Tendencias

Home

Nación

Artículo

Estudios recientes han demostrado que la vacuna contra la influenza reduce el riesgo de enfermarse entre un 40 y un 60 por ciento en la población general.
Como la vacuna cambia cada año, la población debe protegerse anualmente contra las nuevas cepas del virus de la influenza tan pronto se encuentre disponible. - Foto: iStock

vacunación

MinSalud lanza Jornada Nacional de Vacunación contra la influenza

Esta infección viral, que afecta principalmente las vías respiratorias altas, es de fácil transmisión, rápida propagación y de gran impacto en la población, debido a que puede causar complicaciones de importancia e incluso la muerte.

Este sábado 21 de mayo se lanza la Jornada de Vacunación Masiva contra influenza en todo el país, para lo cual el Ministerio de Salud y Protección Social (MinSalud) informó que llegaron 5.447.600 dosis (2.092.800 pediátricas y 3.354.800 adultos) que han sido distribuidas a todos los territorios.

“La influenza es una infección viral que afecta principalmente las vías respiratorias altas, de fácil transmisión, rápida propagación y de gran impacto en la población, debido a que puede causar complicaciones de importancia e incluso la muerte, especialmente en los grupos de alto riesgo”, informó Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención.

En muchas ocasiones, la infección por influenza requiere atención médica y hospitalización, contribuyendo a pérdidas económicas por incapacidades y aumento en la demanda de servicios de salud.

Aunque la influenza afecta a todos los grupos de edad, es más frecuente y genera mayores complicaciones en edades extremas de la vida, es decir, niños y adultos mayores. Asimismo, a mujeres embarazadas, personas con comorbilidades y talento humano en salud que labora en servicios de alta circulación de virus respiratorios”, agregó Bermont.

La infección simultánea de covid y gripa, denominada genéricamente flurona, no es una variante ni un virus.
Aunque la influenza afecta a todos los grupos de edad, es más frecuente y genera mayores complicaciones en edades extremas de la vida, es decir, niños y adultos mayores. - Foto: Getty Images

Por lo anterior, en Colombia la población priorizada para recibir esta vacuna es la siguiente:

  • Niños y niñas de seis a 11 meses de edad, quienes deben recibir dos dosis con un intervalo de cuatro semanas.
  • Niños y niñas de 12 a 23 meses de edad, quienes deben recibir una o dos dosis de acuerdo con su antecedente de vacunación contra influenza.
  • Mujeres gestantes a partir de la semana 14 de embarazo, quienes deben recibir una dosis.
  • Población de 60 años en adelante, quienes deben recibir una dosis cada año.
  • Personas de 24 meses a 59 años con diagnósticos de riesgo, quienes deben recibir las dosis así: niños de 24 a 35 meses, una o dos dosis de acuerdo con sus antecedentes de vacunación contra influenza. Las personas de tres a 59 años deben recibir una dosis.
  • Familiares y convivientes de los menores de 18 años con cáncer, quienes deben recibir una dosis cada año.
  • El talento humano en salud que labora en servicios de alta circulación de virus respiratorios debe recibir una dosis cada año.

La vacunación es la mejor manera para prevenir la influenza y sus complicaciones. Con ella se busca generar anticuerpos dirigidos contra un determinado tipo o subtipo del virus, por lo cual la vacuna disponible incorpora tres cepas diferentes, correspondientes a cada período de actividad de influenza. De acuerdo con el MinSalud, los biológicos son seguros y con riesgo bajo de eventos adversos.

La influenza es una enfermedad estacional (que se produce en una de las estaciones del año o que es propio de ella), vigilada permanentemente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el fin de identificar las cepas del virus que circularán en el trascurso del año en cada hemisferio (sur y norte).

Con esta información, cada año se desarrolla una nueva vacuna para proteger contra los virus de influenza que pueden causar la enfermedad.

Colombia forma parte del hemisferio sur, por lo que las vacunas se disponen en el segundo trimestre de cada año, teniendo en cuenta que se esperan picos de enfermedad respiratoria entre abril y octubre. Como la vacuna cambia cada año, la población debe protegerse anualmente contra las nuevas cepas del virus de la influenza, tan pronto se encuentre disponible.

Finalmente, el MinSalud invitó a las Entidades Administradoras de los Planes de Beneficio (EAPB) y Entidades Territoriales (ET) a implementar estrategias y tácticas para la búsqueda activa, identificación y vacunación de la población objetivo, en el marco de la gestión individual del riesgo.