dijín para que esta misma semana se avance en la captura de personas requeridas dentro de procesos judiciales, incluyendo integrantes de las primeras líneas”.

Recordó el mando policial que “en el acumulado, hasta el momento, y como resultado de 57 operaciones ya materializadas han sido capturados 267 integrantes de esas estructuras (primeras líneas), 228 por orden judicial y 39 en flagrancia, en el marco de 161 diligencias de registro y allanamiento a nivel nacional”.

Las autoridades indicaron que estas acciones son parte también del Plan Democracia, que busca mantener tranquilidad durante el desarrollo de la jornada de elecciones presidenciales. Sobre este punto, dijo el ministro Molano, hay un dispositivo de seguridad de 320.000 hombres de la fuerza pública desplegados en el territorio nacional para el tema de las elecciones.

Agregó que de este componente, 80.000 hombres estarán ubicados en puntos estratégicos y donde hay información que pueden ser blanco de ataques, como estaciones de transporte público, zonas de posibles bloqueos y también cuidando la estructura crítica para el país.

“El Plan Democracia en esta tercera fase ha desplegado desde hace dos semanas 320.000 hombres para garantizar las elecciones, para que los colombianos voten libres, sin miedo y sin amenazas. El segundo propósito es mantener la seguridad en los 12 mil puestos de votación, antes, durante y después de las elecciones”, añadió el ministro Molano.