nación

Mientras Petro busca reabrir la frontera con Venezuela, Migración aclaró que está abierta hace más de 1 año

El presidente electo Gustavo Petro reveló que habló con el Gobierno de Venezuela para abrir los pasos fronterizos.


Sorpresa generó en Colombia el anuncio que hizo por medio de su cuenta de Twitter el presidente electo Gustavo Petro sobre una conversación que sostuvo con el Gobierno de Venezuela para reabrir las fronteras con el vecino país, intención que generó varias reacciones de diferentes orillas políticas.

Sin embargo, altas fuentes de Migración Colombia le confirmaron a SEMANA que por decisión del presidente Iván Duque las fronteras con el vecino país se abrieron desde el 2 de junio de 2021, medida que permitió la normalización del paso de ciudadanos venezolanos y colombianos por esos puntos.

Además, Migración Colombia fue más allá e indicó que el pasado mes de mayo se desmontó la restricción que existía de pico y cédula en los pasos fronterizos, iniciativa que se materializó en su momento debido a la pandemia del coronavirus. La entidad explicó que lo que aún permanece vigente es un horario de apertura y cierre por parte de Venezuela.

No obstante, las autoridades colombianas detallaron que en el caso puntual de Norte de Santander, por la modalidad de paso de las personas, no se ha logrado habilitar el tránsito de mercancías. Situación que obedece a que el vecino país cierra en la noche el paso fronterizo, impidiendo impulsar el tránsito de mercancías.

“Me he comunicado con el Gobierno venezolano para abrir las fronteras y restablecer el pleno ejercicio de los derechos humanos en la frontera”, dice el mensaje de Petro publicado en su cuenta de Twitter.

Cabe señalar que las relaciones entre el Gobierno de Iván Duque y la dictadura venezolana han estado rotas durante todo el gobierno del actual mandatario.

Caracas rompió relaciones con Bogotá en 2019 después de que Duque reconociera como presidente encargado de Venezuela al dirigente opositor Juan Guaidó. Este se ha catalogado como uno de los momentos más críticos entre los dos países, que comparten una porosa frontera de más de 2.200 km y han tenido altibajos, sobre todo en los últimos 20 años con la entrada en escena de Hugo Chávez y Álvaro Uribe Vélez, quienes tampoco tuvieron una buena relación durante sus mandatos.

De acuerdo con datos del Gobierno colombiano, se cree que actualmente en el país hay 1,8 millones de migrantes venezolanos; por esto, Duque le otorgó el Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos (ETPV) a un millón de venezolanos y registró a otros 800.000 interesados en obtenerlas.

Gracias a esta regularización otorgada por el Gobierno Duque, los venezolanos que se encuentran en Colombia actualmente han podido trabajar y acceder a servicios públicos.

Sin embargo, las zonas fronterizas han sido un escenario de enfrentamientos entre grupos armados y fuerzas públicas, en medio de denuncias por parte de Colombia a Maduro en las que se le acusa de acoger a disidentes de las Farc, guerrilleros del ELN y narcotraficantes. El mandatario socialista lo niega, y acusa, a su vez, a Duque de enviar paramilitares para desestabilizar Venezuela.

Los señalamientos en contra de Maduro se han intensificado, luego de que varios cabecillas de grupos al margen de la ley hayan sido dados de baja en esa nación.

Miguel Botache Santillana, conocido con el alias de Gentil Duarte, conformó un grupo que emprendió una guerra a muerte con la guerrilla del ELN y las bandas criminales. En agosto de 2019, los más sangrientos comandantes de las antiguas Farc que habían renunciado al Acuerdo de Paz aparecieron en un video en el que anunciaban la creación de la Nueva Marquetalia.

El grupo era comandando por Iván Márquez, jefe de la delegación de las Farc en el proceso de paz en la Habana (Cuba), así como Seuxis Paucías Hernández Solarte, alias Jesús Santrich; Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, conocido como El Paisa, y Henry Castellanos Garzón, alias Romaña.